Hoy es 19 de julio

el mubag expone la única muestra monográfica DE LA HISTORIA sobre el artista 

Un pintor alicantino en la corte de Fernando VII: Pilar Tébar rescata del olvido a José Aparicio

2/07/2022 - 

ALICANTE. Pilar Tébar Martínez cierra el círculo. Con la exposición El pintor José Aparicio: 1770-1838, ya a la vista en el Museo de Bellas Artes Gravina (MUBAG), hasta el 2 de octubre, esta experta en arte, comisaria, investigadora y ahora también directora del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil Albert, culmina más de tres décadas destinadas a la vida y obra del artista alicantino. Un tiempo en el que se había propuesto rescatar del olvido a uno de los pintores más ilustres de la ciudad rellenando algunas de las lagunas que existían sobre su trayectoria profesional. 

Esa tarea la inició con el descubrimiento de unos trescientos dibujos inéditos en el archivo del instituto Jorge Juan de Alicante —heredero de la antigua escuela de bellas artes alicantina, la Escuela de Dibujo del Consulado del Mar, ya desaparecida—. Sin embargo, continuó y destapó la verdad sobre un cuadro que se pensaba desaparecido, pasto de las llamas en un incendio. El desembarco de Fernando VII en el Puerto de Santa María (1827), un lienzo de siete metros cedido por el Museo del Prado que se suponía perdido en el incendio que devastó el Palacio de Justicia de Madrid en 1915, pero que fue troceado y convertido en retratos. Piezas que ahora permanecen en el Museo Cerralbo, también cedidas.

Algunos de los dibujos descubiertos por Pilar Tébar en el instituto Jorge Juan.

El descubrimiento devolvió la titularidad de esos fragmentos a la pinacoteca nacional y puso de nuevo en el foco a uno de los artistas alicantinos más célebres —quien triunfó como pintor de Cámara de Fernando VII y en el ámbito académico como director adjunto de la Academia de Bellas Artes de San Fernando—, que volvió a ser ubicado en la exposición permanente del Museo del Prado (donde no figuraba) con dos obras: un retrato de Ferdinando del Pozzo y el cuadro Rescate de Cautivos en tiempos de Carlos IIIEso, y mucho más, es el legado de Aparicio, pero también el de Pilar Tébar, que con su trabajo ha recolocado donde se merece a un alicantino ilustre que había caído en la postergación. 

"Treinta años después estoy aquí y es un sueño", confesaba este viernes, 1 de julio, durante la presentación a los medios de esta nueva exposición temporal del MUBAG. Su labor arrancaba con una beca que le concedió el Gil-Albert para iniciar su investigación sobre Aparicio y ahora presenta la única muestra monográfica de la historia sobre este pintor, más tres décadas después. "Nunca te agradeceré lo suficiente esa línea de trabajo con la que pretendes recuperar a artistas olvidados, porque sé que Aparicio no será el último", afirmaba dirigiéndose a José Luis Pérez Pont, director del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, entidad que impulsa esta iniciativa junto al museo de la Diputación de Alicante. 

"El Consorci es una red que permite sumar y obtener mejores resultados", aseguraba Pérez Pont al respecto. "Si para algo sirve la cultura y el arte es para quitarnos la venda de los ojos y crear nuevos discursos", añadía, presumiendo de colaboración entre los tres museos de bellas artes de la Comunitat, en Castelló, València y Alicante. "El trabajo estrecho entre los tres museos permite crear un relato histórico-artístico muy valioso que sirve para resignificar nuestra identidad", apuntaba. "Mi intención siempre ha sido crear un sistema que garantizara la igualdad de oportunidades en cada territorio con transparencia y consenso", explicaba, destacando su "esfuerzo por sacar a la luz y traer al presente a creadores que han quedado invisibilizados", para lo que entiende como necesario estimular esa investigación que ha llevado a Pilar Tébar hasta aquí. "Se hizo con Rodes y ahora se ha hecho con Aparicio, porque tenemos capacidad para hacerlo y para sentirnos orgullosos, pero para ello hay que investigar y exhibir", sentenciaba el director del Consorci.

De izquierda a derecha: Jorge Soler, Pilar Tébar, Julia Parra y José Luis Pérez Pont.

"Esto es una efeméride, porque nunca se había hecho una muestra monográfica sobre Aparicio", apuntaba el director del MUBAG, Jorge Soler. "Reafirma la línea identitaria de este museo, como ya se ha hecho con Rodes o con Agrasot, porque es un vecino que alcanzó en su época un gran reconocimiento", añadía Soler. "Muchos le conocerán porque da nombre a una calle, pero ahora se le conocerá mucho mejor a través de esta exposición", aseguraba. "Fue un excepcional pintor alicantino que durante muchos años fue olvidado, pero ahora vuelve a su casa con nuevos hallazgos en una exposición que da una visión desconocida hasta ahora del artista", describía Julia Parra, vicepresidenta de la Diputación de Alicante y diputada de Cultura. "Este trabajo conjunto pone de manifiesto que la cultura es cosa de todos, porque sumando salen proyectos como este, una exposición que es un antes y un después en el reconocimiento a su figura", apuntaba la vicepresidenta. 

El pintor José Aparicio: 1770-1838

La exposición amplía el conocimiento de este relevante artista del neoclasicismo español que se inició artísticamente en la Escuela de Dibujo del Consulado del Mar de Alicante y que cuenta con obra expuesta en la colección del MUBAG. La nueva selección reúne 37 obras de arte presentes en otros museos principales y en colecciones particulares, guardando un discurso atractivo y riguroso. "Desde su Alicante natal, es pensionado para estudiar en París y Roma y, a su vuelta, triunfa en España", recuerda Tébar. Así, la propuesta se articula en tomo a las diferentes etapas de su vida: comienza con su periodo de formación en España (Alicante, València y Madrid), continúa con su etapa de pensionado en París y Roma, y termina con su vuelta a España y su reconocimiento como pintor de cámara, con una amplia selección de cuadros, dibujos, grabados y documentos, que subrayan el contexto histórico en el que se crearon. 

La muestra, que se podrá visitar hasta el 2 de octubre, ha contado con la colaboración del Museo Nacional del Prado, la Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Museu de Belles Arts de València, la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, el Museo Nacional del Romanticismo, el Museo Lázaro Galdiano, el Ayuntamiento de Madrid, el Museo Diocesano de Arte Antiguo de Sigüenza y el IES Jorge Juan de Alicante.

Noticias relacionadas

next
x