X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

con 56 viviendas y puesta en valor del patrimonio colindante

Una promotora de Alzis levantará un modernista edificio junto a la ladera del río de Elche

8/02/2019 - 

ELCHE. La fiebre inmobiliaria y la recuperación del sector en la ciudad son un hecho, y aparte de la continua creación de nuevas promotoras, que sin duda son un síntoma de que vuelve a haber vida en el ladrillo, se están reactivando proyectos y naciendo otros en parcelas de sectores que aún están sin urbanizar, como el caso de la zona del Pla al lado de la Rambla, es decir, el sector E-16, dentro del Área de Reparto 102 del Plan General. Allí, una promotora perteneciente al Grupo Alzis va a desarrollar una promoción de 56 viviendas en un edificio de aspecto modernista. 

En el pasado mes de junio, Iniciativas inmobiliarias Cota Cero encargó un estudio de detalle de la zona para la urbanización y edificación del futuro inmueble. Un estudio realizado por Francisco Fuster, del despacho Fuster Arquitectos. En común, tanto uno de los miembros de la inmobiliaria como el propio Fuster forman parte de Vivienda Infinita SL, una promotora que pertenece al grupo empresarial Alzis —Vicente Coves Coves está como administrador—. Así pues, este proyecto arranca de la mano de uno de los grupos empresariales más importantes de la zona y uno de los arquitectos locales que más proyectos se está adjudicando últimamente. Uno de los más relevantes, el proyecto de Elche Campus Tecnológico

El futuro edificio estará ubicado en una manzana situada entre las calles Sor Josefa Alcorta, Pedro Juan Perpiñán, Ladera del Río Vinalopó y Manuel López Quereda en Elche. Como se ve en la imagen, tendrá un aspecto moderno y acristalado, acorde con muchas de las viviendas que se están realizando en el centro de la ciudad en los últimos tiempos, y con el diseño reconocible del propio Fuster, que también se ha encargado del de inmuebles que están en la ladera del Vinalopó como Residencial Pont Vell y que ensalzan su característico toque diáfano y geométrico. El inmueble, que se llamará Balcones del Vinalopó, estará pegado prácticamente al Pont de la Generalitat, con fácil acceso a la zona peatonal de la ladera del río y al lado de huertos de palmeras. 

Serán 56 viviendas repartidas en cinco escaleras de las cuales, tres de ellas, se componen de planta baja más cinco alturas, y dos de las mismas, de planta baja y cuatro alturas, además de dos plantas sótano donde se ubicarán los aparcamientos y trasteros. Tendrán todas vistas al río y en su diseño se ha tenido en cuenta el aprovechamiento de la luz natural y la eficiencia energética, como ya se tuviera para el diseño del Campus Tecnológico. Tendrán acabados con materiales modernos e innovadores. Además, la mayoría de ellas posee amplias terrazas con vistas a la ladera del río y cada vivienda lleva asociada una plaza de aparcamiento y un trastero que estará situado en el sótano. La urbanización interior cuenta con inmejorables servicios. El edificio cuenta con piscina cubierta privada climatizada con placas solares, zona de jacuzzi, y está dotado de un gimnasio y un salón social, aspectos que lo hacen único en el entorno del casco urbano.

Puesta en valor de patrimonio cultural y natural

Para el edificio se pretende uniformar la altura de las nuevas edificaciones con respecto de las existentes, contemplando un incremento de una planta respecto a la prevista por el Plan General, disminuyendo la profundidad edificable en edificación cerrada. Por otra parte, además de datos curiosos como la propia fachada curva, que será visible por tanto desde el río, el puente y otras perspectivas, se aprovechará para recuperar la zona a nivel natural con una zona verde y plantas autóctonas, ya que actualmente no hay más que un descampado. La actuación se encuentra rodeada de dos huertos clasificados dentro del plan especial del palmeral, el Hort del Hospital y el Hort del Contador.

Se pretende su recuperación la zona como huerto, dando continuidad funcional al conjunto de huertos de este lado de la ladera. Se integrará con el recorrido peatonal existente del cauce del río. Además, también está previsto potenciar el entorno y accesos con el Conjunto Cultural de San José y la Acequia Marchena, como espacio público de visita y documentación de las instalaciones, dotándolo de la señalización y paneles de información. Asimismo, no es la única actuación que tienen en mente desde el Alzis, también están en proceso de urbanización junto al Polígono de Carrús con otra de sus promotoras.

Noticias relacionadas

next