X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

crisis de gobernabilidad en alicante

El PSPV retoma contactos con Compromís y Guanyar: 8 votos que no garantizan la investidura  

5/04/2018 - 

ALICANTE. La cúpula regional del PSPV y la alcaldesa accidental de Alicante, Eva Montesinos, reanudan este jueves las conversaciones con los grupos de la oposición -que ya se abrieron hace dos semanas- en busca de los 15 votos que resultan necesarios para garantizar el relevo del todavía alcalde, Gabriel Echávarri, por la número dos de la candidatura con la que el PSOE concurrió a las urnas en 2015: la propia Montesinos. Esos contactos se abordarán, en primer lugar, con la parte cómoda de la corporación: Guanyar y Compromís, exaliados del PSOE en el Gobierno hasta el pasado noviembre.

Como ha contado este diario, las dos formaciones ya han confirmado que facilitarán su respaldo a un candidato del PSOE, en el caso de que Echávarri formalice su dimisión, el próximo lunes, con la intención de cerrar el paso a un hipotético regreso del PP a la Alcaldía de la segunda ciudad de la Comunitat como lista más votada en las municipales de hace tres años. Se trata de una situación que podría darse en el caso de que no se alcanzase mayoría absoluta para investir a un nuevo alcalde socialista. 

Los dos encuentros se iniciarán a las 17:00 horas. Primero será el turno de Guanyar (al contar con mayor representación política en el pleno, con cinco concejales). Alrededor de la mesa se sentarán la propia Montesinos, el secretario de Organización del PSPV, José Muñoz, y el nuevo secretario general del PSOE en Alicante, Miguel Millana, además del portavoz municipal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, las ediles Julia Angulo y Marisol Moreno, y el portavoz de la mesa de coordinación de Guanyar, Guillermo Armengol.

Según las fuentes consultadas, Guanyar expondrá un primer documento con propuestas concretas que el candidato que el PSOE presente a la investidura deberá impulsar en lo que resta de mandato. Algunas de esas propuestas ya trascendieron tras el encuentro mantenido con el número 3 del PSPV: el impulso a los trabajos del Plan General o el refuerzo de las ayudas sociales, entre otras. En principio, según las mismas fuentes, esa relación de propuestas no será un condicionante imprescindible que los socialistas estén dispuestos a aceptar. Simplemente se responderá cuáles de ellos pueden ser materializables y cuáles no, pero no se planteará su posible ejecución a modo de negociación de contraprestaciones a cambio del respaldo político de Guanyar.

Los exsocios del PSOE plantearán la ejecución de proyectos del extinto tripartito que deberían desarrollarse en lo que resta de mandato  

Después llegará la cita con Compromís. En el encuentro participará una delegación de la ejecutiva local de los nacionalistas encabezada por su portavoz municipal y secretario local, Natxo Bellido, y por el vicesecretario local, Ismael Vicedo, además de los representantes socialistas ya citados. Igualmente, Compromís insistirá en la petición de inversiones pactadas (reconversión del antiguo matadero en un centro para startups, centro de interpretación de la Guerra Civil, etc.)  y en la ejecución de los planes transversales en desarrollo (plan ciudad, plan de inclusión social, etc.) antes de que se precipitase la ruptura del tripartito.

En ninguna de las dos citas se concretará nada sobre posibilidades de regreso al equipo de Gobierno. Las conversaciones, se insiste, quedan limitadas al respaldo a la investidura. La repetición de alianzas, en todo caso, se abordaría después. Y en ese escenario, ni en Guanyar ni en Compromís existe una decisión cerrada sobre la conveniencia o no de volver a tomar delegaciones a un año de las próximas elecciones municipales.

Sea como fuere, lo cierto es que con el previsible respaldo de los cinco concejales de Guanyar y los tres de Compromís, el PSPV y sus seis concejales seguirían sin tener garantizada la investidura de Montesinos: los socialistas seguirían necesitando el respaldo de al menos otro concejal para sumar mayoría absoluta. Como viene informando este diario, los contactos para lograr ese apoyo definitivo se reanudarán a partir del próximo lunes, una vez formalizada la anunciada marcha de Echávarri. De hecho, ese ha sido el requisito previo exigido tanto por los dos ediles no adscritos, Fernando Sepulcre y Nerea Belmonte, como por Ciudadanos (Cs). 

Hasta ahora, ninguno de esos tres protagonistas políticos ha dado a conocer cuál podría ser el sentido de su voto en el pleno de investidura. Sepulcre se ha limitado a revindicar su posición coherente desde el principio del mandato, tanto en el Ayuntamiento de Alicante (apoyó la investidura de Echávarri desde las filas de Cs) como en la Diputación (su voto fue decisivo para que el popular César Sánchez tomase posesión). Belmonte sigue reclamando desde el pasado diciembre que se le restituyan los mismos derechos políticos y económicos de los que dispone cualquier otro concejal de la oposición, aunque insiste en que ese reconocimiento no puede ser moneda de cambio de nada. Y Cs persiste en su posición al recalcar que son las fuerzas de la izquierda quienes han generado la crisis actual y, por tanto, las que tienen la responsabilidad de resolverla.

De la ronda de contactos sobre la investidura se excluye expresamente al PP, que mantiene su propuesta de moción de censura registrada ante notario y abierta a la firma de otros grupos de la oposición mientras no se materialice la renuncia de Echávarri.      

Noticias relacionadas

next