X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la empresa reduce en 9 personas la afección e iguala la indemnización

Principio de acuerdo en el ERE de Levantina: la plantilla vota el lunes 45 despidos con 27 días

7/03/2020 - 

ALICANTE. Se acabó el tiempo para negociar, y la pelota está ahora en el tejado de los empleados. La dirección del Grupo Levantina y los representantes sindicales cerraron este viernes, sobre la campana, un principio de acuerdo que permitiría a la empresa llevar a cabo el ERE con el visto bueno de la plantilla. Pero todo dependerá de lo que decidan, con voto secreto, las asambleas de trabajadores convocadas para este lunes.

Finalmente, la cifra de afectados por la nueva regulación, la segunda que acomete la empresa en menos de un año, se reduce a 45, nueve menos de las planteadas inicialmente. Se 'salvan' cinco personas en administración y cuatro en producción, dos en cada una de las plantas afectadas. De tal manera que, si el ERE sale adelante tal como ha pactado este viernes la mesa de negociación, habrá 29 salidas en el departamento de administración, donde se reorganizarán las tareas diarias, y otros 16 en producción.

El asunto más delicado ha sido el de la indemznización para los afectados. La empresa partía del mínimo legal de 20 días por año trabajado y un tope de 12 mensualidades, mientras los sindicatos defendían la postura de 33 días con 14 mensualidades. La dirección de Levantina llegó este viernes a la mesa con una oferta que mejoraba la inicial: 24 días por año, con las mismas mensualidades. Pero los sindicatos se plantaron y exigieron, al menos, las mismas condiciones que se ofrecieron a los 234 despedidos en el ERE de 2019, al considerar que esta regulación es una réplica de la anterior.

En este punto se produjo un largo receso durante el cual los representantes de la empresa trataron de convencer a la propiedad (el fondo de inversión Bybrook) de igualar la oferta del ERE anterior, ya que en caso contrario la negociación se iba a cerrar sin acuerdo (lo que abría las puertas a reclamaciones posteriores en los tribunales y, llegado el caso, a la nulidad del expediente). Finalmente, cuando volvieron a la mesa traían consigo el compromiso de pagar 27 días por año trabajado con 14 mensualidades, igual que en 2019. Y los dos lados de la mesa se estrecharon las manos.

Ahora, falta que el lunes los trabajadores apoyen por mayoría el acuerdo alcanzado por los sindicatos, que son optimistas respecto al ambiente favorable en la plantilla a respaldar la propuesta. Eso sí, la votación se hará con papeletas, en lugar de a mano alzada, para evitar que los trabajadores puedan sentirse condiciones por el sentido del voto de sus compañeros. A las 14 horas de este viernes, así, se convocaban las asambleas, que se celebrarán el lunes. El martes finaliza el plazo para registrar el ERE con acuerdo.

En cuanto a la aplicación del ERE, está previsto que el grueso de los afectados salga el 31 de marzo, pero se dejará un plazo abierto hasta el 31 de julio para que la comisión de seguimiento de la que formarán parte empresa y sindicatos evalúe la necesidad real de seguir con los despidos o 'salvar' algunos puestos más. Antes de cada tanta, Levantina propondrá los nombres afectados para estudiar si hay algún condicionante que los afecte. Lo que no habrá esta vez es una agencia de recolocación, ya que la experiencia en el ERE de 2019 no fue tan positiva como cabía esperar con el reciclaje de los despedidos. Los sindicatos han preferido que la firma haga el esfuerzo económico en la indemnización.

Noticias relacionadas

next
x