Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

acuerdo en comisión de hacienda, pendiente del pleno del viernes

Vox ratifica su abstención y allana el camino al primer presupuesto del bipartito de Alicante

19/05/2020 - 

ALICANTE. El presupuesto del Ayuntamiento de Alicante para 2020 supera un nuevo paso para su aprobación definitiva. El grupo municipal de Vox ha ratificado este martes, en comisión informativa de Hacienda, la abstención por la que se decantó en el pleno de aprobación inicial de la propuesta, el pasado 30 de marzo, lo que permite que el primer proyecto presupuestario del bipartito (PP y Cs) se encarrile hacia su entrada en vigor tras el pleno extraordinario previsto para este viernes, como había avanzado Alicante Plaza

Los tres grupos de la oposición que conforman el eje progresista, PSPV-PSOE, Unides Podem y Compromís, han votado en contra, después de que se haya propuesto la desestimación de los 13 bloques de alegaciones presentadas a la planificación económica durante el periodo de exposición al público. Así, la propuesta ha quedado dictaminada favorablemente por 14 votos a favor (los de PP y Cs) frente a 13 en contra y dos abstenciones (la de los dos ediles de Vox), lo que conlleva una aprobación por mayoría simple. Salvo cambio de opinión improbable, ese resultado se reproducirá en el pleno dentro de tres días.

La propuesta de planificación económica quedó aprobada de manera inicial el pasado 30 de marzo, en el primer pleno telemático de la historia del ayuntamiento como consecuencia del confinamiento. Su importe asciende a 261.997.771,58 euros, un 1,68% más que el de 2019. La edil de Hacienda, Lidia López, ha resaltado a través de un comunicado, respecto a las previsiones de las cuentas, las partidas contempladas en los capítulos 6 y 7 de inversiones y transferencias de capital para actuaciones de la EDUSI con 8 millones, de los que 6 se dedicarán a inversiones. López ha resaltado que la inversión consolidada alcanzará los 16,7 millones de euros en estos presupuestos.

Las cuentas se incrementan en 4.328.559,31 euros sobre 2019 "en un contexto de reducción de la deuda financiera, que caerá a finales del 2020 un 19% de los 17,5 a los 14,1 millones de euros, y en el mantenimiento de la bajada del 5% del IBI y otros impuestos, lo que se traduce en un ahorro para el conjunto de los vecinos de Alicante, que van a disponer este año 4,8 millones más de euros provenientes de la reducción de impuestos municipales", según resalta el mismo comunicado.

La votación en comisión de Hacienda ha evidenciado el cambio de posición de dos grupos políticos que se abstuvieron en el debate de aprobación inicial: PSPV-PSOE y Compromís. En ambos casos, se viene justificando el cambio de criterio a lo largo de las últimas horas ante el rechazo del equipo de Gobierno a abrir un proceso de diálogo en el que poder consensuar medidas municipales frente a la crisis generada por el coronavirus.

La vicealcaldesa y portavoz del bipartito, Mari Carmen Sánchez (Cs), ha señalado al respecto, durante su comparecencia telemática celebrada para informar sobre los asuntos tratados en Junta de Gobierno, que la actitud de PP y Cs seguía siendo la misma que la se manifestó en el pleno de marzo y que "deben ser quienes han cambiado su posición los que deberán explicar qué motivos tienen". Así, no se ha pronunciado abiertamente sobre si considera que no se está teniendo en cuenta las propuestas formuladas por los grupos de la oposición.

De hecho, el grupo socialista sí ha dado a conocer las razones de su cambio de posición respecto al pleno de marzo, a través de un comunicado posterior. A juicio del PSPV-PSOE, "una vez más el equipo de Gobierno que preside el señor Luis Barcala no ha cumplido su compromisos de negociar y estimar parte de las modificaciones que reclamaba el Grupo Municipal Socialista y la propia ciudadanía para apoyar los presupuestos de 2020. En un principio, nuestro voto fue abstención, pero en el pleno del próximo viernes votoramos en contra porque el PP no ha sido capaz de adaptar unas cuentas municipales -que nacían muertas- a la crisis de emergencia social y económica que padece Alicante por culpa del Covid 19", ha asegurado el portavoz socialista, Paco Sanguino.

En el transcurso de la comisión, el PSPV-PSOE ha trasladado su malestar por no haber contado con la ciudadanía al no estimar ninguna de sus alegaciones. Para el PSOE es "inadmisible", máxime en estos tiempos de crisis social y económica, no escuchar las legítimas reclamaciones de los alicantinos. Este comportamiento del señor Barcala es "inapropiado" y provoca que el alcalde se quede solo con el apoyo de Cs, ya que el resto de partidos, salvo Vox que se abstiene, votará en contra.

En esta línea, el comunicado recuerda que "en un ejercicio de responsabilidad, el grupo socialista se abstuvo en el pleno del pasado 30 de marzo donde se sometió a debate el proyecto de presupuestos de 2020". Según las mismas fuentes, Sanguino insistió entonces en que todo el capital migrara hacia la emergencia social dentro de un "gran plan" para 2020 y 2021, "plan que debía de ir de la mano de los grupos políticos, empresarios, sindicatos, juntas de distrito...".

Según el comunicado, el líder socialista pedía a Barcala "que estuviera a la altura para devolver la mano que tendía el PSOE y que no se enrocara en el partidismo. Incluso la propia edil popular de Hacienda, Lidia López, decía, con escaso convencimiento, que aprobar estos presupuestos era la mejor opción a sabiendas de que esas cuentas municipales no eran la solución que necesitaba Alicante, como lo demuestra el hecho de que los tres partidos progresistas en el Ayuntamiento se van a oponer el próximo viernes".

En esta línea, según las mismas fuentes, "incluso el exedil del Hacienda, Carlos Castillo (PP), con menos concejales, logró más apoyo a sus últimos presupuestos que ahora este equipo de gobierno. La edil de Hacienda ha demostrado que no tiene ni voz ni voto en su concejalía porque no ha habido ni un solo acercamiento ni signo alguno de acordar nada. No nos extraña cuando en la propia presentación del proyecto ni siquiera le dejaron abrir la boca", ha añadido Sanguino.

Además, ha afirmado que Barcala solo contará con los votos de sus 'socios' de Ciudadanos y la abstención de Vox. "Con esta aprobación PP y Vox se quedan solos en la foto de Colón, ya que el PP nunca defendió a su socio de gobierno en su ataque a los derechos LGTBI, sino que se puso de perfil. Sin embargo, cuando nosotros sugerimos al alcalde que dejara fuera a Vox por su comportamiento antidemocrático, ahí sí salió Barcala en defensa de Vox. Nos alegramos mucho de que Ciudadanos no haya cedido y haya mantenido la defensa del colectivo LGTBI", ha afirmado Sanguino.

Con todo, según Sanguino "lo más grave es que Barcala incumple sus compromisos no solo con los grupos municipales, sino con los vecinos, al desdeñar la participación ciudadana rechazando todas sus alegaciones, en el momento más difícil de la historia reciente de Alicante. El alcalde ha sido incapaz de consensuar con el resto de partidos y los diferentes sectores de la sociedad alicantina, una hoja de ruta para combatir la emergencia social. Además, Barcala ha utilizado la excusa de votar a favor que no podía contar con el remanente, pero esa excusa se le ha caído al poder contar con él gracias al gobierno. Sin embargo,  a estas alturas del año todavía no se nos ha contestado cuál es la cifra final del remanente, no siquiera una aproximación cabal", ha insistido.

Propuestas del PSOE

El comunicado abunda en que el portavoz socialista presentó "un paquete de medidas que afectaban al área económica, social, de la mujer, asistencia a personas, empresas, a personas sin hogar, recuperación de comercio, higienización de las calles... Pedía la creación de un fondo de emergencia social y económica por un importe de 9,8 millones de euros para atender las necesidades provocadas por la covid-19, así como la grave repercusión en la actividad de la economía productiva de bienes y servicios en la ciudad de Alicante y su entorno".

La cifra propuesta era la resultante de "una minoración de partidas de las distintas concejalías cifrada en 6,5 millones de euros, y del aplazamiento, al ejercicio 2021, de las amortizaciones del principal de los préstamos contraídos por el Ayuntamiento para este ejercicio. Ello suponía disponer de 3,3 millones de euros adicionales, según el PSOE.

A juicio del grupo socialista, "las graves consecuencias de la pandemia necesitan ayudas de emergencia social, pero también proponíamos el impulso del tejido productivo de pequeños negocios de autónomos, micro empresas y pymes; impulso del emprendedores, ayudas a la creación de empresas; un fondo de participación financiera para apoyo a los recursos propios de iniciativas empresariales en el ámbito local preferentemente en empresas de base tecnológica e innovadoras. Pero para este equipo de gobierno no sirve nada, ni de las propuestas nuestras ni la de la ciudadanía", ha subrayado Sanguino.

Noticias relacionadas

next
x