X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

¿Todo sigue igual?

11/03/2019 - 

LOSAIL. La victoria de Andrea Dovizioso y la segunda posición de Marc Márquez permitió vivir una situación ya vista el pasado año en este mismo escenario y quizás por eso, sólo por eso, podríamos preguntarnos: ¿y si todo sigue igual?

Desde luego en lo que se refiere a Andrea Dovizioso y su Ducati Desmosedici GP19 y Marc Márquez y su Repsol Honda RC 213 V, ¡sí!

Aunque con un pequeño matiz, pues esas insignificantes 23 milésimas de segundo que consiguió de ventaja Dovizioso, que el año pasado fueron 27 pero con Márquez literalmente "tirándose" a por todas en la última curva de Losail, dejan entrever, cómo también se pudo observar en la tabla de velocidades de todas las motos, que las diferencias entre ambas se han estrechado significativamente.

Más igualados en velocidades punta, Marc Márquez parece partir con algo de ventaja aunque haya "perdido" su primer asalto con Dovizioso, pues él mismo reconoce, y todos saben que el trazado de Losail es uno de los que peor le "sienta" a la Repsol Honda, en donde sólo ha ganado en 2014.

En cualquier caso, el año depara un nuevo enfrentamiento, en ocasiones encarnizado, como en Losail, entre Dovizioso y Márquez y, a ellos, se le podría unir, perfectamente, un tercer protagonista que ha sorprendido gratamente en Catar, el español Alex Rins y la Suzuki GSX RR.

Si hay una moto que ha evidenciado haber evolucionado notablemente, esa es la Suzuki, que además de colocar a Rins cuarto vio cómo todo un debutante, Joan Mir, era octavo. Dicho esto no se puede pedir mucho más a la marca de Hamammatsu, que seguro ya piensa en clave de título con el primero de ellos.

Rins se codeó de "tú a tú" tanto con Dovizioso como con Márquez; los adelantó, les aguantó el tipo en todo momento y sólo un error, casi al final, le dejó sin la recompensa del podio.

Quizás iba un poco por encima de su límite, pero lo cierto es que su "colada" a final de recta le obligó a abrirse y salirse de la trazada para evitar la caída, lo que aprovechó Cal Crutchlow para superarlo. Aunque el español volvió a cazar al británico, las fuerzas y los neumáticos ya debían estar muy justas y la cuarta plaza acabó siendo su mejor recompensa.

Quienes no han solucionado sus problemas con los bruscos cambios de temperatura y van a "sufrir" si no los solventan rápidamente, son los pilotos de Yamaha.

Rossi acabó mal y salió detrás en carrera, pero como siempre se "vino arriba" y remontó hasta una más que reconfortante quinta plaza. En el polo opuesto Maverick Viñales.

Viñales se "empanó" en la salida y perdió hasta cinco posiciones en las primeras curvas del trazado. Lejos de conseguir centrarse y remontar, bastante hizo con aguantar el tipo para cerrar la primera cita de la temporada con una séptima posición, cuando su "pole position" del sábado le colocaba en todas las quinielas de los favoritos.

El italiano Lorenzo Baldasarri (Kalex) no hizo sino confirmar su candidatura al título de Moto2 con una brillante victoria, mientras que en Moto3 ni el español Arón Canet (KTM) ni el italiano Romano Fenati (Honda) cumplieron con las expectativas y un joven nipón, Kaito Toba (Honda), se acabó convirtiendo en el primer vencedor de la más pequeña de las categorías. 



Noticias relacionadas

next
x