X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el informe sobre el mercado y el misteri empieza a crispar

Informe del Mercado de Elche: Compromís exige rescindir, PP duda de la imparcialidad y PSPV calla

17/04/2018 - 

ELCHE. Tal y como estaba previsto, el informe de patrimonio hecho por el técnico municipal del área que habían solicitado tanto el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) como el Ministerio de Cultura, ya está publicado en la web del Ayuntamiento. Un informe del que Compromís destaca el “jaque mate” que supone para el proyecto y exige la rescisión del contrato, mientras que desde el PP indican que es “cualquier cosa menos un informe imparcial”. En medio de la escalada de declaraciones que seguirán llegando al respecto estos días, el PSPV de momento prefiere guardar silencio. 

Un posicionamiento que vuelve a mostrar las dificultades con las que está lidiando el grupo socialista al respecto del proyecto del Mercado Central heredado de los populares, del que estaba en contra antes de entrar a gobernar, y que ahora le ha tocado gestionar siguiendo todos los trámites establecidos para su ejecución. Un silencio que se corresponde con la incomodidad de la situación, ya que puede ser que el informe ponga contra las cuerdas al proyecto, pero también porque el propio contenido del mismo puede dar pie a varias reflexiones “interpretables”, se ha comentado desde el seno del grupo. Algo que piensan claramente desde el Partido Popular, cuyo portavoz adjunto, Vicente Granero, asevera que el informe "está teledirigido políticamente desde el PSPV y Compromís y Salvem el Mercat".

Entre la espada y la pared

Estos últimos, Compromís, califican de “desagradable” la coyuntura, al ver cómo sus principales aliados en el tripartito han gestionado con opacidad los trámites del proyecto, ocultándoles pasos relevantes. Sin ir más lejos, el estudio, que se solicitó en enero y se supo de su existencia en marzo, está finalizado desde mediados de febrero. Una muestra más del cabreo de la coalición verde, que a falta de alguna actuación de la Conselleria —quien tiene potestad para intervenir en el proyecto, como hizo con Nuevos Riegos El Progreso—, de su mismo color, y que se podría estar cociendo, ahora interpela a sus socios para que actúen ya. Pero no directamente al alcalde Carlos González. Mireia Mollà intenta captar adeptos para la causa en el propio seno y la base del partido, planteando si la posición con respecto al proyecto es del PSOE o de Carlos (González): cuanto más tiempo dure el proyecto, más dinero pedirá la mercantil en el caso de llegar a los juzgados. 

En cualquier caso, puede que en las filas socialistas se vea algún cambio próximamente con este y otros asuntos, dado que este fin de semana es la asamblea local del partido, y un cambio en la dirección podría ser otro factor determinante de cara a la gestión del Mercado Central. Con todo, el PSPV, sobre quien recae la mayoría del gobierno y la concejalía de Urbanismo, sigue en una difícil papeleta: un proyecto que no le gusta y con el que ha de lidiar. El quid es cómo lo hace, si juega o no la carta de la rescisión a ver cómo sale o espera que la Conselleria u otra institución le rescate. Queda un año escaso para las elecciones y tiene que medir bien las posturas, igual que lo están haciendo sus socios, más agresivos conforme se van acercando los comicios. Si finalmente el proyecto sale adelante, es de esperar que les pase factura por la postura que defendía en 2015. De momento, el informe señala que el Misteri es mucho más que las propias representaciones, son las reuniones del Patronato, los ensayos y otro tipo de actividades que tienen lugar durante el año y en todo el entorno de Santa María. Se calcula que frente a la Casa de la Festa pasarían al menos 280 vehículos a la hora. 

Informe sesgado, según el PP

Mientras tanto, en el Partido Popular siguen con la misma posición, denuncian las “mentiras, zarandajas y cualquier excusa para paralizar el Mercado del tripartito. Ese informe es cualquier cosa menos imparcial”, criticaba taxativamente el portavoz adjunto Vicente Granero. También señala que no es casualidad que aparezca ahora este informe, “cuando salen oposición al proyecto de la Corredora por parte de vecinos y comerciantes”. Asimismo, recordó que el nuevo Mercado Central superó todos los trámites legales y la Generalitat y el Tribunal Supremo dieron el visto bueno. Además, señala que por el Carrer Major de la Vila, donde se ubica la Casa de la Festa, uno de los inconvenientes que señala el informe, ya había bastante tráfico con camiones y coches cuando funcionaba el viejo mercado y no había problema con el Misteri d'Elx. Dice también que este expediente se retrotrae a un informe de tráfico anterior al actual de la Corredora, señalando que ahora la calle Alfonso XII sí puede soportar tráfico, frente al anterior, que para no congestionarla se debía facilitar el paso por Carrer Major de la Vila.  

Por tanto, señala que van a pedir los informes con los que se consiguieron los Patrimonios de la Humanidad y del propio Palmeral, para cotejar que no se haya falseado información, ya que indica que este informe de patrimonio está plagado de “irregularidades” fruto de esa dirección política del mismo. Además, solicitarán una reunión con el Ministerio de Cultura para dar parte de la situación actual. En cualquier caso, Granero emplaza al equipo de gobierno a asumir las consecuencias de sus posiciones y que rescindan el contrato sin rodeos, para que finalmente sea un juez quien decida y asuman las consecuencias.

Sobre esas posibles consecuencias, que se traducirían en una hipotética indemnización para la empresa adjudicataria, Aparcisa en este caso, Mollà indicó que en Salamanca un gobierno del PP rescindió otro proyecto similar por un aparcamiento que iba a suponer mucho tráfico y poner en riesgo un patrimonio —una situación idéntica con al de Elche—. La empresa pedía 6 millones y finalmente en el pleito, el municipio acabó abonando a la empresa 400.000 euros.


Noticias relacionadas

next