X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista al gerente de negocio y sector público de signify

Santiago Julián (Signify): "La iluminación es el 15% del consumo energético, pero puede bajar al 8%"

22/10/2019 - 

ALICANTE. El gerente de Desarrollo de Negocio, Ciudad Inteligente y Segmento Público en Signify (la antigua Phillips Lighting), Santiago Julián Alcolea, será uno de los expertos del sector privado que participen este jueves en el debate sobre el modelo de Smart City o 'ciudad inteligente', que se celebrará en el centro coworking ULab en la plaza de San Cristóbal de Alicante, dentro del ciclo 'Haciendo Futuro' organizado por el centro. Julián atiende a Alicante Plaza antes de desplazarse a Alicante para abordar la estrategia de smart cities de las ciudades alicantinas y la situación de su empresa.

-Su empresa está especializada en la iluminación eficiente. ¿Qué proyectos de I+D están desarrollando para mejorar?

-La innovación en el campo de la iluminación, históricamente siempre ha ido en progresar en dos variables: incrementar la eficiencia energética (lúmenes por vatio) y la durabilidad de los productos en número de horas, siempre asegurando la calidad de la luz. Con la irrupción de los LED y las posibilidades de control digital, se suma a estas variables la búsqueda de innovaciones que permitan conectar los puntos de luz, gestionarlos remotamente, convertirlos en nodos de comunicación o en fuentes de datos… Actualmente, en el campo de la innovación estamos trabajando en la transmisión de datos a través de la luz. Nuestra tecnología LiFi ofrece internet de banda ancha a través de las luminarias. Otra campo de desarrollo es la tecnología solar para iluminar nuestra calles. También abordar el reto de la creciente demanda de alimentos a través de recetas de luz que optimicen el crecimiento de los cultivos y reduzcan el uso de recurso.

-¿Han llevado a cabo alguna actuación destacable en la provincia de Alicante o tienen prevista alguna en el futuro inmediato?

-La iluminación conectada presenta tres grandes beneficios a una ciudad: la reducción de la factura eléctrica municipal y de los costes operativos de mantenimiento; reducción de las emisiones de CO2 y de la contaminación lumínica; e incremento de la sensación de seguridad al mejorar la calidad de la luz y la posibilidad de introducir sensores en la propia infraestructura. En estas líneas estamos trabajando con varios municipios de Alicante. Por ejemplo, la capital está apostando por incorporar iluminación inteligente que permita regular el alumbrado en función de la hora, el día o la época del año. En paralelo, trabaja en realzar su patrimonio a través de iluminación, haciendo la ciudad más atractiva. Otro ejemplo lo encontramos en La Vila Joiosa, que ha renovado gran parte de su alumbrado a LED y dispone de sistemas de control en los cuadros eléctricos para facilitar la regulación y la monitorización de los consumos, para facilitar su optimización.

-¿Cómo ve en general a nuestros ayuntamientos en el camino para convertirse en Smart cities?

-Los ayuntamientos se enfrentan a grandes retos para lograr una mayor y mejor gestión. La falta de inversiones supone una pérdida de oportunidad en materia de eficiencia, ya que el alumbrado público puede representar hasta el 50% de la factura eléctrica municipal. Otro reto es la elección e interconexión de las diferentes tecnologías que existen. Los ayuntamientos deben apostar una 'estrategia-ciudad' que aborde estos retos de la manera más coordinada posible, aprovechando las sinergias. Por ejemplo, que la red de alumbrado pueda servir para alojar elementos de monitorización como sensores de contaminación o nodos de conexión wifi. En Alicante, como en otras regiones, existe inquietud por parte de las corporaciones. Muchos municipios está apostando por actuaciones en materia de eficiencia energética y conectividad dentro del concepto Smart City, así como por encontrar las sinergias entre el alumbrado y la seguridad o el turismo.

-¿Conoce los proyectos de smart city de Alcoy y Benidorm? ¿Cómo los valora?

-Los ayuntamientos se están dando cuenta de los beneficios que supone para sus ciudadanos el apostar por proyectos de iluminación eficiente y conectada, como los casos que cita. Además, Benidorm presenta una estrategia vinculada a incentivar el turismo de calidad a través de la iluminación pública y ornamental. Es muy pronto para hablar de estos proyectos, pero confiamos en que redundarán en beneficios para el turista, el municipio y los ciudadanos.

-En general, ¿la administración en España se toma en serio el reto de la eficiencia energética?

-El Gobierno está comprometido con el cambio climático y así lo demuestra en las cumbres internacionales en las que participa. En esa línea, España tiene el 'Plan Nacional de Energía y Clima (2021-2030)' que incluye el compromiso de reducción de las emisiones de carbono en un 20% respecto a las emisiones de 1990, para contribuir a conseguir el acuerdo de París. En estos momentos, tenemos la oportunidad como país de abanderar la eficiencia energética a nivel europeo. Invertir en tecnologías de eficiencia energética crea actividad económica y empleo, genera innovación sostenible y da pasos en la dirección correcta. La colaboración entre organismos públicos y privados, así como los ciudadanos, es crucial para pensar en un 2030 eficiente energéticamente.

-¿Cree que estamos en condiciones de cumplir los objetivos del Horizonte 2030?

-No invertir en eficiencia energética es malgastar todos los días. Actualmente, ya contamos con tecnología en diferentes campos que permite ahorros energéticos y un consumo más responsable de energía. Por ejemplo, la iluminación LED conectada permite ahorros que pueden superar el 80% respecto a las instalaciones actuales. No hay que olvidar que la iluminación representa el 15% del consumo energético mundial. Si todos los puntos de luz que existen hoy en día en el mundo cambiasen a las tecnologías de iluminación eficientes ya existentes, podríamos bajar dicho porcentaje al 8%. En Signify nos fijamos objetivos ambiciosos y vinculantes, y predicamos con el ejemplo. En la Cumbre del Clima de París en 2015 nos comprometimos a ser neutrales de carbono a nivel mundial en 2020, y en España lo somos desde 2017, gracias a la reducción de emisiones en nuestras operaciones, el uso de energías renovables y la compensación de emisiones.

-Háblenos un poco de su empresa, ¿hacia dónde van en los próximos años?

-La apuesta de Signify se focaliza ahora mismo en dos grandes conceptos: innovación y sostenibilidad. Pensamos que es la manera adecuada de ofrecer al mercado aquello que está demandando, focalizando en conectividad, colaboración y con miras de cumplir los objetivos medioambientales contra el cambio climático. En el ADN de la empresa está la innovación. Invertimos el 4,5% de nuestras ventas de 2018 en I+D, como la plataforma Interact, que permite utilizar los sistemas de iluminación LED conectada y las redes de sensores integrados para aportar nuevos conocimientos, beneficios y servicios en la gestión. Paralelamente, apostamos por nuestro programa de sostenibilidad Brighter Lives, Better World, focalizado en operaciones e ingresos más sostenibles. Como parte de ese programa, Signify ha logrado un progreso significativo en su compromiso de convertirse en neutral de carbono en 2020. La compañía redujo su huella de carbono en un 49% en el transcurso de 2018, usó electricidad renovable en el 89% del consumo total y generó el 79% de sus ingresos en productos, sistemas y servicios eficientes energéticamente.

Noticias relacionadas

next
x