X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

S&P mantiene su calificación para la Comunitat Valenciana y señala que el sistema de financiación "no es favorable"

23/11/2019 - 

VALÈNCIA (EP). La agencia de calificación Standard & Poors (S&P) ha reafirmado el 'rating' de BB/B para la Comunitat Valenciana, y espera que la Comunitat mejorará "muy gradualmente" su ejecución presupuestaria entre 2019 y 2021, aunque esperan que mantenga "altos déficits, pero que se irán reduciendo" hasta 2021, excepto que se produzca una reforma del sistema de financiación autonómico, que consideran "no favorable".

Así lo explica la agencia en su informe sobre la Comunitat Valenciana publicado este viernes, en el que destacan que las perspectivas son "estables" por lo que respecta a la deuda valenciana. Señalan desde la agencia que el sistema de financiación autonómica "no garantiza un buen equilibrio entre los ingresos y gastos durante los puntos bajos del ciclo económico".

No obstante, no sería la mejora de la financiación autonómica lo que haría únicamente que la agencia se planteara subir la calificación valenciana, sino la reducción de la deuda por parte del Gobierno de España o bien la firma de un renovado compromiso de consolidación presupuestaria por parte del gobierno valenciano que mantuviera los déficits de manera estrcutrural por debajo del 10% del total de ingresos.

De hecho, el informe apunta a que "una reforma del sistema de financiación es poco probable en el corto plazo" debido a la inestabilidad de la política española tras la fragmentación del parlamento resultante de las elecciones del 10 de noviembre.

"Podríamos subir la calificación de la Comunitat Valenciana si el gobierno central tomara medidas que contribuyeran a una mejora del perfil de deuda de la Comunitat, lo que llevaría a menores necesidades de financiación. No consideraríamos que este alivio de la deuda por parte del Gobierno central un incumplimiento, dado que consideramos la deuda de la Generalitat con el Gobierno como deuda intergubernamental", detalla la agencia.

Por otra parte, S&P también podría barajar degradar la calificación valenciana en caso de que se tuviera expectativas de que la región aumentara los gastos de una manera que llevara a aumentar los déficits presupuestarios, lo que "podría poner en cuestión el compromiso del gobierno regional con la consolidación presupuestaria". También podrían bajar la calificación valenciana en caso de que se cuestionara la "disponibilidad, suficiencia o puntualidad del apoyo financiero del gobierno central a la región".

Y es que uno de los puntos que destaca el informe de la agencia es que el apoyo institucional por parte del gobierno central a la Generalitat es "propicio". "El Gobierno de España proporciona ayuda financiera a las regiones por medio de programas de liquidez creados en 2012 --como el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA)--. Estos elementos han, gradualmente, evolucionado hasta cubrir todas las necesidades de fondos de las regiones que se adhieren a ellos, incluída la Comunitat, en términos muy favorables", mantiene el informe.

La publicación también detalla que la autonomía ha recibido, desde 2012 hasta noviembre de 2019, un total de 46,7 mil millones, y que en torno al 83% de la deuda a final de año 2018 de la Comunitat Valenciana se debe a este tipo de programas, "y la proporción sigue aumentando".

La economía valenciana "continuará expandiéndose, pero en menor medida"

El informe también hace referencia a la situación de la economía valenciana, de la que esperan que se continúe expandiendo, "aunque en menor medida gradualmente".

No obstante, consideran que la Comunitat tiene un "relativamente débil perfil socioeconómico" que "no se ve adecuadamente compensado por el sistema de convergencia de España". Al respecto, destacan que el PIB de la Comunitat se sitúa por debajo de la media nacional y que los datos de paro se encuentran "en la línea de todo el país, pero continúan siendo elevados en una comparación internacional".

También respecto al déficit, señalan que "no esperan mejoras significativas en 2019", y han remarcado que pese a que el déficit valenciano se ha reducido desde la crisis, "la región todavía no ha cumplido con los objetivos de déficit del gobierno central".

Para el período 2019-2021, S&P espera que la Comunitat Valenciana "continuará acumulando deuda en términos nominales y sus ratios de carga de deuda continuarán siendo muy altos". No obstante, debido a las previsiones de mejora de la economía valenciana y al gradual amortizamiento de deuda con entidades privadas, la agencia espera una reducción tanto del déficit operacional como del déficit después de cuentas de capital para dentro de dos años.

Hacienda pide "medidas urgentes para la infrafinanciación"

Con respecto a estos datos, el director general de Modelo Económico, Financiación Autonómica y Política Financiera, Juan Pérez, ha señalado que "el mantenimiento del rating de la Comunitat Valenciana pone de manifiesto que todo sigue estable".

"Pese a las expectativas de mejora en los ingresos en 2020 y un gasto per cápita igual a la media del conjunto de administraciones autonómicas, el déficit de la Comunitat Valenciana sigue siendo elevado como consecuencia de un sistema de financiación autonómico insuficiente en el que la Comunitat Valenciana sigue recibiendo un 10% menos de recursos por habitante que la media de las comunidades autónomas", ha señalado Pérez.

El director general ha manifestado que "la Comunitat Valenciana requiere medidas urgentes en el corto plazo que eliminen la infrafinanciación que sufre año tras año y que se materializa en una acumulación de deuda".

"La reforma del sistema de financiación es necesaria. El nuevo modelo deberá cumplir, al menos, dos condiciones: que garantice para el conjunto de las comunidades los ingresos necesarios para desarrollar las competencias que tiene asignadas, y que los recursos del sistema se repartan entre las comunidades mediante criterios de necesidad y no utilizando parámetros poco objetivos que generan diferencias de financiación per cápita imposibles de explicar, tal y como sucede en la actualidad", ha lamentado Pérez, quien se ha mostrado "esperanzado" en que la reforma del modelo de financiación, que lleva caducado desde enero de 2014, se lleve a cabo de inmediato.

Respecto a un incremento del gasto, que la agencia menciona como un posible motivo para degradar la calificación de la Comunitat en el caso de que llevara a un aumento del déficit presupuestario, el director general ha indicado: "Desde el Consell nos hemos avanzado y ya hemos tomado medidas al respecto, como un gobierno responsable que somos y se han llevado a cabo retenciones de crédito sobre partidas inejecutables del presupuesto de 2019 con el objetivo de contener el nivel de gasto".

Según el director general, "la Comunitat Valenciana ha aumentado en los últimos años su nivel de gasto en servicios públicos fundamentales para situarnos a un nivel similar al de otras comunidades autónomas". "Las ciudadanas y ciudadanos valencianos tienen derecho a tener unas prestaciones sociales con unos niveles de calidad en línea con los que tienen otros territorios", ha concluido Juan Pérez.

Noticias relacionadas

next
x