X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

nuevas instalaciones en el polígono de canastell con 240 empleados

Sonova centraliza en San Vicente la reparación y producción de audífonos para 11 países de la UE

4/08/2019 - 

SAN VICENTE. El grupo Sonova, la multinacional de origen suizo especializada en la fabricación de soluciones auditivas de última generación bajo las marcas Phonak, Unitron, Hansaton y Advanced Bionic, apuesta fuerte por el desarrollo de su centro de producción instalado en el polígono de Canastell de San Vicente del Raspeig, en la que se encuentra asentada la sede de Sonova Ibérica. Tanto que, además de mantener sus oficinas administrativas y su división comercial, ha decidido convertirlo en punto de referencia al conferirle el rango de Centro Regional para el Sur de Europa, en el que se ensamblan audífonos a medida, se producen moldes audioprotésicos y se da servicio de reparaciones de sus audífonos, para 11 países europeos, entre ellos, Italia, Francia, Alemania, Dinamarca, Suecia además de España y Portugal.

Hasta ahora, esas funciones se venían desempeñando en las instalaciones del grupo en Warrington, Reino Unido. Sin embargo, la multinacional acaba de decidir una reorganización interna, alimentada por la incertidumbre del Bréxit. Así, con el fin de mitigar el riesgo en su cadena de distribución, y también en vistas de esa potencial salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), el grupo Sonova va a cambiar algunos servicios y actividades de producción de su centro de Warrington, a su Centro Regional de España, situado en San Vicente, así como a su centro de operaciones en Vietnam. Según fuentes de la empresa, con esta medida se trata de ayudar a asegurar el mejor servicio para los consumidores europeos en caso de cambios en las fronteras. Este proceso se espera que dure varios meses.

Lo cierto es que, desde 2008, en sus instalaciones, ya se realizaban parte de esas actividades para algunos primeros países europeos como Italia, Francia y Portugal y desde 2011 se han ido incorporando más países como Suecia, Dinamarca, Alemania, Holanda... De ahí que se haya decidido aprovechar y optimizar esa experiencia para incrementar su capacidad de alcance fundamentalmente en el sur del continente.

Esa decisión se ha acompañado de dos implicaciones directas en su centro de producción alicantino. La primera, la ampliación de su propia sede. El grupo Sonova, identificado con el nombre de una de sus marcas (Phonak) hasta el año 2007, inauguró a principios de junio su nuevo centro en el mismo polígono de Canastell, con una superficie que triplica la de sus anteriores dependencias, situadas en el mismo recinto empresarial desde mayo de 2009. En ese edificio de nueva construcción, se agrupan las oficinas administrativas, la división comercial y el laboratorio. 

La segunda consecuencia inmediata ha sido la ampliación de su plantilla para dar cobertura a las nuevas funciones operativas. Desde enero de 2018 hasta la actualidad, el centro de San Vicente ha pasado de contar con 168 empleados (75 de ellos adscritos a su laboratorio) a llegar hasta 240 (132 en laboratorio). Y las expectativas continúan siendo la de mantener ese crecimiento para alcanzar los 250 trabajadores solo en su laboratorio en el plazo de los dos próximos años. De hecho, el grupo mantiene abierto el proceso de presentación de candidaturas para futuras incorporaciones (se pueden enviar a Sonova.iberica@sonova.com, para el departamento de audiología, comercio y oficinas, y a recursoshumanos.srcse@sonova.com).

El grupo Sonova dispone de una trayectoria de 70 años en los que ha cimentado su expansión en hasta 100 países con más de 14.000 empleados. Además de los centros de producción de San Vicente, Reino Unido y Estados Unidos, entre otros, dispone de plantas de producción en Ho Chi Minh City, Vietnam, y en Suzhou, China. 

Se dedica a producir y comercializar audífonos en dispositivos externos, internos e implantes cocleares de alta tecnología, que transforman señales acústicas en señales eléctricas que estimulan en nervio acústico para permitir la audición.

El grupo facturó 2,763 millones de francos suizos en el ejercicio 2018/19, un 4,1% más que el año fiscal anterior  y obtuvo un EBITA  de 594 millones en CHF, según información difundida por la propia multinacional.

Por lo que respecta a la actividad de Sonova Ibérica, cerró 2017 con ventas por 28,3 millones, frente a los 24,5 alcanzados en 2016, según los últimos balances depositados en el Registro Mercantil.

Noticias relacionadas

next
x