carlos gonzález (PSPV), alcalde de Elche, sobre el Palacio de Congresos

"Tengo la sensación de que en la Diputación hay buenas palabras y pocos hechos, genera mucha frustración"

9/05/2021 - 

ELCHE. El Palacio de Congresos de Alicante, que va tomando forma a pesar de que aún tiene por delante un largo trámite, ha vuelto a desempolvar los recelos en Elche porque el prometido palacio para la ciudad ilicitana en 2018 continúa sin novedades relevantes. Un compromiso adquirido por el expresidente de la Diputación César Sánchez en época preelectoral y recogido después por su sucesor Carlos Mazón. Sin embargo, y a la espera de que la Universidad Miguel Hernández (UMH) acabe de elaborar un informe encargado por los empresarios sobre las posibilidades del proyecto ilicitano, Mazón no ha movido ficha a pesar de incidir en su compromiso. De la nueva polémica a cuenta de este capítulo ha hablado Alicante Plaza con el alcalde de la ciudad, el socialista Carlos González.

- ¿Cómo recibió la noticia del Palacio de Congresos de Alicante, se esperaba, fue algo repentino…? Cuál fue la reacción al ver que su proyecto ya estaba relativamente avanzado.

El debate sobre un debate de Palacio de Congresos en Alicante está presente allí desde hace décadas. Es cierto que no lo han podido resolver hasta el momento, pero sí que fue sorpresiva la noticia sobre el trabajo entre el alcalde y el presidente de la Diputación, que habían estado trabajando sobre líneas fundamentales del proyecto en la zona del puerto. Tengo que decir que ni el equipo de gobierno, ni yo como alcalde ni la ciudad tiene nada en contra de que allí hagan un palacio de congresos. El debate no es ese a mi modo de ver, sino los ritmos y las velocidades; el interés de quien es la pieza clave porque afronta la inversión, el pago de las obras, demuestra un interés desigual en una u otra actuación.

- Se podía esperar entonces, porque no sé si con el anuncio de 2018 cuando lo pide el sector turístico se empieza a pensar que podía pasar algo parecido.

Alicante tiene su dinámica, respetamos sus decisiones y nos parece adecuado, pero lo que nos parece grave y un problema e incumplimiento en relación con Elche, se aprecia un interés desigual con el presidente de la Diputación. Tengo que decirlo así de claro, da la impresión, o existe la certeza de que se llevan meses trabajando para poner sobre la mesa unas líneas generales mientras que nosotros lo que nos hemos encontrado han sido dificultades para poder avanzar a lo largo de estos dos años.

- Hace unos días criticó a Carlos Mazón al plantear si actuaba como concejal del Ayuntamiento de Alicante o presidente de la Diputación, ¿ha habido algún contacto con él o intención de hacerlo para trasladarle el malestar del equipo de gobierno por la falta de novedades?

Parece que el hecho de su condición de vecino de Alicante haga ponerle más interés al Palacio de Congresos de Alicante que al de Elche, cosa que no se puede permitir un presidente de la Diputación sea Alicante, Elche u otro municipio. Su responsabilidad está por encima de su vecindad, y en este asunto da la sensación de que o es por razones partidistas, porque es concejal y el alcalde de su partido, o por vecindad. Ambas situaciones serían igual de perniciosas. No he tenido ocasión de tener contacto con él, solemos coincidir habitualmente en actos públicos, tendré la posibilidad de verle en el corto plazo e intercambiar impresiones.

Lo digo porque si piensa que se ha portado de manera desleal, alguien puede pensar, ¿y por qué no habla con él o pregunta por lo nuestro?

He tomado la iniciativa en multitud de ocasiones en dos años. He remitido informes, he solicitado entrevistas, en Alicante, en Elche… Lo último que hice fue presentar un informe del cual di cuenta públicamente a los medios en un informe sobre la necesidad y características de un Palacio de Congresos para Elche. Al final uno tiene la sensación de que ponemos argumentos y documentos sobre la mesa, tenemos la máxima voluntad política de sacar adelante este proyecto pero tengo la sensación de que en la contraparte hay buenas palabras y pocos hechos y eso genera mucha frustración.

Ayer (por el miércoles) en el pleno de la Diputación el propio Carlos Mazón afirmó que sí se iba a hacer el Palacio de Elche, con su informe de viabilidad y garantías e incluso el diputado de Infraestructuras dijo que se iba a respaldar, aunque dijo que faltaba concreción sobre el proyecto. ¿Hay desconfianza hacia estas afirmaciones?

Insisto, desconozco por qué es necesario encargar un anteproyecto. Creo que lo que habría que hacer es encargar ya la redacción del proyecto

El diputado de Infraestructuras probablemente no está al corriente de las decisiones que se han adoptado en la ciudad y las reflexiones que se han hecho, este informe de necesidad se ha remitido a la Diputación. Falta de concreción no hay en el Ayuntamiento de Elche. Se ha definido lo que se puede en este estadio: dónde queremos hacerlo, por qué, qué características consideramos que tiene que tener y cuáles son los servicios o elementos a valorar. Todo aquello de los servicios que ha de tener está hecho. A al Diputación le pedimos que incluyera una partida para la redacción del proyecto: lo subrayo. ¿Qué quiere decir eso? Si tenemos la ubicación decidida y el presidente de la Diputación ha decidido que la decisión compete a su gobierno, ¿por qué no incluir en el presupuesto de 2021 una partida para licitar la redacción del proyecto? Han incluido una partida de 50-70.000 euros. Manifiestamente insuficiente para licitar la redacción de un proyecto. El del Adda costó 5 millones la redacción y dirección de obras.

También dicen desde la institución que es una partida para un anteproyecto y se comprometen a elaborarlo.

Si quieren empezar a elaborar el anteproyecto, podían dar síntomas de querer elaborar el anteproyecto. De momento no hay ningún síntoma claro de tomar ninguna decisión. Estamos en mayo de 2021y no hay ningún equipo contratado para la redacción de un anteproyecto. Insisto, desconozco por qué es necesario encargar un anteproyecto. Creo que lo que habría que hacer es encargar ya la redacción del proyecto. Cuantos más estadios intermedios se generen más tardaremos en conseguir el proyecto. Yo puso sobre la mesa un documento al presidente de la Diputación de bases para el acuerdo para construir un palacio de congresos en Elche. Con varios pasos para que se empezaran las obras para 2022. Y en ningún momento me dijeron que había que redactar ningún anteproyecto.

Puede que fuera unas expectativas muy altas empezar las obras ya en 2022...

Eran expectativas altas y razonables cuando hablamos a principios de 2020.

¿Cree que se va a hacer finalmente el proyecto por parte de la Diputación? Insisten en que sí,  no sé si hay desconfianza desde el propio alcalde y equipo de gobierno de que no se haga.

Hay máxima preocupación porque el reloj corre, van pasando los meses y lejos de avanzar no hay ningún paso concreto por parte de la Diputación para que demuestre que las obras pueden comenzar esta legislatura. Cada mes o trimestre que pasa, la preocupación va in crescendo.

A este respecto, desde la Diputación están esperando el informe de la UMH para empezar a moverse, ¿qué espera del mismo? ¿Le ha llegado algo del mismo?

La Diputación tenía que haber comenzado a dar pasos para definir el Palacio de Congresos al margen del contenido del informe. Si no cuestiona, como ha dicho el presidente, la ubicación que decide el Ayuntamiento y su gobierno, y por tanto asume que la capacidad de decidir es municipal, yo creo que podrían haber comenzado a dar pasos en esa dirección. Si el informe no va a tener ninguna repercusión sobre la ubicación, creo que lo que se está es perdiendo un tiempo muy valioso. El mismo, al parecer, está encargado para desentrañar algunas otras cuestiones al margen de la ubicación, por lo que ya se podía haber empezado a trabajar; si tiene que ver sobre el modelo o el mercado al que dirigirnos, son compatibles con avanzar con el trámite administrativo para levantar esta infraestructura. Máxime cuando ha dicho públicamente y a mí personalmente cuando la decisión sobre la ubicación nos compete a nosotros.

Estos días se han oído distintas declaraciones sobre la iniciativa, sobre Barcala diciendo que no era momento de localismos, y a nivel local PP y Cs criticaron sus palabras sobre el proyecto de Elche y aludieron a la búsqueda de consenso. ¿Cómo se valoran estas declaraciones?

Me parece positivo que la capital de la provincia cuente con una infraestructura más. E insisto en ello. Otra cosa es que considero que la actitud del presidente de la Diputación para con la ciudad de Elche supone un incumplimiento de los compromisos alcanzados. Esa es mi queja como alcalde ilicitano. Nuestro problema no es Alicante, es la Diputación y su comportamiento. ¿Por qué asume la exigencia del Ayuntamiento y mía como alcalde del Palacio de Congresos y una gran inversión en Elche? En solo dos obras se ha gastado 100 millones de euros en Alicante, el Adda y el Marq. Hemos estado defendiendo durante años su distinto tratamiento entre ambas ciudades. En Elche y otros municipios la inversión era exigua y totalmente desproporcionada. Ese es el problema: nos quejamos de la desigualdad que la Diputación dispensa a Alicante y Elche.

Barcala no me puede acusar de ser un alcalde localista, tengo una visión de la provincia que precisamente rompe con ese planteamiento. Localista sería pensar o decir que la sede central de Suma vaya a Alicante ciudad; una visión de la complejidad de la estructura territorial sería reflexionar sobre dónde tiene que ir el principal organismo de la provincia. Yo tengo una visión de provincia. Ahora, defiendo con uñas y dientes el interés de la ciudad de Elche y está actuando en nuestro perjuicio.

Sobre esas cifras desiguales, ¿hay cifras? Decía Mazón que se ha invertido en Elche más que en los últimos años.

La Diputación tenía que haber comenzado a dar pasos para definir el Palacio de Congresos al margen del contenido del informe; Si no cuestiona, como ha dicho el presidente, la ubicación que decide el Ayuntamiento y su gobierno

No se trata de hacer un juego de cifras. En los últimos diez años, 100 millones de inversión en dos obras. Que alguien diga cuándo se han invertido 100 millones en la ciudad de Elche en los últimos 40 años. Es cierto que César Sánchez adquirió conmigo un compromiso conmigo para compensar una actuación como el corredor verde al pantano, pero hablamos de una actuación de menos de 800.000 euros. Yo pregunto al señor Mazón, ¿alguna inversión de 40 millones se ha hecho en Elche? El Plan Planifica es cofinanciación, con menos de 4 millones; no hablamos de planes ordenados, de inversiones discrecionales. La Diputación tiene una deuda en Elche por el trato desigual que hemos recibido en los últimos 20 años.

Tanto este compromiso como el del Instituto Rafael Altamira, olvidado, eran en época preelectoral…

Los compromisos son para cumplirlos. Sánchez se comprometió a realizar una inversión semejante al Adda en cuantía en Elche. El presidente de la Diputación lo mismo cuando tomó el cargo hace dos años, y aquí el Consistorio ha puesto documentos encima de la mesa y ha hecho propuestas. A día de hoy, ninguna concreción. Eso nos hace sentir el agravio cuando de momento se anuncian otros proyectos que nosotros respaldamos pero entendemos que aquí está pasando algo.

Hablando de declaraciones, hablemos ahora de silencios. ¿Echa en falta posicionamiento o respaldo de empresarios de la ciudad u otros colectivos, máxime después del encargo que se hizo del informe?

Nosotros hemos hecho una propuesta en torno a la ubicación que evidentemente es disruptiva, persigue un doble objetivo: convertir a Elche en una ciudad líder en el turismo de congresos y que en segundo término pretende generar un efecto revitalizador dentro de un barrio muy importante de la ciudad. Soy consciente de que hay sectores de la ciudad ilicitana que comparten la primera premisa y que no comparten la segunda. En cualquier caso, este tipo de iniciativa conlleva n una primera fase esta situación. Ejemplo, salvando las distancias: el Guggenheim provocó un debate encarnizado en Bilbao en el que muchos sectores asociados no veían este proyecto en una zona muy degradada. Esto pasa cuando se hace una propuesta atrevida y disruptiva, que persigue no solo el objetivo económico, también urbano por su revitalización. Entiendo que en esta fase haya sectores que no apoyen el proyecto, pero estoy convencido de que la ubicación propuesta puede hacernos liderar a nivel nacional el segmento escogido y a la vez revitalizar una zona como el entorno de la Plaza de Barcelona.

¿Molesta o cómo se valora que Ximo Puig, de su mismo partido, esté dispuesto a entrar en el proyecto de Alicante y no se haya comentado nada de la iniciativa ilicitana?

Son circunstancias distintas. Siempre he planteado y creo que estoy haciendo lo correcto, que esta reivindicación de inversión se hace a la Diputación, porque tiene una deuda con Elche por el trato desigual de los últimos años. Las reivindicaciones a la Generalitat están en otro terreno. El propio presidente Mazón a veces me ha planteado, ¿y si buscamos a la Generalitat? Yo a quien el reclamo esta inversión es a la Diputación porque han sido años y años en los que los millones de euros de inversiones, fabulosas, se realizaban en Alicante y se olvidaba a la ciudad de Elche. A mí la participación o no de la Generalitat en su proyecto me parece otra cuestión. El presidente Puig viene a Elche y anuncia la Agencia Valenciana de Protección del Territorio, toma una decisión importante sobre Elche, hace lo propio en Alicante, y no entro en eso.

¿Necesita Carrús este proyecto? ¿Es lo que puede revitalizar la zona? Si es que es comparable con el proyecto de Bilbao.

Evidentemente la escala es diferente, cuando hago referencia a ese efecto, es al impacto beneficioso que la inversión pública en infraestructuras de esta naturaleza generan en el entorno. Igual que los efectos inducidos del Palacio de Deportes que vamos a construir, lo que pasa que este ejemplo es más visual. Pero haciendo una inversión de estas características, unida a la estrategia Edusi en el barrio de Carrús, provocará una modernización en el barrio y el palacio será un elemento dinamizador que generará estos efectos inducidos a este respecto.

¿Por qué primero auditorio y luego Palacio? El segundo fue propuesta de Mazón.

En la conversación surgió: ¿Qué es lo que quiere Elche? Sea auditorio o Palacio, una estructura que nos posicione como líderes en el turismo congresual, nosotros hemos venido trabajando en eventos de 500/600 participantes. En estos casi 20 años hemos generado unos ingresos para la ciudad de entre 175/200 millones de euros. Cada año ha supuesto 10 millones de euros de gasto inducido en la ciudad. Somos conscientes de que lo que queremos es eso. Cuando preguntamos qué quiere Elche, es ser líderes en una horquilla de entre 1.000 y 2.000 congresistas, y ahí es cuando vemos que hay que orientarlo a la actividad congresual. Por eso el Palacio. La orientación predominante no es la cultural ,aunque la congresual es compatible con la cultural porque puede haber conciertos; en un auditorio no puede haber congresos. Que es el problema que tiene Alicante.

Se ha planteado desde el ámbito de la sociedad civil que por qué no se amplía el Centro de Congresos, que es está diseñado para ello y es una menor inversión.

Cuando se hacen esas propuestas se desconoce la realidad urbanística del entorno del Centro de Congresos. Son propuestas bienintencionadas que desconocen la realidad intencionada de este centro. Si queremos hacer el Palacio, la ampliación del centro no es viable porque el Ayuntamiento no dispone del centro sobre el que se debería ejecutar la ampliación, es un suelo privado. La realidad urbanística lo impide.

¿Y qué realidad urbanística hay en otras posibles ubicaciones que no sean en Jayton? Por eso se encarga el estudio.

Si queremos hacer el Palacio, la ampliación del centro no es viable porque el Ayuntamiento no dispone del centro sobre el que se debería ejecutar la ampliación, es un suelo privado; La realidad urbanística lo impide

El equipo de gobierno ha hecho una propuesta razonada que defiende y demuestra su viabilidad urbanística. He escuchado otras alternativas que no son viables: por ejemplo Candalix. Dos razones objetivas, esa parcela tiene una edificabilidad de 6.500 m2, insuficiente para el Palacio de Congresos de 1.500 plazas, ha de tener al menos 10.000 metros cuadrados como mínimo a no ser que hagas solo una sala de 1.500 sin salas laterales, cantina y sin servicios. Para que se entienda. Además está en la zona de amortiguamiento del palmeral. He escuchado muchas propuestas bienintencionadas del Palacio de Congresos que chocan con la realidad también de la necesidad de protección del palmeral. Muchas se plantean en la zona de amortiguamiento, que es una zona que exige protección según la Unesco y en las que no tiene cabida un Centro de Congresos por el volumen de la edificación.

También desde el sector se planteó una jornada aquí en la que se explicaba que el secreto del éxito de estas infraestructuras era la edificación en zonas de desarrollo de la ciudad o en su periferia. Y que han impactado.

Este es un debate muy interesante y todas las opiniones son valiosas. Pero las opiniones luego hay que encajarla en la realidad urbanística y en los objetivos de la ciudad. Nosotros hacemos una propuesta que pueda hacer compatible que Elche lidere el turismo congresual en su segmento y rehabilite un barrio y hay propuestas que nacen de sectores económicos que solo persiguen el primer objetivo, que es legítimo. Corresponde al Ayuntamiento decidir y el modelo de ciudad. Algunas opiniones no tienen en consideración o no conocen la realidad urbanística.

¿Considera que habido un debate sobre la ubicación? Porque hay críticas porque la decisión de Carrús ha sido unilateral sin escuchar otras voces, porque ‘somos el Ayuntamiento’.

Ha habido debate. Hay partidarios y colectivos que no están a favor. Una vez llevado a cabo ese proceso, alguien tiene que decidir. También ha habido colectivos que se han pronunciado a favor y creo que eso ha tenido menos eco. Una vez se ha realizado el debate, toca actuar. Lo que se demuestra es que mientras se ha pretendido forzar un debate sobre la ubicación, en otros lugares están trabajando y se está avanzando. Lo que digo es, avancemos. Dejemos de lado las diferencias y los debates y avancemos. Asumamos la realidad. Lo digo en el tono más positivo; avancemos para el mejor Palacio de Congresos posible en la ubicación que propone el Consistorio y con la finalidad de convertir Elche en una ciudad líder en el ámbito de los congresos.

Noticias relacionadas

next
x