Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

concede la autorización de emisiones tras incorporar parte de las alegaciones vecinales

Transición Ecológica avala la terminal antigraneles de Eiffage y controlará las mediciones sin el Puerto

16/10/2019 - 

ALICANTE. La Conselleria de Transición Ecológica ha resuelto conceder la autorización de emisiones a la atmósfera al proyecto de construcción de la terminal específica para la carga y descarga de graneles en el Puerto de Alicante, adjudicada a la multinacional de origen francés Eiffage, según han informado este miércoles fuentes de la Generalitat a través de un comunicado. 

En esa resolución, se incluyen medidas de supervisión específicas para garantizar el cumplimiento de las previsiones contempladas en el proyecto. Entre ellas, se recoge que la terminal debe guardar una distancia superior a los 500 metros del núcleo urbano para el manejo de material pulverulento, así como "la prohibición de que la Autoridad Portuaria de Alicante manipule los equipos de control de la calidad del aire ubicados dentro de sus instalaciones, cuyos datos serán analizados y validados por la Generalitat, con sus propios medios".   

Además, la autorización incorpora parcialmente 5 de las 7 alegaciones presentadas por diversos colectivos vecinales. La dirección territorial del departamento autonómico estima parte de las propuestas presentadas por la Asociación de Consumidores y Usuarios José María Mena, "dejando fuera solo dos de ellas por incompatibilidades con el decreto de control de emisiones 228/2018, y estima incluir varias de las iniciativas referidas al control, validación y comprobación de emisiones". 

El director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer, ha agradecido y destacado el trabajo conjunto con las plataformas vecinales y ecologistas, con el fin de alcanzar un consenso y garantizar la aplicación de medidas correctivas en caso de incumplimiento por parte de la multinacional francesa. 

Piquer ha señalado que la resolución final ha tenido en cuenta la opinión y las alegaciones de las plataformas vecinales y de personas usuarias, y ha explicado que asegura el control exhaustivo de las emisiones de la actividad y la vigilancia de la dirección territorial de Alicante ante cualquier actuación fuera de lo recogido en el expediente.

Según el comunicado, "a pesar de las alegaciones presentadas la instalación de naves cerradas pretende acabar con las quejas y molestias del vecindario ante los movimientos a cielo abierto". Y añade: "Con esta instalación, se dará respuesta a la demanda vecinal de los barrios colindantes que, desde hace años, vienen expresando su malestar por la contaminación ambiental ocasionada por los actuales movimientos a cielo abierto".

La concesión de la autorización de emisiones a la atmósfera se conoce dos días antes de que se celebre la marcha reivindicativa convocada por la Plataforma por un Puerto Sostenible contra otro proyecto empresarial promovido en la terminal de mercancías del Puerto de Alicante: la instalación de seis depósitos para el almacenaje de combustible, a propuesta de la empresa XC Business 90.  

Noticias relacionadas

next
x