Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

'Test drive'

Skoda Octavia iV, uno de los híbridos enchufables más versátiles

19/01/2021 - 

MADRID. El Skoda Octavia, que está estrenando cuarta generación, acaba de recibir dos motorizaciones híbridas enchufables con las que obtiene la codiciada etiqueta medioambiental Cero emisiones y que van a contribuir a animar las ventas de esta berlina, que también está disponible con carrocería familiar (Combi) y en versión deportiva RS.

Con los acabados Ambition (el de acceso) y Style se puede elegir la motorización híbrida enchufable de 204 CV, mientras que con el acabado RS la opción es la de 245 CV.

En ambos casos, el sistema de propulsión es el mismo: un motor de gasolina 1.4 TSI de 150 CV y un motor eléctrico de 85 kW, al que alimenta una batería de 13 kWh, que se puede recargar en 2 horas y 35 minutos en una toma de 3,6 kW y en 3 horas y 45 minutos en una de 2,3 kW. El coche lleva de serie ambos cables.

Lo que ha hecho Skoda es optimizar la respuesta para la versión RS, de ahí esos 245 CV, que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 225 km/h, frente a los 7,7-7,8 segundos de la versión de 204 CV, cuya velocidad punta es de 220 km/h.

El Skoda Octavia iV puede recorrer con cero emisiones hasta 69 km

Esta mejora incide en la autonomía en modo 100% eléctrico, en la que no se pueden superar los 140 km/h de velocidad máxima. Con el RS se pueden recorrer con el motor térmico apagado hasta 64 kilómetros, una distancia que con la motorización menos potente sube hasta los 69 kilómetros.

También al consumo mixto que les ha homologado la marca: de 1-1,1 l/100 km, frente a los 1,1-1,2 l/100 km del RS.

La transmisión que montan ambos es la automática DSG de seis velocidades con levas en el volante y, desde el acabado de acceso Ambition, son también de serie las llantas de 18 pulgadas, el sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 10 pulgadas, el cuadro de instrumentos digital personalizable de 10,25 pulgadas, el climatizador bizona o los modos de conducción.

El Style añade algunas de las ayudas a la conducción de última generación (como el control de crucero adaptativo o el mantenimiento de carril), mientras que el RS ofrece un diseño exterior e interior muy deportivo, en el que destacan los elementos rematados en negro, la dirección progresiva o la suspensión deportiva, entre otros.

Horquilla de precios desde 31.600 euros (incluidos descuentos)

La horquilla de precios (incluidos todos los descuentos) comienza en los 31.600 euros (de la berlina con el acabado Ambition y 204 CV) y llega hasta los 37.200 euros del RS Combi de 245 CV.

Hoy hemos realizado por Madrid y sus alrededores una breve toma de contacto. Hemos empezado conduciendo un Combi de 204 CV, con el que hemos recorrido unos 50 kilómetros. Hemos partido con la batería cargada al 43%, lo que nos ha permitido obtener un consumo próximo a los tres litros a los 100 km.

Nos ha convencido el silencio de marcha del que goza el Octavia, que está bien aislado de los ruidos provenientes del motor y de la rodadura. También la sensación de calidad que transmite el interior en el que abundan las pantallas, las cuales requieren de una lectura sosegada para poder manejarlas, ya que desde la central se maneja la climatización o, lo que es más complicado, dos modos (Alto y bajo) para intensificar la frenada regenerativa y que ayudan a aumentar la autonomía de la batería.

Al contrario que en algunos vehículos de la competencia, desde las levas o el botón (ya no es una palanca) de la transmisión no se puede aumentar la intensidad de dicha frenada regenerativa. Esto obliga, hasta que tienes más familiaridad con la tecnología del coche, a dejarle a él que decida cuándo ha de funcionar cada motor para ser lo más eficiente posible.

Más fácil es jugar con los modos de conducción: E-mode (100% eléctrico, la potencia máxima se reduce a 80 kW), Hybrid auto e Hybrid

En la versión RS el uso de las levas del cambio automático viene con sorpresa

Esto que podría ser un inconveniente desaparece cuando nos montamos en el RS y pasamos a la gestión manual del cambio de marchas. Subir y bajar de relaciones desde las levas viene acompañado de una mayor ronquera del motor. Aunque es artificial (ese aumento de decibelios nos llega a través de los altavoces) levanta el ánimo y hace más "versátil" al Octavia híbrido enchufable.

La pena es que la nieve y el intenso tráfico durante la prueba no nos hayan permitido disfrutar más de ambos coches. Especialmente del RS, del que Skoda dice que es el "ideal" para quien quiere combinar prestaciones, dinamismo y sostenibilidad.

Noticias relacionadas

next
x