Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el centro de hidraqua vigila las playas francesas en tiempo real desde benidorm

Tecnología alicantina en la Costa Azul: el estado de las playas de Marsella se controla en Dinapsis

21/08/2020 - 

ALICANTE. Dinapsis, el centro de innovación de Hidraqua y el grupo Suez en Benidorm, ha puesto en marcha este verano una nueva versión de su sistema iBeach, que gestiona y controla desde la ciudad de los rascacielos, para permitir el control de aforo en las playas con un sistema de visión artificial. Un sistema que se ha implantado en numerosos ayuntamientos, como el de Alicante, pero que además ha roto fronteras y ha llegado nada menos que hasta la paradisíaca Costa Azul francesa, donde Dinapsis controla el estado de las icónicas playas de Marsella.

iBeach nació como una herramienta de Suez que permite al visitante de las playas conocer información de interés en tiempo real. Esta solución, que ya se ha contratado por parte de varios municipios de la costa mediterránea, incluye información meteorológica y marina detallada, datos útiles sobre el estado de la playa, servicios básicos geolocalizados e información de los comercios cercanos. Este verano, para dar respuesta a la situación generada por la pandemia de la covid-19 y las limitaciones de aforo, desde el sistema iBeach se puede consultar en tiempo real el aforo y la ocupación de las playas que tengan implantado el sistema pionero de visión artificial diseñado por el propio Dinapsis.

Además de los municipios españoles que hacen uso de esta herramienta, en Marsella se ha desarrollado una versión ampliada que también está controlada desde el centro de innovación de Benidorm, según explican fuentes de la compañía. En este caso, además de la información que ofrece la herramienta, los bañistas pueden alertar a través de la app de cualquier molestia o contaminación que detecten en las playas. Asimismo, en temporada alta, se toman muestras diarias de agua de mar y se envían antes de las 6:30 al laboratorio de análisis microbiológico para ser analizadas en menos de tres horas. Por otro lado, esta aplicación cuenta con una sección donde se marcan las normas y recomendaciones para actuar de forma segura y responsable en las playas ante el coronavirus.

De forma detallada, la solución iBeach que se gestiona y controla desde Benidorm ofrece información meteorológica y marítima, con predicciones a tres días, en intervalos de tres horas, que incluyen símbolos de predicción, temperatura, humedad, viento, oleaje, horas de salida y puesta de sol, horas de pleamar y bajamar, temperatura del agua e índice de radiación ultravioleta.

Asimismo, ofrece información del baño en la playa: color de la bandera, presencia de medusas, webcams y calidad del agua; además de servicios de la playa geolocalizados como transportes (paradas de bus, tranvía, bicing), puestos de la Cruz Roja, WC, etcétera, así como de los comercios adyacentes. Además, a través de iBeach, los comercios pueden escribir el menú del día, realizar ofertas o simplemente incluir información del local. De esta manera, si el usuario de la playa lo desea, puede consultar toda la oferta que tiene alrededor e incluso realizar la reserva.

Calidad de las aguas

Asimismo, recoge los datos que facilita la herramienta COWAMA (COastal WAter MAnagement) para la predicción de la calidad de las aguas de baño. Este sistema está instalado en ciudades como Alicante, Cullera, Elche o Benicarló, entre otros. Los resultados obtenidos se muestran a través de diferentes soportes y plataformas además de a través de la propia app. Así, por ejemplo, en el caso de Alicante, la información se ofrece a través de pantallas que la empresa mixta Aguas de Alicante tiene implantadas en varios puntos estratégicos de la playa.

Dinapsis, además de controlar estas aplicaciones, desarrolla de la mano del grupo Suez herramientas para la gestión territorial sostenible y el turismo inteligente adaptadas a la situación actual, como por ejemplo, los movimientos de personas entre y fuera de las ciudades, la afluencia de personas en zonas turísticas y la calidad del aire, entre otros.

Noticias relacionadas

next
x