Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

25 y 26 de septiembre en la la Sede Universitaria de la uA

Unicómic celebra su edición más universitaria, historiográfica y pedagógica

25/09/2020 - 

ALICANTE. Sería una perogrullada decir aquí que el cómic atraviesa un gran momento, tanto creativo como de público y eventos. Sería otra obviedad decir que en la Comunitat hay grandes autores y autoras, y que incluso las instituciones están volcadas en el noveno arte. Y dentro de todo este clima, por fin, positivo para el cómic, Alicante y su Unicómic destacan por su calidad, cariño y longevidad. “Nació en marzo de 1999, y no ha faltado a su cita anual en estos 22 años”, comenta Joan Miquel Rovira, coordinador de las Jornadas. Nos remontamos junto a Rovira a cómo fue el germen de Unicómic. “En sus inicios se organizó con el ímpetu de unos aficionados que en esos momentos estudiaban en la universidad de Alicante, y que formaban parte de dos asociaciones tan dispares como EL Club Star Trek de Alicante y Universitarios Progresistas, y que luego crearon la asociación de Unicómic”, señala.

Siendo casi pioneros, el formato se tuvo que crear de la nada con todo el cariño y profesionalidad. “En los primeros años el modelo que se sigue es el que se basa más en el formato en donde prima el trato cercano con los autores y autoras, y no tanto las grandes colas buscando firmas como es el modelo de las Jornadas del Cómic de Avilés, y ha ido evolucionado a ese formato en donde la parte académica es fundamental junto con ese encuentro y trato con autores y autoras”, comenta el coordinador. Y en cuanto a nombre, por Unicómic han pasado los más grandes.

“Al ser este tipo de formato, la gente se sorprende de los nombres que han pasado por nuestras Jornadas, como los internacionales Chris Claremont, David LLoyd, Mark Bukinghan, Gary Frank, Mike Kaluta. Entre muchos o los grandes nombres del Cómic Español Carlos Gimenez, Paco Roca, Laura Pérez Vernetti, El Torres, Sento, Pura Campos, Pablo Auladell, Ana Miralles, o aquellos que en estos momentos triunfan en las grandes editoriales estadounidenses Salva Espín, Sergio Dávila, Jorge Jiménez”, recuerda.

Este año pasarán los días 25 y 26 de septiembre por la Sede Universitaria gente como, Román López Cabrera con su novela gráfica, Memoria de una guitarra, que estará el 25 a las 17:30 horas. La novela narra la historia de un cantautor en la época franquista llamado Pepe Soller, con un claro parecido al histórico Paco Ibáñez. “Efectivamente, la idea inicial fue la de hacer un cómic sobre Paco Ibáñez”, apunta López. “Hace como 5 años se lo propuse a Julia, su compañera, pero no pudo ser por la cantidad de proyectos que tenían en danza, y acabé desechando la idea”, se lamenta.

López recuerda a aquellos cantautores que luchaban contra el franquismo con la cultura, con sus letras y su música como bandera. “Un par de años más tarde se me ocurrió que aquel rechazo podía ser beneficioso: podía reconducir el proyecto y, a través de mi propio personaje, abrir más el espectro y contar de forma más amplia cómo era ser cantautor protesta en aquellas épocas, sin necesidad de adscribirme y limitarme a una biografía concreta, sino tomando un poco de aquí y de allá”, comenta el dibujante.

Unicómic homenajea este año al dibujante alicantino, Antonio Escolano fallecido el año pasado. “Con Antonio hemos tenido relación desde hace varios años, fue uno de los impulsores de CiA (Colectivo de Autores de Cómic e Ilustradores de Alicante) que fueron invitados en alguna ocasión a nuestras Jornadas, además él ha participado en varios eventos del Aula de Cómic que también organizamos como por ejemplo cuando presentó  Azorín: un monover universal en la facultad de educación, una de sus últimas obras”, recuerda Rovira. “Cuando falleció el pasado año teníamos claro que queríamos hacer algún tipo de homenaje en nuestras jornadas y hablando con Vicente Damián, con el que colaboramos habitualmente y que ha sido uno de los autores que más ha trabajado con Antonio los últimos años”, comenta.

El cartel de Unicómic de esta edición también homenajea a uno de los pioneros en Alicante como era Antonio. “Pensamos por una parte en una mesa redonda con sus amigos, pero también el Cartel que han realizado Vicente Damián y Juan Soler, primo de Antonio y uno de los colaboradores habituales durante toda su larga trayectoria. El Cartel trata de ser homenaje a esa época del cómic en donde Antonio destacó y a las propias obras en las que colaboró”, apunta. “Antonio era uno de esos viejos artesanos del cómic que podía explicarte todo el trabajo que suponía antes realizar una página de cómic, su larga trayectoria ligada a la de Juan Soler, y vinculada a nombres como Jordi Franch, Demetrio Sánchez y Fuentes Man, incluye años de trabajo para diverso países como Inglaterra, Estados Unidos, Alemania, Suecia, Italia, etc o en España por ejemplo en el “Pequeño País”. 

Es triste ver cómo a muchos autores se les ha olvidado u omitido en el desarrollo de cualquier disciplina como precursores, gente que estaba en la vanguardia, algo no exclusivo de Alicante. Ahora, que como ya hemos mencionado, estamos en una época feliz en el sector, al menos en cuanto a cantidad y calidad en la producción y en el acercamiento del público, es el momento de echar la vista atrás y recordar la figura de los iniciadores. “Esa larga trayectoria no ha tenido posteriormente un reconocimiento real, seguramente  por la coyuntura de la época, donde estos artesanos del cómic y la ilustración eran tratados más solo como mano de obra de una cadena de producción que como los artistas que eran. La mesa redonda servirá para repasar su trayectoria y su vida, comenzará con una semblanza por parte de Pedro F. Navarro, y continuará con la mesa redonda en donde además de Vicente Damián”, señala el coordinador de las jornadas.

Unicómic tiene un marcado carácter universitario, historiográfico y pedagógico. Conectar a la institución con los lectores, editores y autores podría parecer arduo y complicado, pero Unicómic lo ha conseguido. “La importancia de los estudios universitarios, marcan en cierta manera la evolución de nuestras jornadas, cuando nacen hace 22 años era todavía difícil encontrar estudios, artículos o referencias académicas, y en la actualidad ya encontramos, congresos, Jornadas y muchos trabajos universitarios en torno al cómic, y es un orgullo en parte ser pioneros en mantener cada año esa vinculación”, comenta Rovira.

Toda disciplina artística, cultural e histórica precisa de estudios sobre ella, análisis y divulgación para lograr un estatus. Olvidar esa parte sería negar la realidad de una disciplina cultural con sus propios códigos y singularidades. “Lo que empezó los primeros años con espacios dentro de las jornadas en donde se hablaba de Historia y Cómic, Literatura y Cómic, ha ido evolucionado en mañana enteras dedicadas al estudio de autores y autoras o a seminarios de investigación, esa evolución fue creciendo con la implicación de los departamentos de Innovación y formación didáctica y el departamento de Filología Catalana, la creación del CLUECA (Club Universitario de Cómic y Álbum Ilustrado), y posteriormente del Aula de Cómic en la Sede Universitaria, y que por último ha sido la celebración en 2018 del I Congreso Internacional de Estudios Universitarios sobre el Cómic con una enorme acogida y que en marzo de 2021 celebrará su segunda edición”, señala el coordinador.

El vínculo es necesario no solo para la subsistencia de las Jornadas, sino para continuar con el desarrollo del mundo del cómic en el ámbito académico y pedagógico. Transformalo en una herramienta pero también en una materia de estudio. “Ha sido una vinculación que ha ido evolucionado de manera natural, y que lógicamente desde los primeros años podrías encontrar personas en la Universidad que no entendieran que se apostara tan firmemente por nuestras Jornadas en la Universidad, o se tratara solo de manera anecdótica o como subcultura, por eso siempre hay que agradecer a todas aquellas personas que nos han apoyado institucional y económicamente, especialmente a todas las personas que han tenido responsabilidad en el Antiguo Vicerrectorado de Extensión Universitaria ahora de Cultura y del Consell d’Estudiants”, apunta.

Román presentará la novela gráfica, Memoria de una guitarra, el viernes de un modo especial. “Aprovecharé la habitual infraestructura a que acostumbran en Unicómic para proyectar imágenes, que es algo que no siempre puedes hacer”, comenta el autor. No solo será la presentación del cómic sino que López también mostrará el proceso de creación, haciendo el evento más didáctico. “Así, hablaré de viñetas o escenas concretas, podré mostrar el proceso evolutivo de algunas páginas, desde el layout, pasando por los lápices, la tinta hasta el acabado final”, apunta.

Y tratándose de un libro sobre música, también la presentación versará sobre ella. “Por supuesto, como no puede ser de otra forma, se hablará de música, de historia, de influencias…, y, con suerte, la gente se anime a preguntar, que suele ser mi parte preferida. Además, será la primera presentación que haga, por culpa de la pandemia, por lo que, con toda seguridad, la cogeré con ganas”, dice.

En Memoria de una guitarra se hace mención a cantautores en otras lenguas del Estado. “No podía hacer un cómic sobre la canción protesta durante la Dictadura, y que la Nova Cançò no tuviese un espacio importante (de ahí el personaje de Carolina); pero tampoco quería obviar que la canción de autor tuvo sus respectivos movimientos, con sus respectivas idiosincrasias. Paco Ibáñez lleva años llevando a cabo una cruzada para reivindicar todas las lenguas del País. Canta en euskera, en galego, en catalán…; quería que Pepe reflejara también eso”, comenta. Y sin duda, también ha habido referentes de la Comunitat. “En cuanto a qué referentes he tenido en la Comunitat, por supuesto, Paco Ibáñez encabezaría esa lista, pero no podrían faltar Raimon, el inmenso Ovidi Montllor; también Adolfo Celdrán…”


El COVID ha destrozado muchas iniciativas, otras sencillamente no las ha dejado nacer; se ha llevado por delante músicos, cantantes y también dibujantes. “El mundo de las editoriales es ya un mundo difícil, ni las que podemos considerar más grandes por el material que editan están exentas de dificultades, y ahora mucho más, y luego existen muchas editoriales que están editando unos grandes trabajos, pero que por desgracia no sobreviven y la pandemia ha contribuido a esto”, reflexiona Rovira sobre esta extraña y demoledora situación.

Sin embargo, también hace hincapié en que en este contexto también han brotado ideas y proyectos. “En plena pandemia ha nacido la iniciativa de PEIC (Plataforma de Editoriales Independientes de Cómic), con la intención de poder apoyarse y paliar los efectos de la crisis que ha reunido en su inicio a 11 pequeñas editoriales, pero que general al año más de 190 títulos con más de 200 autores y autoras implicados, esperemos que no solo les permita sobrevivir a la crisis si no que refuercen el mundo editorial del cómic”, sentencia.

La crisis ha agravado algunas cosas, otras simplemente las ha mostrado tal cual, de forma cruda. “Creo que esta situación ha servido para poner de manifiesto el poco valor que se le da, generalmente, a todos los ámbitos de la cultura”, comenta López. Con todo, el autor, al igual que el coordinador de Unicómic, es optimista. “Aunque quiero pensar que este Gobierno acabará siendo más sensible a las necesidades y demandas del sector cultural —a pesar de que probablemente le cueste un poco reaccionar—, no hay que olvidar que las normativas sanitarias y limitaciones de aforo (aunque necesarias) están siendo muy perjudiciales para los músicos, compañías de teatro, etc”.

El cómic de López tuvo la mala suerte de encontrarse en su salida con la vorágine de la pandemia. “Centrándonos en el cómic, ha habido muchas novedades, como “Memoria de una guitarra”, que han visto atrasada su salida (en mi caso dos meses), y canceladas las presentaciones programadas. La promoción en el mundo del cómic se nutre habitualmente muchísimo de los salones y macro eventos, donde la afluencia masiva de gente son la clave. En este panorama, esto se complica mucho y habrá que buscar nuevas fórmulas, readaptarse”, apunta como posibilidad.

Pero no solo el sector se verá golpeado en el presente, quizás esto condicione el futuro de los proyectos. “Probablemente, este varapalo esté afectando también a la cantidad de proyectos nuevos que aprueban las editoriales, que quizá las haga ser más cautas y conservadoras. Sin olvidar la cantidad de negocios relacionados (tiendas especializadas, librerías) que se han visto seriamente perjudicadas o han tenido que cerrar. Creo que se podrá salir de esto, pero no de la misma forma que antes: tendremos que ser imaginativos y, sobre todo, solidarios y colaborativos entre todos los eslabones de la cadena editorial del cómic (aunque amplío esto a otros ámbitos): desde el editor, pasando por el autor, las tiendas…, hasta el mismísimo consumidor/lector”, sentencia.

A pesar de pandemias o confinamientos, la creatividad de nuestros dibujantes en Alicante es increíble. “Cuando hablamos de los autores y autoras de Alicante creo que podemos ser muy positivos y optimistas, me voy a dejar muchos nombres pero puedo mencionar a muchos de los que han estado más implicados con Unicómic, y que ya tienen una carrera en muchos casos destacada, Ulises Ponce, Vicente Damian, Carles Esquembre, Román López Cabrera, Pablo Durá, Amelia Navarro, Juaco Vizuete y por supuesto “nuestro” Premio Nacional del Cómic más cercano Pablo Auladell”, repasa Rovira. Y recordad, hubo un día que Chris Claremont estuvo en Alicante.

Noticias relacionadas

next
x