X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de enero y se habla de fundesem CASO GÜRTEL SERIES seguridad vial

controversia sobre la planificación urbanística de alicante

La trinchera del PGOU: el PSOE retoma el catálogo; Compromís también rechaza el plan de Cantallops 

27/12/2017 - 

ALICANTE. El futuro de la planificación urbanística de Alicante también amplía la brecha entre los tres partidos de corte progresista que compartían responsabilidades de Gobierno hasta el pasado noviembre. Las diferencias de criterio sobre la cuestión que PSOE, Guanyar y Compromís habían tratado de disimular durante su etapa de gobierno en común se han acrecentado ahora hasta configurar un nuevo terreno para el enfrentamiento político a partir del nuevo rumbo que el PSOE pretende imprimir ahora para impulsar la redacción de un nuevo Plan General.

Como desvelaron el alcalde, Gabriel Echávarri, y la edil de Urbanismo, Eva Montesinos, durante sus intervenciones en el debate sobre el estado de la ciudad, el pasado viernes, ese nuevo rumbo parte de dos presupuestos básicos. El primero consiste en la apertura de una ronda de contactos con todos los grupos políticos, a partir del próximo mes de enero, para tratar de pactar el catálogo de protecciones: el documento por el que se determinan los elementos patrimoniales, naturales y paisajísticos susceptibles de quedar resguardados frente al desarrollo urbanístico y que debe servir de base inspiradora del nuevo Plan General. 

Según fuentes del equipo de Gobierno, el objetivo es mantener la propuesta elaborada por los técnicos de la Concejalía de Urbanismo, que no ha llegado a reunir hasta ahora los 15 votos necesarios (mayoría absoluta) para su aprobación en el pleno. El PSOE defiende la validez de esa propuesta ("se ha trabajado mucho y bien", se insiste) y tratará de buscar el consenso para su aprobación. Ahora bien, hasta el momento se desconoce si se producirá alguna modificación para atraer el respaldo de PP, de Ciudadanos (Cs) o de al menos uno de los dos ediles no adscritos, Nerea Belmonte y Fernando Sepulcre.

El equipo de Gobierno anuncia una ronda de contactos para consensuar el catálogo de protecciones rechazado por el pleno en mayo  

Y el segundo pilar fundamental de esa nueva hoja de ruta es el reseteo del proceso de redacción del nuevo Plan General. Ese proceso avanzará sobre la base del documento elaborado por el urbanista catalán Luis Cantallops, en lo que el primer edil definió como un intento de acortar plazos respecto a la programación con la que venía trabajando la denominada Oficina del Plan General puesta en marcha bajo la dirección de Miguel Ángel Pavón (Guanyar) al frente de la concejalía. Según Echávarri, los técnicos de esa oficina dispondrán de todos los recursos necesarios para trabajar en la nueva planificación urbanística para que Alicante se convierta en una ciudad de oportunidades capaz de atraer inversiones y generar empleo.

Como mínimo, esta segunda línea de trabajo ya ha generado el rechazo de Guanyar, que la considera un intento de desmantelar todo el trabajo desarrollado hasta ahora por la Oficina del Plan General, a la que el PSOE habría vaciado de contenido por "revanchismo" tras derivar a sus técnicos al servicio de Licencias en una clara apuesta por "la vertiente privada del urbanismo". Es más, la plataforma electoral que lidera EU insistió en que la memoria informativa en la que se basó el plan de Cantallops, de 2001, ha quedado completamente obsoleta y, además, no tiene en cuenta las novedades legislativas aprobadas desde entonces.

Ahora, Compromís se une también en ese rechazo. Su portavoz municipal, Natxo Bellido, insistió este martes en que "no tiene ningún sentido retomar el plan de Cantallops cuando se trata de un documento completamente desactualizado". "Desde Compromís defendemos que se debe aprovechar y potenciar el trabajo desarrollado por los técnicos municipales de la Oficina del Plan General desde el inicio del mandato; las fobias personales no pueden marcar el desarrollo de los proyectos importantes de Alicante, como lo es un nuevo Plan General", insistió. De ahí que instase al PSOE a dotar de medios a la Oficina del PGOU para que continúe desarrollando su labor como hasta ahora, bajo la dirección del arquitecto municipal, Manuel Beltrán.

Por lo pronto, el PSOE niega la mayor y sostiene que la Oficina del PGOU no se ha desmantelado: "Sólo se ha producido el traslado de sus técnicos desde su ubicación física, en un despacho del Paseíto de Ramiro, a las dependencias de la concejalía, donde tendrá a su disposición a todos los técnicos que se requieran", abundaron.                       

Noticias relacionadas

next