X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

por amor al arte / OPINIÓN

Sol Picó

Trump choca con Theresa May. Ximo Puig en Canadá. Gabriel Echávarri se sobrevive: reparto de sueldos. Concepto espacial: espera de Lucio Fontana. Federico Trillo contra Alcoi. El veneno de Slobodan Praljak. Un fantasma frío recorre el PP de la CV.

3/12/2017 - 

Francesc Sanguino és el nouSant Vicent Ferrer: ha vuelto a obrar el milagro. Mañana lunes en el Teatro Principal l’alcoiana Sol Picó, premio de danza 2016 y ambaixadora alacantina, la nostra Terpsícore i deesa Hathor recibirá el reconocimiento en su propia tierra: el Laurel de Oro que otorga la Universidad de Alicante. Además, "SuperSanguino" ha conseguido que Ximo Puig, Mónica Oltra, César Sánchez, Gabriel Echávarri y demás autoridades locales, autonómicas e incluso provinciales –como el flamante futuro candidato del PP para la Alcaldía de Alicante si no se estrella contra una nevada o una piedra en el camino, el subdelegado del Gobierno, José Saval- celebren la fiesta de la Inmaculada Constitución el próximo miércoles en el mismísimo Teatro Principal. Que será cuando el president del Consell anunciará la deseada entrada de la Generalitat en la gestión financiera del Teatro Principal. Sant Sanguino, el del ditet. 

Ateos, agnósticos, apóstatas e idólatras del dinero. A uno, a secas, escuchando en la noche helada a Salvador Domínguez, lo que de verdad le provoca es entrar a saco en el procesamiento de Sonia Castedo. O en la imputación del Pare Camps y Aspar y de los demás investigados por lo de la Fórmula 1, como  ese dechado de potencia intelectual y belleza escultural que es Lola Johnson. O entre el vapor de la ducha  de madrugada gritarle a Pepa Bueno y denunciar la ingeniosa ingeniería y arquitectura jurídica armada por la Moncloa con la colocación de peones a lo –querida Concha, soy Dolores de Cospedal- Concepción Espejel para librar del banquillo–la manada lo tapa todo- a medio Génova y al mismísimo Mariano Rajoy. Que prefiere al almirante franquista Salvador Moreno a Rosalía de Castro. Uno se sube al café de un taxi ártico y le pone como un burro despotricar contra la extraña desaparición del fondo de las pensiones y contra Cristóbal Montoro que no nos condona la deuda. Y nos condena al barro de la 2ª B. Maldecir en la barra por las aventuras y desventuras de Carles Puigdemont, las mentiras al FBI o el asalto a mano armada a los impuestos a la middel class de Donald Trump. Despellejar a Selena Gómez por su vuelta con Justin Bieber y a Scarlett Johansson con Colin Jot. Y cómo no, uno se enciende con el lío –más madera Karl Marx&Popper benditos- del camarote del ayuntamiento de Alicante. Y de la industria anti-Echávarri. Y el descuartizamiento de Ángel Franco. Y lo de Antonio Montiel i els "estañets". Així, en un valencià de Callosa de Segura.

Uno se quema contra la pantalla como Oriol Tamvia con la censura rusa en internet, con la divina, plástica y enciclopédica oratoria de Nerea Belmonte y con el descarado plagio que hace Kim Kardashian en su último desnudo del de Beyoncé. Un servidor de dios y usted cae rendido ante Pablo Iglesias y su tardío ataquito anti 155. Menos mal que el conseller Vicent Soler reivindicó el 156 en el Primer Aniversario -2 días para recuperarse- de Alicante Plaza. Uno se siente abducido ante el sueño, la sublime abdicación del Trono del Crisantemo del Emperador Akihito en el príncipe Naruhito. Y extasiado con la Renta Valenciana de Inclusión y la pedida de mano de rodillas ante un pollo asado del príncipe Harry de Inglaterra a Meghan Marckle. Pero todo se desvanece frente al espanto -el insomnio de la dignidad de la especie- de la venta de niñas de ocho años en el Mercado de los Pájaros en Kabul, la trata de esclavos en Libia o la explotación organizada de las inmigrantes menores en las cuevas de Almería, la huerta del sur de Europa. Que se está muriendo.

Intacta Maria. Política i Religiositat de l’Espanya Barroca. El Museo de Bellas Artes de Valencia Pío V presenta una exposición comisariada por Pablo Gonzàlez Tornel en la que se recuerda la guerra descarnada entre franciscanos, jesuitas y dominicos en el siglo XVIII por la imposición del dogma de la Inmaculada Concepción. La "piadosa cuestión" fue una cuestión a hierro y fuego de estado, con torturas y envenenamientos, enfrentamientos de papas y reyes, en la que es considerada la primera guerra propagandística de la Contrarreforma entre los seguidores de Santo Tomás y los de Duns Escoto, tal y como han calificado el especialista Daniel Atienza y el monovero Carlos Enrique Navarro Rico. Simples batallas por el poder terrenal. Mas allá del piadoso distanciamiento entre María José Catalá y la cátedra de Mayor Oreja en la Universidad Católica. De la ruptura de ambos hemisferios celestiales con José Císcar, de éste con la larguísima capa del cardenal Cañizares. Y de todos ellos con la cada vez más solipsista Isabel Bonig –enfrentada 18N a blanco o negro hasta con el empresariado valenciano- se encuentra sencillamente, otra vez, 3 siglos más tarde, la lucha descarnada por el poder. Ahora, en diciembre de 2017, en el seno del PPCV. Y, lo único importante, por el asalto a la Generalitat en el 2023. 2 padrenuestros y un avemaría. Egote absolvo a peccatis 

Génova da por perdidas las próximas elecciones autonómicas ante el Botànic de Mónica Oltra y Ximo Puig. Y cada uno de los barones, corrientes religiosas y áreas de negocio populares del País Valencià ya han empezado a barajar peones. Con Bonig amortizada, César Sánchez está tomando las riendas del Palacio Provincial. Se rompe la bicefalia. Empieza a marcar distancias y amplia su burbuja vital política escenificando su reencuentro con  Ximo Puig. A su vez, Sánchez se distancia dela lucha por el poder popular en el ayuntamiento de Alicante y comienza a perfilar sus propias listas para repetir en la Diputación Provincial. Císcar, pescado enlatado en San Fulgencio, impulsado por Paula White y su Teología de la Prosperidad, comienza las hostilidades a alma descubierta. Aviones plateados arrojan herejes vivos al Mediterráneo. El exoesqueleto de los liberales –los eduardianos- del PP juegan en otro infierno. Y Elisín Alperi declara inconstitucional la Ley de la Huerta Valenciana. Amén.

75X75de Miguel Hernández se presenta –elegía inédita del aguador ahogado- en Alcoi de mano de Carme Jorques y el pintor universal Toni Miró. El fotógrafo Paul Graham trae la América Urbana a Bombas Gens. Imperdible El Calendari dels Brillants presentado por Joan Josep Cardona y Vicent Grimalt. Se echa de menos la sabiduría y discreción de Daniel Climent. Carmena inventa las calles de 1 sólo sentido. Nacen + setas en SFCO, Alacant. Las esquinas del Barri del Carme aparecen pintadas en amarillo, rosa y azul.  José Miguel G. Cortés, director del IVAM, ha caído en cierta melancolía. Tomàs Mestre pletórico. Intimind, mindfullness de Imma Juan y Javier Abuja, ha sido seleccionada por Google Play entre las mejores Apps de 2107: imparables. Sol Picó: We Women.

next