X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de noviembre y se habla de financiación autonómica CONSUM ELCHE ARENALES DEL SOL

impugnaciones contra la regulación de horarios comerciales para alicante  

Avalancha de recursos contra las aperturas en domingo del Consell a expensas de Compromís

La Concejalía de Comercio abre camino con una primera impugnación a la ZGAT estacional de Alicante. El Corte Inglés y Anged preparan sus propios recursos y otros tres centros comerciales (Plaza Mar 2, Gran Vía y Puerta de Alicante) estudian seguir sus pasos: "La autorización se ha quedado corta" 

2/09/2017 - 

ALICANTE. La regulación de los horarios comerciales acordada por el Consell para la ciudad de Alicante comienza a recibir muestras de contestación de los actores implicados: empresas y/o asociaciones del sector y la propia administración pública y/o los partidos políticos representados en ellas. Y todo apunta a que sus impugnaciones serán más de las que se podría esperar inicialmente. La Conselleria de Economía, a través de la Dirección General de Comercio, abrió formalmente el plazo de un mes para la presentación de recursos de alzada contra su propuesta de Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) el 23 de agosto. Entonces, sus responsables ya daban por descontado que, como mínimo, el Ayuntamiento de Alicante reclamaría la derogación de la fórmula estacional acordada: libertad de apertura en domingo entre el 15 de junio y el 15 de septiembre en toda la ciudad, al margen de la fachada litoral, que mantiene su margen hasta finales de septiembre y también durante la Semana Santa. En suma, ese régimen establece 22 domingos aperturables para el gran comercio (la legislación faculta a las pequeñas tiendas a abrir a voluntad) asentado en cualquier punto del término municipal y no solo los de la zona Centro, como venía ocurriendo prácticamente de forma continua desde 2013.

Comercio contaba con esa impugnación porque tanto el alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, como la nueva edil de Comercio, Gloria Vara, la habían anunciado tras conocer el rechazo a las alegaciones municipales a la propuesta del Consell. De hecho, ambos dirigentes anticiparon su intención de llegar hasta el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) mediante la interposición de un contencioso en el caso de que resultase necesario. Como ha publicado Alicante Plazaese anuncio de impugnación se materializó este viernes a iniciativa de la Concejalía de Comercio con una particularidad relevante: no hubo ningún tipo de debate interno previo en el seno del equipo de Gobierno (PSOE, Guanyar y Compromís), según confirmaron fuentes del tripartito. "Ha sido una decisión impulsada desde la concejalía que está en manos del PSOE", insistieron las mismas fuentes.  

El recurso de alzada, de diez páginas, insiste en varios de los argumentos esgrimidos hasta ahora desde la Concejalía de Comercio. Entre ellos, la vulneración de la lealtad institucional, del principio de autonomía municipal y de las competencias que la legislación atribuye al Ayuntamiento para decidir en materia de comercio. Pero también incluye elementos nuevos. El más simple, que la regulación del Consell sólo tiene en cuenta los domingos del periodo 15 de junio-15 de septiembre, sin incluir los festivos (como el 15 de agosto); olvido que el recurso emplaza a corregir. El más complejo, que -según el recurso- el Consell no habría tenido en cuenta que, de modo tácito, había aprobado la ZGAT del Centro propuesta por el Ayuntamiento de Alicante en noviembre de 2016 (mantener la libertad de horarios solo en el Centro) por silencio administrativo positivo (lo que vendría a traducirse como una falta de contestación oficial en plazo). Según el escrito municipal, el Consell no podría contradecir ahora esa aprobación implícita con otra resolución en sentido distinto.

El recurso también remarca que el Consell no puede excusarse para acordar una regulación de horarios al margen de la propuesta planteada desde Alicante en que el Ayuntamiento pudo obviar en sus alegaciones la sentencia de noviembre de 2016 que reconoce a tres centros comerciales (Plaza Mar 2, Gran Vía y Puerta de Alicante) su derecho a ser incorporados en una ZGAT. Según el recurso, el Ayuntamiento ha defendido siempre que se dé cumplimiento provisional a esa sentencia y vuelve a incidir en ese carácter temporal (no definitivo), ya que ese pronunciamiento judicial está pendiente de la resolución del recurso municipal presentado ante el TSJ. De hecho, por ese mismo factor, expone que no se puede permitir la apertura de todos los centros comerciales de la ciudad de forma definitiva sin tener en cuenta que el TSJ podría revertir esa situación.

Y, por último, el recurso pide la suspensión de la regulación horaria acordada por el Consell porque se fundamenta en un acto nulo (según el recurso, la aprobación de una ZGAT que contraviene otra previamente aprobada por silencio) y porque supone perjuicios de imposible o difícil reparación. Esta última circunstancia vendría dada por tres circunstancias. Primero, porque la resolución se publicó el 23 de agosto y comienza a tener efectos el 15 de septiembre, sin que los comerciantes dispongan de plazo (menos de un mes) para adaptarse a la nueva situación. Segundo, porque la resolución supondrá la extinción de los contratos firmados (se calcula cerca de 400) para dar cobertura a las aperturas en domingo con el consiguiente daño para los comerciantes que puede suponer el correspondiente pago de indemnizaciones. Y tercero, porque no se tiene en cuenta el impacto que supone "para la economía de la ciudad y su imagen" no haber previsto la posibilidad de abrir durante la celebración de la Volvo Ocean Race, lo que afecta a tres festivos: el 12, 15 y 22 de octubre. Según el recurso, la demanda que supone la gran afluencia de público que se espera recibir en los días de desarrollo del evento no pueden cubrirla "solamente los establecimientos de menos de 300 metros, en el caso de que estuvieran dispuestos a abrir de una forma muy representativa, durante los festivos y con un amplio horario".

Las otras impugnaciones

Al recurso impulsado desde el Ayuntamiento, se añadirán casi con toda probabilidad al menos otros dos. Uno de ellos correrá a cargo de El Corte Inglés. Su director en Alicante, Juan Cabello, confirmó este viernes en declaraciones a Radio Alicante que la posición de la cadena de grandes almacenes en Alicante es la de solicitar que exista libertad comercial durante todo el año y en toda la ciudad y que no podía entender que se impusiese el cierre. Lo cierto es que esa posición contradice las manifestaciones que portavoces oficiales de la cadena formularon a Alicante Plaza en junio, al asegurar que El Corte Inglés se allanaría a la regulación del Consell. De hecho, en esa línea, los grandes almacenes no presentaron alegaciones cuando la Dirección General de Comercio abrió el plazo para oponerse a su propuesta de regulación, como sí hicieron las asociaciones locales del sector, los centros comerciales de Alicante, los sindicatos o el propio Ayuntamiento.

Radio Alicante también dio cuenta este viernes de la intención de la Asociación Nacional de Grandes Superficies (Anged) de presentar su propio recurso de alzada contra la nueva ZGAT acordada por el Consell. Su decisión, en parte, también era esperable, ya que también alegó contra la propuesta de regulación horaria y, como el Ayuntamiento, solicitó la libertad de apertura durante todo el año.

A esos tres recursos (Ayuntamiento, El Corte Inglés y Anged) podría añadirse un cuarto, firmado por los tres centros comerciales a los que el juzgado de primera instancia reconoció su derecho a formar parte de una ZGAT. Portavoces consultados precisaron que los equipos gerenciales de los tres complejos (Plaza Mar 2, Gran Vía y Puerta de Alicante) mantendrán un encuentro de trabajo la próxima semana para estudiar la nueva situación y decidir si se presenta un hipotético recurso conjunto. Es un asunto a debatir, pero las fuentes consultadas avanzaron como valoración de partida que la regulación establecida (15 de junio a 15 de septiembre) sabe a poco y que se habría quedado "algo corta". "A nuestro entender se debería haber ampliado al menos como en la ZGAT de la fachada litoral, con la Semana Santa", apuntaron. 

Las mismas fuentes apuntaron que la respuesta durante el verano ha sido más que positiva, con cifras medias de más de 20.000 visitantes en algunos complejos durante las jornadas dominicales, lo que, aseguraron, reafirma que la apuesta por abrir en festivo es rentable. Según los portavoces consultados, el problema adicional es ahora la extinción de los puestos de trabajo que se habían concertado para cubrir esas jornadas que pueden dar lugar al pago de cuantiosas indemnizaciones, aunque muchos de ellos hayan sido con una duración temporal.

Al margen de los interesados directos, que han participado en toda la tramitación de la nueva ZGAT, también podría sumarse al proceso el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Alicante con un quinto recurso de alzada. Su portavoz, Luis Barcala, precisó este viernes que su formación estaba valorando esa posibilidad. Para ello, deberá precisar si tiene capacidad o legitimidad para registrarlo, al no haber estado personado en el procedimiento hasta ahora. Por lo pronto, los populares ya han anunciado una iniciativa plenaria para que la corporación municipal vote a favor de la extensión de las aperturas del comercio durante la celebración de la Volvo. 

Compromís aún sopesa solicitar un consejo local de Comercio para plantear una regulación alternativa previo pacto con el sector

La réplica a la regulación del Consell podría llegar incluso a través de una segunda vía: el debate de una nueva propuesta de ordenación horaria planteada a través del Consejo Local de Comercio a iniciativa del grupo municipal de Compromís. Su portavoz, Natxo Bellido, confirmó a Alicante Plaza que se sigue barajando esa posibilidad. "Hasta ahora nadie ha planteado esa convocatoria con una propuesta para que se debata y se pacte con todos los interesados, cuando es una alternativa que podría explorarse y que nosotros seguimos contemplando", apuntó. "Tampoco nadie ha planteado nada, en los dos años que llevamos debatiendo sobre el tema hasta ahora, sobre la posibilidad de que se abra los festivos durante la celebración de la Volvo cuando es una cuestión que el Consell ha dicho que se puede plantear y estudiar", insistió. "Lo que está claro es que no se puede interpretar el interés del conjunto de la ciudad como si fuera el de una empresa, el de un centro comercial o el de las grandes superficies; que nadie lo confunda", apostilló.                    

Noticias relacionadas

next