X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

conselleria reclama un expediente que pidió hace un año

Cultura requiere información sobre la protección de los Baños Árabes del Mercado un año después

23/11/2017 - 

ELCHE. El Mercado Central sigue trayendo cola, y la seguirá trayendo como está previsto, tras la fehaciente falta de documentos del proyecto relacionados con el nuevo inmueble y con algunos ámbitos que rodean al mismo. Hace precisamente menos de una semana, el Institut d’Estudis Comarcals del Baix Vinalopó preguntaba dónde estaba toda la documentación que pidió la Dirección General de Cultura y Patrimonio hace un año con lo referente al Mercado Central. Entre ellos, el de proyecto de restauración y puesta en valor de los baños árabes a través de la figura de Bien de Relevancia Local (BRL), una actuación que instó a que se realizase en septiembre de 2016. Ahora, un año después, Carmen Amoraga, la directora general, vuelve a preguntar por dicho expediente.

Uno de los integrantes del Grupo en Defensa del Patrimonio Local entregó un escrito a Conselleria para conocer los trámites en los que se encontraba esta reclamada puesta en valor, además de la fase en la que se encontraba el procedimiento de evaluación de la posible declaración de estos restos como Bien de Interés Cultural (BIC). La respuesta de Amoraga ha sido que después de un año, tras el compromiso formal en septiembre de 2016 del Ayuntamiento de Elche de iniciar los trámites a la modificación del Plan Especial de Protección de edificios y conjuntos del término local, para incluir los baños como BRL —con la categoría de Monumento de Interés Local—, no saben nada del asunto. Por ello van a proceder a solicitar información al Consistorio sobre el desarrollo de dicho expediente.

Asimismo, sobre la posible declaración de los baños como BIC, será necesario esperar a la finalización de la actuación arqueológica en la totalidad del edificio para valorar si se debe iniciar el procedimiento de incoación del BIC. En cualquier caso, Amoraga firmó personalmente el requerimiento de iniciar los trámites para que los baños entraran dentro del catálogo como Monumento de Interés Local el 23 de junio del pasado año, algo que desde este colectivo indican que sólo se supo tras su contacto con ella. En ese texto, también se hablaba de la “inmediata paralización con carácter cautelar de cualquier intervención que afecte a la integridad del inmueble”. Tras hacerse pública esta solicitud, el Consistorio se comprometió a iniciar dichos trámites. 

De esos restos ubicados en la Plaça de la Fruita y enfrente del Mercado, sólo están visibles una parte el vestíbulo y las salas fría, templada y caliente. Desde el colectivo señalan que bajo el asfalto quedan aún las porciones restantes de algunas de ellas, como la caldera, la leñera y el horno. En las actuales catas arqueológicas, las terceras, parece que de momento ha salido a la luz un aljibe, aunque aún es pronto para valorar ese y otros restos que se prevé encontrar. Pero hay que tener en cuenta que además del perímetro del edificio, afectará a la totalidad de los Baños Árabes

Claroscuros durante todo el proceso

Por otra parte, desde este grupo recuerdan que en la sesión plenaria de junio del año pasado, tras el requerimiento de la Dirección General de Cultura y Patrimonio, el pleno impidió que la Concejalía de Cultura iniciase los trámites para conseguir dicha declaración de los Baños Árabes. Sólo votaron a favor Compromís e Ilicitanos por Elche, mientras que se opusieron el resto. Tanto el Partido Popular como Ciudadanos señalaron en aquella sesión que la declaración del conjunto patrimonial buscaba poner trabas en el proyecto del nuevo Mercado Central.

En lo referente a la documentación solicitada por el Institut d'Estudis Comarcals, no se les ha entregado el proyecto definitivo del nuevo Mercado Central, el proyecto de restauración y puesta en valor de los baños árabes, los informes técnicos emitidos por los órganos competentes de la administración local, ni el Plan Especial BIC del Conjunto Histórico para que unifique la delimitación de protección de con el de la Vila Murada. Unos documentos a los que de momento ningún colectivo ha podido acceder y de los que el Consistorio no se está pronunciando durante el proceso. En definitiva, documentos de los que poco se sabe, como hasta hace poco pasaba con el informe de tráfico del PRI del mercado, que nunca existió. 

Noticias relacionadas

next