X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

dos millones de euros que procoypro adeudaba a bankia

Un fondo compra la deuda del parking del puerto y se subasta la concesión: pujan nueve firmas

14/11/2019 - 

ALICANTE. El futuro del parking de Poniente del puerto de Alicante, operado desde su construcción en 2002 por la mercantil ilicitana Procoypro, empieza a despejarse. Con la firma que construyó y ha explotado el aparcamiento durante los últimos 17 años en fase de liquidación tras no superar el concurso de acreedores, la concesión de la infraestructura se adjudicará en breve a un nuevo operador, que podrá agotar el plazo de concesión vigente y optar a una ampliación a cambio de invertir en mejoras. Pero esta adjudicación no la llevará a cabo el puerto de Alicante, sino el juzgado de lo Mercantil que tutela el proceso de liquidación de Procoypro, a partir de la propuesta que formule el administrador concursal y previa autorización de la Autoridad Portuaria.

Según pudo constatar Alicante Plaza, un fondo inversor, cuya identidad no ha trascendido, compró recientemente en el seno ese procedimiento concursal la deuda que Procoypro mantenía con Bankia, y que según distintas fuentes ascendía a 2 millones de euros. Como suele suceder en estos casos, la entidad ha vendido el derecho de crédito por debajo de su importe nominal, aunque probablemente la operación le ha salido más rentable que esperar a la liquidación concursal, donde la cantidad recuperada habría sido también inferior a la deuda. Al convertirse en acreedor de Procoypro, este fondo asume los derechos de la concesión en la liquidación de la mercantil ilicitana, a la espera de que el juzgado pueda acordar el traspaso de la explotación del aparcamiento.

Fuentes conocedoras de la operación explican que, en paralelo, se ha saldado la deuda con el puerto de Alicante que se había generado por el impago del canon en los últimos tiempos, por lo que la Autoridad Portuaria se limitará a participar en el proceso de adjudicación de la concesión a la hora de certificar que la propuesta de la empresa que se proponga como nueva adjudicataria cumple con los requisitos técnicos y jurídicos necesarios.

La subasta de la concesión ha generado una enorme expectación, y según confirman fuentes conocedoras del proceso se han presentado hasta nueve ofertas de empresas interesadas en asumir la explotación del aparcamiento. No obstante, el plazo se cierra este viernes, por lo que aún podría llegar alguna otra puja. En cambio, algunos de los inversores inicialmente interesados en asumir la explotación cuando la empresa entró en concurso se han retirado, según las mismas fuentes, al elevar el fondo la exigencia económica.

A concurso con 2,4 millones de deuda

Procoypro se adjudicó la concesión para construir y explotar el parking en 2002, con Mario Flores como presidente del puerto. En 2010 la Autoridad Portuaria renovó la concesión por 10 años más, de manera que en teoría Procoypro tenía que haber gestionado el parking hasta 2020. Asimismo, cabía la posibilidad de ampliar en el tiempo la concesión llevando a cabo una inversión productiva. Sin embargo, dos factores redujeron considerablemente los ingresos de la firma: de un lado, la caída de la actividad en el centro comercial Panoramis, a unos metros de distancia, y de otro que el puerto retiró a Procoypro la condición de depósito de la grúa portuaria, y por tanto una vía de ingresos fijos. 

Procoypro incluso presentó un contencioso contra la Autoridad Portuaria, en el que reclamaba un lucro cesante de 1,7 millones entre 2010 y 2015, periodo en el que según la empresa la Policía Portuaria interpuso menos sanciones de las previstas en la concesión "pese a la existencia de vehículos mal estacionados". Los tribunales, no obstante, fallaron a favor de la Autoridad Portuaria el mes pasado, según publicó Expansión

Tras varios años en pérdidas y con una facturación que rondaba los 400.000 euros anuales, la mercantil inició en 2017 una ronda de contactos con los bancos acreedores para refinanciar su deuda, que superaba los 2,4 millones de euros (de los que 2 millones corresponden a Bankia), y en julio de ese año solicitó el preconcurso en busca de un acuerdo. Finalmente, ante la negativa de los acreedores a respaldar su plan de negocio, Procoypro solicitó el concurso de acreedores voluntario con liquidación en diciembre. Dos años después, la concesión del aparcamiento cambiará de manos.

Noticias relacionadas

next
x