Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

merma en los ingresos por la pandemia

Por ahora siluetas...

El Elche anuncia su primera medida para compensar a los abonados por no poder asistir a los partidos.

30/05/2020 - 

ALICANTE. El fútbol profesional regresa a la competición el próximo 11 de junio pero sin uno de sus principales activos junto al balón y los futbolistas: el aficionado.

Aunque es posible que la nueva normalidad permita en el arranque de la temporada 2020/21 la presencia de público en las gradas (un tercio del aforo), los aficionados tendrán que seguir desde la distancia las 11 jornadas de la Liga 2019/20 en Primera y Segunda División A que se van a disputar durante junio y julio. 

Conscientes del efecto negativo que puede tener lo anterior en el negocio, los clubes de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) empiezan a poner en marcha diferentes iniciativas dirigidas a enaltecer la figura del aficionado. Uno de los primeros ha sido el Elche que este sábado anunciaba la creación del 'Rincón del Aficionado', una espacio en la grada del estadio Manuel Martínez Valero en el que "junto a elementos de animación para dar colorido, instalará en las butacas siluetas a tamaño real (medio cuerpo) de los aficionados que lo deseen", apunta en un comunicado el club de la ilicitana partida de Altzabares

Medidas compensatorias

Ahora bien, la iniciativa del Elche (importada desde la Bundesliga) no deja también de tener un claro trasfondo económico, consecuencia de la pandemia y ligado a la merma en los ingresos: a la hora de participar en la misma, el Elche le da preferencia a los abonados del club a los que les ofrece la posibilidad de adquirir su silueta a cambio de renunciar a la devolución de la cantidad proporcional del abono a la que tienen derecho por los seis partidos incluidos en el mismo a los que no podrán asistir: los choques ante Extremadura de la jornada 32; frente al Girona de la jornada 34; contra el Deportivo de la jornada 35; ante el Cádiz de la jornada 37; contra el Albacete de la jornada 40; y frente al Real Oviedo de la jornada 42. 

La anterior es la primera de las opciones que la entidad le va a ofrecer a sus 13.000 abonados para compensarles por no poder disfrutar de seis partidos que han pagado por adelantado, Así lo deja claro en el propio comunicado el club cuando habla de "un paquete de medidas compensatorias que se comunicará en los próximos días". 

Taquillas, publicidad y derechos audiovisuales

La merma en los ingresos como consecuencia de la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19 obligará a los clubes de la LFP a mantener en los próximos meses más activas que nunca todas sus vías de ingresos para que la temporada 2020/21 sea menos dura en lo económico.

Como contó Alicante Plaza hace casi dos meses, el Elche estimaba que dejaría de percibir unos 450.000 euros en el caso de que se jugasen con público en las gradas las jornadas que restan... Teniendo en cuenta que se van a disputar a puerta cerrada, que el club presupuestó un ingreso de 1,6 millones por abonos y taquillas en este curso del que precisamente falta por disputarse el tercio más importante (con posibilidad real para los franjiverdes de jugar incluso el 'play-off' de ascenso Primera División, algo a lo que tampoco le podría sacar jugo desde el punto de vista de taquillas), no sería de extrañar que la merma ligada a la falta de público termine rondando el millón de euros. 

A la anterior habría que sumarle la ligada a los derechos audiovisuales que es muy probable que la haya aunque se vayan a jugar y televisar los partidos: el último pago, correspondiente a junio (marzo, abril y mayo le fueron adelantados a los clubes) y que asciende a 500.000 euros en el caso del Elche (presupuestó un ingreso anual por este concepto de 6,3 millones netos (5,8 brutos), está en el aire porque los operadores han tenido que sustituir durante casi tres meses el fútbol en su programación por otros productos (lo que tiene un coste), además perdido abonados por la crisis viendo reducirse sus ingresos por publicidad y los partidos se pueden solapar en el calendario tan ajustado que se avecina; variables todas ellas que se recogen como penalizaciones en los contratos con los clubes y que también llevarán a que ingresen menos dinero aquellos cuyos equipos jueguen el 'play-off' de ascenso.

Noticias relacionadas

next
x