X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el director de estrategia de ubs participa en una jornada de ineca

Roberto Scholtes (UBS): "Alicante es vulnerable ante la transformación del modelo económico"

Foto: ESTRELLA JOVER
30/01/2020 - 

ALICANTE. La economía de la provincia de Alicante parte en una "posición vulnerable" para afrontar la transformación del modelo económico actual hacia uno más basado en la sostenibilidad y la inversión responsable. Así lo estima el director de Estrategia del banco UBS en España, Roberto Scholtes, quien este miércoles participó en una jornada organizada por el Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca) bajo el título 'El año de las decisiones, la década de las transformaciones'.

Ante una treintena de empresarios convocados por Ineca en el salón de actos del Business World Alicante (BWA), Scholtes destacó que "una quinta parte de la economía alicantina la aportan las administraciones públicas, incluida la sanidad y la educación, y esa parte del PIB es la que mejor aguantó la crisis". Tras el sector público, destacó la importancia también del sector inmobiliario y el turístico, que aportan juntos la mitad del PIB de la provincia, mientras que la manufactura supone solo un 9%. En cuanto a las exportaciones, las de bienes suponen solo un 15% del PIB provincial, y "además concentradas en sectores expuestos a gran presión competitiva y cambios tecnológicos".

Mención aparte merece el turismo, piedra angular del crecimiento económico en los últimos años, que depende directamente de la coyuntura en Oriente Próximo. La llegada de turistas a Alicante sube los años en que baja en Túnez, Egipto y Turquía por la inestabilidad (algo que se vio claramente en 2017) y viceversa, de forma que las curvas de los dos destinos dibujan un espejo. En cuanto a la construcción, el otro pilar, Scholtes destacó que "Alicante disfrutó más del boom del ladrillo, sufrió más la crisis y ahora va rezagado respecto a la media del crecimiento del PIB español".

Turismo de calidad e imagen de marca en el calzado

Con este escenario, "tenemos una estructura económica bastante vulnerable a la transformación económica que viene". Scholtes recomendó algunas líneas de acción para fortalecer la posición alicantina en la próxima década, como "elevar la calidad del turismo y buscar un cliente más caro, no competir en precio", o "explotar el turismo sanitario y geriátrico", sectores donde Alicante ya tiene una buena posición. También apostó por crear una plataforma logística fuerte para aprovechar el desarrollo del Corredor Mediterráneo, y volcarse en los servicios relacionados con la propiedad intelectual, el 'halo de la Euipo', en lugar de buscar "un gran sector de software, que parece utópico". Por último, aconsejó invertir en sectores relacionados con la transición ecológica, como las renovables, y crear una imagen de marca para el calzado similar a la de Italia que lo blinde de la competencia por precio.

En líneas generales, el director de Estrategia de UBS vaticinó un año que "irá de menos a más" en lo económico, aunque la duración del actual ciclo dependerá de las elecciones en Estados Unidos, la guerra comercial y el Brexit, además de las políticas fiscales y monetarias que apliquen los bancos centrales. "Hemos alcanzado un pico en los aranceles y el resurgir de la inversión está lejos", explicó. "Caen las ventas de coches y móviles por la aparición de los eléctricos y del 5G, que alargan el plazo de reposición". Así, "quedan meses de malos datos en las manufacturas, contradictorios, porque en la segunda parte del año se recuperarán".

En cuanto a los grandes factores que influirán en la economía, UBS considera que Reino Unido y Europa firmarán un acuerdo de libre tránsito de mercancías y personas tras el Brexit (el periodo transitorio expira el 31 de diciembre), por lo que el turismo y la compra de vivienda podrán seguir con normalidad. Pero la depreciación de la libra por la incertidumbre frenará ambos mercados por el menor poder adquisitivo de los británicos. En cuanto a Estados Unidos, con las cámaras bloqueadas por el equilibrio de mayorías entre republicanos y demócratas, Trump seguirá haciendo uso de sus prerrogativas en defensa y comercio, lo que no augura precisamente una vuelta a la normalidad.

En la política monetaria, UBS considera que el Banco Central Europeo intentará volver a tipos positivos el año que viene, y el crecimiento de las economías nacionales irá "declinando". En el caso de España, en torno al 1,5%. "El nuevo Gobierno de PSOE y Podemos no cambia nuestras previsiones, porque esperamos una política fiscal neutra, y la clave será cuánto se toca la legislación laboral". En este sentido, calculan que se crearán 320.000 empleos en España este año. Al coronavirus también le auguran un impacto limitado, aunque "las malas noticias seguirán hasta finales de febrero". 

En todo caso, Scholtes aseguró que "estamos en la cuarta revolución industrial, que por primera vez es simultánea en todo el mundo, afecta a todos los sectores y va a toda velocidad". En este sentido, avanzó que "el BCE va a empezar a comprar bonos verdes para financiar la transición energética. El cambio climático está cambiando la manera de hacer negocios", con una "tendencia hacia la inversión responsable". Por este motivo, Scholtes consideró buenos nichos de inversión aquellos relacionados con las renovables, la eficiencia energética, transportes, infraestructuras... "El plan español para la transición energética obtuvo la mejor calificación de la UE. El objetivo es bajar un 30% las emisiones, y la financiación a largo plazo para estos proyectos será barata".

Desaceleración en todos los indicadores

El presidente de Ineca, Rafael Ballester, por su parte, señaló que "la economía de la provincia de Alicante se desacelera y hay que configurar una economía sólida con los sectores tradicionales y los emergentes". El próximo informe de coyuntura, que se presentará esta semana, vuelve a confirmar una desaceleración que se plasma especialmente en sectores como las exportaciones, el turismo y la compraventa de viviendas. "De momento, el sector de actividad que más está notando esta ralentización del crecimiento es el vinculado al inmobiliario. La compraventa de viviendas prácticamente arrastra un año sin incrementos, aunque las licencias de obra nueva siguen creciendo".

No obstante, frente a esta situación de alarma "el nuevo ecosistema digital se está convirtiendo en un revulsivo y un estímulo a la inversión, aunque encontramos necesario incrementar el vínculo y las sinergias entre tecnológicas y firmas tradicionales". Ballester ha concluido su intervención explicando que “es ante este contexto de inestabilidad, que ha venido para quedarse, donde tenemos que tratar de forjar una economía, en nuestro caso provincial, diversificada y sólida, bien apoyada en sus fortalezas tradicionales (turismo hotelero y residencial, agroalimentario, industria, terciario) y emergentes (nuevas tecnologías) para tratar de ser lo más resilientes posibles.

Noticias relacionadas

next
x