Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

iniciativas a debate en el próximo pleno

PSOE y Compromís cargan contra las paradas anti-acoso del PP y anuncian alternativas

2/10/2018 - 

ALICANTE. La puesta en marcha de paradas intermedias en las líneas de autobús de Alicante que prestan servicio en horario nocturno con el propósito principal de proporcionar mayor seguridad a las usuarias del servicios ha suscitado ya la reacción de dos de los cuatro grupos de la oposición, PSOE y Compromís, con el anuncio de dos propuestas alternativas que se elevarán a debate en el próximo pleno. 

En primer lugar, el exconcejal de Tráfico por el PSOE, Fernando Marcos, consideró este lunes que esa apuesta del actual equipo de Gobierno, del PP, provoca "situaciones ridículas como confundir un aumento en el número de paradas en las líneas de transporte urbano con las paradas anti acoso". "Mientras otras ciudades como Vigo, Bilbao o Tarrasa han implementado el sistema de paradas a demanda para ayudar a aquellas mujeres que se sientan acosadas, en Alicante han optado por "pintar las paradas de fucsia y decir que adoptan medias pioneras. Es complicado hacer más el ridículo", añadió Marcos.

El edil socialista consideró que el PP ha tomado esta decisión porque para poner en marcha paradas a demanda de las usuarias, sería necesario modificar la ordenanza del transporte. "Una vez más, el condicionante es el de siempre, el trabajo. Si para adoptar una medida necesaria hay que trabajar, el señor Barcala apuesta por un atajo. Lo que sea, con tal de no trabajar", insistió. Así, anunció que el PSOE iniciará los trámites para solicitar un cambio en el Reglamento del Usuario de Transporte Urbano que permita adoptar medidas que de verdad puedan ayudar a prevenir el acoso a las mujeres. "Nosotros ya demostramos que el trabajo no nos asusta y no vamos a permitir que la incapacidad del PP sea la condena de la ciudad", finalizó.

Por su parte, la exconcejal de Igualdad de Compromís, María José Espuch, ha criticado este martes al equipo de Gobierno por "la incompleta puesta en marcha de las paradas anti-acoso en las líneas nocturnas de autobuses". Según Espuch, esta propuesta se presentó "a bombo y platillo" este viernes pese a que este sábado solo una de las paradas intermedias se encontraba señalizada en la ruta de los autobuses nocturnos. "Barcala se ha querido poner una medalla cuando lo único que han hecho ha sido incrementar paradas y pintarlas de rosita", ha afirmado. "Que solo haya una parada extra el primer fin de semana de funcionamiento es una muestra más de las prisas por anunciar una medida que no se creen y no le han dado el valor suficiente como para estudiarla detenidamente", ha añadido la edil de Compromís.

La coalición valencianista destaca a través de un comunicado que el compromiso del transporte público contra el acoso callejero debe ir de la mano de más medidas como las aplicadas por ciudades como Bilbao, "que han trabajado las paradas anti-acoso junto con colectivos feministas y conductores de autobús. Además se debe formar y sensibilizar al personal del transporte público sobre cómo contribuir a disminuir el riesgo para las mujeres". Así, según ese mismo comunicado, Compromís aboga por poner en marcha otras propuestas, "como la de que los taxistas esperen a que la mujer entre en el portal para marcharse, que contribuye también a reducir el riesgo de acoso y ha sido implantada con éxito en varios municipios".

Espuch también ha destacado que "resulta extraño que Barcala anuncie una medida que debería surgir de la Concejalía de Igualdad, y que concejala ni asista a la presentación. Llama la atención que en un tema de igualdad de género la presentación la hagan tres hombres y que, además, no se haya tenido en cuenta al Consejo Local de la Igualdad a título consultivo", ha añadido. "Nos parece una tomadura de pelo implantar esta medida incompleta y sin ninguna seriedad para una realidad tan dura como la violencia de género o el riesgo de acoso o violación", ha aseverado Espuch.

El concejal de Tráfico, el popular José Ramón González, ha insistido en que la crítica de la oposición contra la iniciativa no puede ser "que no les guste el color de la parada". En esta línea, ha señalado que el sistema trata de acortar la distancia entre paradas para proporcionar "mayor seguridad tanto a hombres como a mujeres". Así, ha señalado que se trata de una cuestión "que tiene que ver con el transporte y con la seguridad ciudadana, por lo que no resultaba necesario que se convocase al consejo de igualdad". Por último, ha señalado que se analizó la posibilidad de implantar un sistema de paradas a demanda "pero quedó descartado porque se trata de una alternativa no autorizada por la regulación de la Dirección General de Tráfico al conllevar una situación de inseguridad para peatones y conductores. Es más, otras ciudades como Bilbao o Tarrasa tuvieron que retirar ese sistema porque no era legal", ha insistido.

Fuentes del grupo socialista han apuntado, este miércoles, que han podido confirmar que en las ciudades de Bilbao y Vigo sí se ha implantado el sistema de paradas a demanda, por lo que han instado al concejal de Tráfico a "dejar de mentir y de hacer el rídiculo". 

Noticias relacionadas

next
x