Una reflexión documental

'Som dissidents': un año en la vida de tres artistas LGBTI

La exposición Som dissidents, que da nombre al documental que critica los estigmas generados en torno al colectivo LGBTI, puede verse hasta el 2 de junio en el centro cultural LA CASA de Patraix

29/05/2022 - 

VALÈNCIA. Se comprende la disidencia como un desacuerdo de alguien respecto al sistema, una disconformidad frente a lo que se supone que “debe ser” dentro del grupo al que pertenece. Los estereotipos, por ejemplo, dictaminan muchas veces los comportamientos de dicho grupo, seguido de cuestiones como el cis-passing o la expresión de género. ¿Qué pasa cuando alguien que ya se sale de lo normativo lo hace aún más? A través del documental Som dissidents: el col·lectiu LGBT la artista Maria Canet le plantea esta misma pregunta a tres perfiles: Pol, persona trans no binaria; Lydia, mujer bisexual y David, bisexual y actualmente drag queen.

Canet trabaja a través de un documental testimonial estas diversas identidades, desde el “yo más puro'': “Cada uno cuenta su experiencia y cómo lo viven a través del colectivo, sin tapujos”. Acompañando a estas personas a vestirse, contemplando momentos de intimidad absoluta e incluso estando presente en momentos como el del pinchazo de testosterona Canet acerca al espectador a un relato nunca visto: “Al grabarles haciendo acciones de su día a día actúan con naturalidad, a pesar de la cámara, esto es lo que conforma una imagen íntima que hace que el relato llegue más”. El proyecto social busca acercarse a documentar estas disidencias y hacerlas visibles en nuestro entorno. Para ello se pone el foco en estos pequeños grupos que existen dentro de la propia comunidad LGBTI, que ya diside de la sociedad de por si: “Quería trabajar las disidencias diversas a través de algo con lo que me pudiera sentir representada, al formar parte del colectivo también”. El relato se compone pues a través de la expresión de género, la sexualidad y la estética de los tres perfiles que aparecen a lo largo del documental.

En un relato conformado a lo largo de un año, y con la pandemia de por medio, estas tres personas responden a algunas preguntas sobre su proceso y desarrollo. "¿Cómo te identificas?, ¿en qué momento te diste cuenta de que eras así?, ¿cómo te sientes ahora con tu cuerpo?" son algunas de las cuestiones que se les plantean tanto a Lydia como a Pol y David. La respuesta se ve principalmente a través de sus testimonios y complementadas con una exposición fotográfica que muestra la evolución (a un año vista) de estos tres protagonistas. David por ejemplo ha comenzado su carrera como drag queen, Lydia a día de hoy se siente más abierta con su sexualidad. En el caso personal de Pol por ejemplo “la procesión va por dentro”, desde lo que se relata en el vídeo sobre su transición e identidad hasta como es a día de hoy existe un cambio que tal vez no sea tan visible a simple vista pero si le cambia por dentro. “En las fotografías se pueden ver estos cambios, tanto de los procesos internos como de los externos”, aclara la artista, quien a través de la imagen y el montaje logra desmontar presuposiciones sobre el colectivo: “En el caso de las personas trans aún existe mucha desinformación, en el documental se habla de todo ello muy abiertamente, eso facilita las cosas”.

La pieza audiovisual aborda temáticas como la salida del armario, el autoconocimiento y principalmente la necesidad de encajar, que batalla contra los perfiles realmente buscan "ser quienes son en realidad". En el caso de Pol por ejemplo esta misma necesidad le lleva a realizarse una mastectomía, con sentimiento de “culpabilidad”: “Al final has caído en lo que la sociedad quiere que caigas”, relata con angustia dentro de la pieza documental. Dentro de esta cadena de culpa existe la necesidad constante de formar parte de un grupo. Sin embargo cuando se está aún en el proceso de conocerse a sí mismo puede resultar complejo decidir hacia donde encaminarse.

Cuestiones como la identidad se plantean constantemente entre las paredes de la exposición y a través de la pieza audiovisual. Lo que pueda parecer un sencillo paso estético como raparse la cabeza a cero conforma en Som dissidents un canto al cambio y a la libertad: “He estado en mi vida llevando una estética más femenina y normativa, pero así me siento más libre, he encontrado quien soy realmente”, relata Lydia, quien coincide de nuevo con el pelo rapado un año después de haber grabado el documental, y se emociona contemplando su progreso vital a través de las imágenes que habitan ahora la sala de exposiciones.

Noticias relacionadas

EL CABECICUBO DE DOCUS, SERIES Y TV

'Armonías celestiales', el documental de Everly Brothers y su reinado antes de los Beatles

Por  - 

No se les cuele citar cuando se habla de los orígenes del rock and roll, pero fue el grupo que sirvió de puente entre Elvis y los Rolling Stones y los Beatles. La generación de los sesenta había aprendido a cantar con sus armonías vocales, los Stones llegaron a ser sus teloneros, pero se desconectaron de los tiempos. También como les pasó a tantos artistas y le sigue ocurriendo, fueron víctimas de un robo de un manager y su carrera se quedó en punto muerto cuando estaban en lo más alto

EL CABECICUBO DE DOCUS, SERIES Y TV 

Anvil, el grupo 'heavy' de los 80 que triunfó más con su documental en 2008 que con sus discos

Por  - 

Este año acaban de sacar su decimonoveno disco  y solo decirlo es más que un milagro. Hace veinte años, Anvil, grupo de speed metal pionero del thrash, se encontraban en el olvido absoluto.  En los 80 tuvieron su momento dulce, pero grabaron con sellos independientes y no lograron mantener el vuelo. Sin embargo, un documental hace quince años logró sacarlos del olvido y convertirlos en un suculento reclamo. No solo un buen grupo de metal, sino uno que también puede funcionar como parodia de sí mismo

EL CABECICUBO DE DOCUS, SERIES Y TV 

Por qué me emociono con 'Heavy Metal Parking Lot', el mejor documental de rock de todos los tiempos

Por  - 

Fueron a grabar a los fans de Judas Priest al parking del recinto donde se iba a celebrar un concierto de la gira Turbo de 1986 y, lo que registraron aquella tarde, aún colea 35 años después. En principio no se comercializó, solo eran VHS que rulaban de mano en mano, pero en 1994 explotó. Más adelante se editó en DVD y los heavys desbocados que habían salido en el documental pasaron a la historia. Alguno hasta escribió sus memorias. Heavy Metal Parking Lot es una joya de la cultura popular

next
x