X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

por amor al arte / OPINIÓN

Sarita Montiel

14/04/2019 - 

Luis Barcala saca pecho marcial vestido de marinerito, con su palma trenzada en la mano. Después de tres intentos fallidos, al fin, Mari Carmen de España, vestida de manola como dios manda y tres centímetros más allá y con más joyas que un trono, se ensaliva los dedos intentando dominar el caracolillo rebelde del alcalde de Alicante. Así sí, cariño. Se suben al Falcón oficial y el conductor vuela hacia la Diputación. Barcala, medio engolonisado y sereno, le pega un lingotazo al misal y al rosario y empieza a cantar a grito descubierto El novio de la muerte. Ve pasar a toda leche por su derecha  en un sidecar al hijo de Miguel Valor agitando una banderita y, al volante magnético, con la chupa negra de Isabel Bonig, al motero muotero José Luis Berenguer, el fichaje estrella del Ciudadanos local. MC De España no para de hablar, el alcalde pone pupilas de bastante velocidad y sólo escucha “Carlos Castillo te está hundiendo con los presupuestos”…“las carreras de estas medias me están matando”… “saluda a César Sánchez, que ahora se ha metido a torero”… “qué sería de ti sin mi, mi mantilla, mi familia, mi cultura y mi mente prodigiosa” o “no te cruces delante del agujero negro de la burrita que…”. El PP alicantino inaugura campaña electoral Cantueso Oro entre iglesias, carajillos, chupitos de chaqués y peinetas como catedrales. Justo aquí, en este artículo, se oye a lo lejos el anuncio de Joselito o Sarita Montiel, y al final la aguja enganchada al disco rasposo de 45 RPM. La Semana Santa es cosa de Soberano. Hombres. Demasiado hombres.

Aunque también es del Libro de las Horas, de los rezos y salmos del Obispo color Calabaza Compromís Manuel Alcaraz, semantasólogo, que no pudo ser alcalde, pobret meu, a pesar de las influensias, por el veto de la familia Mollà d’Elx. Y que ahora -olvidado por el Papa Provincial- le suplica a la mare de tots els valencians ser la ardilla roja del Jardín del Turia, o sea, Síndic de Greuges de la Generalitat Valenciana. Los madrileños, satisfechos y sonrientes, se hacen fotos ante el simpático esqueleto de la futura oficina turística. Se encuentran todos los bares cerrados. En los demás, los expulsan. Los alicantinos huyen. Atraídos por el espacio tiempo: el Dioni de Camela.  Es Domingo de Ramos. Esta madrugada del domingo 14 de abril se estrena la nueva temporada de Juego de Tronos. Sin pecado concebida,

Pedro Sánchez ganará las elecciones. El PP está cometiendo la peor Teocampaña de su historia. Es una premonición, una maldición bíblica, la caída, el ajoaceite se corta, de la fachada de la sede del cartel de Pablo Casado como Valor Seguro Génova. Al otro lado del cuadrilátero, lo del niño subvencionado no concebido no nacido de la candidata madrileña Isabel Díaz Ayuso, copiado orgullosa y descaradamente al ideario de la Universidad Católica de Juan Cotino y Paco Camps que estás en tu hornacina de la farmacia del cielo celestial. Albert Rivera se conforma con quedarse como está, de gritona bisagrita entre Inés Arrimadas y Manuel Valls y coloca a toíta la familia de Malú en las listas. Sí, espero tu llamada. Santiago Abascal, otro niño subvencionado, con la tropa embridada en las redes, cede el Valle de los Caídos al ejército popular y redescubre el sacrosanto saqueo de Covadonga. Cayetana Álvarez de Toledo, la Juana de Arco FAES  de la derecha capitalista y disruptiva mundial le pregunta a su espejo mágico: ¿Quién es la más “pija, reccionaria, niñata totalitaria, consentida y subvencionada?". Todos los invitados -la mayoría desde la cárcel- a la boda imperial callan, carraspean, guardan un silencio sepulcral, miran a Ana Botella, después a José María Aznar, suspiran españoleandomente, y contestan al unísono: tú, princesa, digo, decimos, Usted, Señora Marquesa. La izquierda religiosamente atea espera el milagro de la resurrección gloriosa de San Pablo Iglesias para que pueda formarse un Botànic español. Eso sí, con  la muleta del Aberri Eguna de la derecha vasca que representa Andoni Ortuzar y el -Ave María Purísima- PNV en general. Joan Baldoví quiere ser ministro. Irene Montero viene a Alacant. Rosalía brilla como una diosa en Coachella. Que es donde nace la moda mundial. Todo depende de ese 43% de voto flotante. Que el dios de la última ola nos coja confesados.

Ximo Puig será el proximo president de la Generalitat Valenciana. Paco Sanguino The Rise of Skywalker también. Mónica Oltra ha conseguido tranquilizara los suyos y promete más dureza –“haurà per a totes i tots” en la negociación del 9 Botànic. Ya ha colocado como avanzadilla al seu xiquet Francisco Gamero -que sustitute a Clara Ferrando, no em faces ombra, xiqueta- en Hacienda. Quieren colocarnos de President de les Corts a Vicent Soler. El sucesor natural de Puig es Manuel Mata. El sucesor de Oltra es Mónica Oltra. Joan Ribó quiso anteayer prohibir la primavera de las paellas universitarias en La Punta. Natxo Bellido le llamó para decirle que rezará por el carrito repleto de botellas Mercadona de su alma en la próxima Peregrina a la Santa Faç. Llega el FLA. Rubén Dalmau quiere ser conseller de relojes de sal y catedrales de agua. Amén. Están de moda las hamburguesas. Ángel Franco anda exultante por las redacciones hablando bien de Elsa Martínez. Nerea Belmonte, sola, adentrada en su matriz política, se pregunta ¿qué trama Madonna? Toni Cantó muere de éxito. Mari Carmen Sánchez se queda, nos la han puesto para vestir santos. Marta Martín esta a punto de desaparecer. La “correctamente política” Isabel Bonig es un muro de contención puro comparado con Casado. Que insultó la inteligencia y dignidad sacudiendo el espantajo del fantasma catalán a  Francisco Roig y demás cúspide dorada de AVE. Vicente Boluda, desde los Altos del Golán, le lanzó el mismo mensaje que Ana Botín a “sus” políticos perdidos en las tres guerrilas montejurras: “Huid del cortoplacismo. Abrid una agenda reformista”. Palabra de dios. Te alabamos señor. Llueve.

Nadie recuerda a Einstein, ni al extinguido homo luzonensis, ni a los nombres de los candidatos presidenciales 2019, al vaso campaniforme ni el debate de las autonómicas de la SER que mañana hará aquí en Alicante Carlos Arcaya. Ni tiempo ni espacio. Después de la era del juego y porno mundial, vivimos en una seriemanía universal. Alicante, Distrito Digital. Así que esta noche estrenamos en el planeta tierra el último paréntesis de la temporada The winter it’s coming primaveral para creyentes, escépticos y medio pensionistas. Y especialmente para ese cuarenta y pico de indecisos que se despertarán de sus vacaciones el martes 23 de abril en el debate organizado en Atresmedia. Esa noche se decidirá la suerte de las alianzas del nuevo gobierno. Julian Assange cayó en la trampa. Todo tira para el convento.

Así que un servidor declara solemnemente inauguradas las vacaciones electorales. El ilustre parón vacacional de Felipe VI, Doña Letizia Ortiz, la heredera y a la infantita Sofía, la  guapa. Y del eterno culebrón del Brexit Theresa May aplazado hasta la noche de Halloween. Vuelven las uñas cortas mate acabado terciopelo. En los poblados de los sin techo de nuestra noble ciudad se lee con atención esta Semana Santa al politólogo Steven Levitsky y El Director, de David Jiménez. Se oye con fervor La pasión según San Mateo de Sebastian Bach. Por lo que pueda pasar, este artículo no va a ser menos, y por no quedarnos solos en la escalera, vamos a instalar una alarma. Porque si te descuidas se te meten dentro. Buitres viajeros nos sobrevuelan. Y saludan. Estamos a punto de resucitar.

Un dron de un oficial de la  Ertzainza me da un coscorrón justo saliendo desnudo de una ola helada en la playa de San Sebastián. El policía local me reprocha que está prohibido y que es para usted. Son las tres y media de la madrugada y mi nunca bien ponderado ni pagado Herr Direktor Miquel Gónzalez al fin me llama con un artefacto policial para reclamarme un dibujo electoral. Los traineros han despertado a las niñas y todos, de repente tenemos muchísima comida. Inma mira al suelo, me da ropa. Y sonríe. Las niñas chillan de pura emoción y juegan con los traineros. La vida nos ignora. Es libre. Las campanas repican. Tengo sangre en las manos. Ha nacido la primavera.

Noticias relacionadas

next