X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de agosto y se habla de alicante TEMPORAL DE LLUVIAS grupo cdv alzis benidorm port hotels

el grupo baraka recurrió el último fallo sobre la propiedad de los locales

RIU abrirá en julio su hotel en el Edificio España tras 'echar' al oriolano Trinitario Casanova

4/06/2019 - 

ALICANTE. La cadena hotelera balear RIU avanza a contrarreloj para abrir su nuevo hotel en el emblemático Edificio España de Madrid el próximo mes de julio. Si bien no hay aún una fecha marcada, todo apunta a que podría ser a mediados de mes, según ha trasladado la cadena. La intención de RIU es abrir en un primer momento solo una parte de las habitaciones, para iniciar la actividad y formar al personal que formará parte del establecimiento, según informó la cadena a la agencia Efe.

La cadena propiedad de la familia Riu Güell conseguirá de esta forma cumplir hasta cierto punto el calendario que se había fijado para estrenar el que será su primer hotel urbano y el nuevo buque insignia del grupo, pese al cruce de pleitos con el Grupo Baraka, del empresario oriolano Trinitario Casanova. Como informó en su momento este diario, RIU ha logrado finalmente 'echar' del edificio al controvertido empresario, que reclamaba la propiedad de los locales comerciales del Edificio España (tres plantas de las 27) tras comprarle el inmueble al grupo chino Wanda para vendérselo a continuación a los hoteleros baleares.

La batalla judicial, con todo, puede que no esté definitivamente cerrada, puesto que Baraka anunció su intención de recurrir la sentencia que daba la razón a RIU, y la cadena por su parte esgrimió una posible demanda contra el oriolano por "daños y perjuicios". Hay que recordar que una demanda inicial del empresario motivó que un juez parase las obras de reforma del hotel, hasta que el juzgado de Primera Instancia 67 de Madrid dio finalmente la razón a la cadena hotelera, y negó a Baraka la legitimación activa necesaria para reclamar la paralización de los trabajos.

La demanda de Baraka, presentada en agosto pasado, pedía paralizar las obras del hotel por posibles riesgos estructurales. Para poder presentar la demanda como perjudicado, el oriolano argumentó que los locales comerciales eran suyos, y RIU se negaba a escriturarlos. Sin embargo, el fallo difundido por la firma hotelera el pasado mayo considera que el propietario de los locales es la propia RIU, y que lo que existe a favor de Baraka es una encomienda para comercializar los bajos (encontrar inquilinos) a cambio de una comisión. De hecho, tras la denuncia de Baraka, RIU vendió dicha zona en febrero a Corpfin Capital. La zona comercial, de 15.000 metros cuadrados, está valorada en unos 160 millones.

Trinitario Casanova, en la sede del Grupo Baraka en Murcia. Foto: EFE

El inversor oriolano protagonizó una llamativa operación en el verano de 2017, cuando compró el edificio España a Wanda para revenderlo a RIU con 24 horas de diferencia. Casanova lo compró a Wanda por 272 millones de euros, aunque el importe de la reventa a RIU nunca ha trascendido. En septiembre pasado, Casanova explicaba en una entrevista con la agencia Efe que "me dedico a comprar y a vender, aunque sea a los cinco minutos". 

Casanova es bien conocido en Alicante por algunas sonadas operaciones inmobiliarias. Sin ir más lejos, adquirió las antiguas naves de Altadis para alquilárselas a Sprinter, que ahora ha construido en esa zona su nuevo centro logístico y ha trasladado su sede operativa. También fue dueño durante unos años del edificio Hispania, junto al puente rojo de la Gran Vía de la capital, que ahora pertenece a Blackstone (al comprar a precio de derribo los activos del antiguo Grupo Hispania, luego Gestión de Activos Castellana 40). Y como ha contado este diario, tiene intereses en Torrevieja, donde prevé levantar dos torres: una de viviendas y un hotel, con una inversión de 100 millones de euros.

El nuevo establecimiento ocupará 24 de las 27 plantas del Edificio España (las tres restantes se destinarán a uso comercial). En julio se abrirán parte de las habitaciones a los clientes con el objetivo de formar a los futuros empleados del hotel, que dispondrá de 585 habitaciones, tendrá una categoría de 4 estrellas y sumará en su conjunto más de 5.000 metros cuadrados destinados a eventos o una piscina exterior ubicada en una terraza de la planta 20. RIU empezó en octubre de 2017 las obras en el emblemático inmueble, que lleva unos 12 años cerrado.

Noticias relacionadas

next
x