X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

proyecto en la plaza del puerto junto a la explanada

El PP carga contra el PSOE por la "chapuza" de la Oficina Turística del Consell y luego le busca encaje

7/06/2018 - 

ALICANTE. La oficina de información que el Consell pretendía convertir en el principal altavoz turístico de Alicante, en la Plaza del Puerto junto a La Explanada, ha acabado convirtiéndose en el epicentro de la pugna política entre PP y PSOE con la participación (o exclusión, según se mire) de Guanyar como protagonista secundario. Todo facilitado por la falta de comunicación entre distintas concejalías y por las distintas interpretaciones técnicas con las que se habría abordado el proyecto en relación a las condiciones de su estructura: fija o desmontable.

La controversia se abrió de manera oficial al mediodía de este miércoles a partir de un comunicado en el que la edil de Urbanismo, la popular Mari Carmen de España, denunciaba la "nefasta gestión" realizada por el anterior equipo de Gobierno, del PSOE, al sostener que esa infraestructura sufragada por la Agencia Valenciana de Turismo (AVT) con un coste final de 534.000 euros "incumple la normativa urbanística del Plan Especial del Puerto". En ese comunicado se responsabilizaba de manera directa de "esta nueva torpeza que vuelve a castigar a Alicante" a la extitular de Turismo y Urbanismo, Eva Montesinos.

De acuerdo con ese mismo comunicado, y según las fuentes municipales consultadas por Alicante Plaza, "la nueva oficina turística que se pretende levantar en la plaza del Puerto, frente a La Explanada, no se puede construir" porque el Plan Especial del Puerto no permite edificaciones sobre rasante en el emplazamiento en el que se proyectaba. La Concejalía de Urbanismo habría llegado a esa conclusión ahora -con su montaje ya adjudicado a la empresa Pramoram y a menos de 15 días de que se tratase de iniciar su instalación- al tramitar la petición de licencia de obra mayor presentada por la AVT, el pasado 21 de marzo.

En ese mismo comunicado municipal, se detallaba que nadie en Urbanismo había supervisado ese proyecto con antelación puesto que su redacción había sido tramitada y adjudicada a un gabinete de arquitectura desde el Patronato de Turismo, durante la etapa de Montesinos, sin contar con los técnicos municipales de Urbanismo, en el momento en el que el responsable de ese departamento era el portavoz municipal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón. El propio Pavón confirmó esa circunstancia, tras señalar que, de hecho, existía un primer proyecto, redactado por técnicos de la concejalía, en el que se planteaba ubicar la oficina de información turística en la glorieta ajardinada instalada junto a la Plaza del Mar. "Ese proyecto se descartó desde Alcaldía y desde la Concejalía de Turismo y no entendimos por qué", añadió.

Sea como fuere, ¿qué respuesta tuvo esa petición de licencia? Según pudo constatar este diario, el servicio de disciplina urbanística de la misma concejalía respondió que daba trámite a esa petición pero no como expediente de licencia de obra mayor, sino como licencia de obra menor, a a tenor de las teóricas características del proyecto: una instalación concebida en módulos desmontables. Con todo, en esa misma respuesta se añadía que se solicitaba "informe al Departamento Técnico de Control de Obras".

Según fuentes municipales, es en ese momento en el que se suscitan las dudas técnicas sobre las características del proyecto y cuando se analiza si es compatible con el Plan Especial del Puerto. Y la conclusión a la que se habría llegado es que no lo es porque -como se ha apuntado- en ese Plan Especial no se permite ninguna construcción sobre la rasante de esa plaza. Con todo, las fuentes consultadas precisaron que esa conclusión no figura por escrito en ningún informe técnico que esté terminado. Tampoco se ha firmado ningún decreto de denegación de la licencia solicitada, por lo que el proyecto no se ha rechazado ni se ha descartado.

En cualquier caso, en el comunicado municipal se alude a la ejecución de una obra de 90.000 euros para reforzar el aparcamiento subterráneo existente bajo la plaza del Puerto (según las fuentes consultadas, ejecutadas sin licencia) con el propósito de soportar el peso de la estructura. En esa misma nota informativa también se explica que existía un proyecto anterior para esa oficina con una superficie y un coste menor y se incide en la "ineptitud política de Eva Montesinos por dañar los intereses de Alicante", tras un recordatorio a las denuncias que el PP formuló sobre irregularidades en la contratación del servicio de ambulancias para los Juegos Escolares Municipales

¿Qué respuesta facilitó el PSOE? Negar toda anomalía. En un comunicado, los socialistas pidieron al PP "que deje de engañar a los ciudadanos y admita públicamente que prefiere boicotear las inversiones procedentes de la Generalitat anteponiendo sus intereses partidistas a los de los alicantinos y permitiendo que se pierdan 700.000 euros destinados a mejorar la infraestructura turística de la ciudad". Así, se insistía en que el proyecto tramitado por el Patronato Municipal de Turismo "fue supervisado por un técnico de urbanismo", que "se modificó varias veces para adaptarse a los criterios de la Autoridad Portuaria" y que "cumplía con todos los requisitos". 

En esta línea, se incidía en la ya referida respuesta a la petición de licencia cursada desde Urbanismo, en la que se explicaba que "no era necesario solicitar licencia de obra mayor porque se estaba tramitando como menor al tratarse de una estructura semoviente (que no es fija, es modular)". ¿Por qué el proyecto se tramitó directamente desde el Patronato de Turismo y no se impulsó desde Urbanismo? Según las fuentes consultadas, para tratar de agilizar su elaboración.

¿Cuál es la versión de la AVT sobre todo el conflicto? Portavoces oficiales preguntados por este diario confirmaron que solicitaron licencia de obra mayor al considerar el coste económico del proyecto y su volumetría. Con todo, incidieron en que se trata de una instalación desmontable, no fija. Según las mismas fuentes, en el proyecto queda definida como estructura semoviente. Como viene informando este diario, se trata de una instalación construida en aluminio que dispondrá de 480 metros cuadrados distribuidos en dos alturas.


Las mismas fuentes dijeron no entender por qué se ponía en duda ahora su instalación, cuando el Ayuntamiento no había puesto ninguna traba ni había requerido documentación adicional hasta el momento. De hecho, la propia directora general de Turismo, Raquel Huete, acudió este miércoles al Ayuntamiento para tratar de esclarecer cuál era el problema, después de que trascendiesen públicamente las supuestas dificultades. En esa reunión, según fuentes de la AVT, no se exigió ninguna documentación adicional y se acordó que se estudiaría una solución en el menor plazo posible.

La Concejalía de Urbanismo emitió un segundo comunicado en el que daba cuenta de esa reunión para asegurar que durante la entrevista "se ha tratado y expuesto el grave problema suscitado por la realización del proyecto en Turismo para la creación de una nueva Tourist Info que no ha sido supervisado por el departamento de Urbanismo, vulnerando así la normativa urbanística del Puerto en el proyecto licitado por la Generalitat Valenciana". Según ese mismo comunicado, "en el marco de la reunión tanto el Ayuntamiento de Alicante como la Generalitat Valenciana se han dado de plazo una semana y emplazado a trabajar conjuntamente durante este tiempo con el objetivo de encontrar la mejor solución para hacer viable la nueva Tourist Info".

"En este sentido Raquel Huete ha expresado su preocupación por ver peligrar esta inversión para Alicante, al tiempo que la edil de Urbanismo  le manifestó su interés en que este proyecto se lleve acabo a pesar de la 'chapuza' creada por la anterior concejal socialista, Eva Montesinos, cuya gestión ha conducido a esta situación completamente injustificable por parte del anterior equipo de gobierno".

Por el momento, no ha trascendido en qué podría constituir esa posible solución para tratar de dar encaje a la instalación. En principio, resultaría necesario que los técnicos municipales evalúen si el proyecto presentado es realmente una estructura desmontable, no una edificación, como sostiene el PSOE y la AVT.

Noticias relacionadas

next