X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

pide que se cumpla la proposición no de ley sobre la protección del litoral oriolano

Podemos exige más informes de impacto ambiental y socioeconómico para el plan de Cala Mosca

20/02/2019 - 

ORIHUELA. La declaración ambiental favorable a la construcción de 1.500 viviendas en Cala Mosca por parte del Consell, hace una semana, suma la reacción en contra de Podemos Orihuela. La formación pide nuevos informes socioeconómicos y otro informe ambiental independiente para completar el plan, que ha sido recurrido desde hace años por ecologistas, grupos políticos y vecinos de la costa, con el fin de tratar de frenar el plan que acabaría con el último kilómetro virgen de costa en Orihuela.

La Consellería de Territorio elaboró un informe de una página en el que se valora el "supuesto indemnizatorio" para el plan de Cala Mosca, en torno a 25 o 30 millones de euros. Una hipótesis que Podemos considera "conservadora" y por la que consideran insuficiente el informe, que, aseguran que no profundiza en la petición que la formación hizo en 2017 para el estudio pormenorizado del plan.  

Para la formación, la respuesta del Consell no se basa en los suficientes criterios para tener una conclusión para un proyecto de la envergadura de Cala Mosca. Así, reclama que se cumplan los acuerdos aprobados en la comisión de medio ambiente, agua y territorio donde también se aprobó la elaboración de un estudio de impacto ambiental independiente. 

El visto bueno a la declaración ambiental para construir 1.500 viviendas en Cala Mosca daría luz verde a un plan que ocuparía 456.000 metros cuadrados del litoral. La Dirección General de Medio Natural y Evaluación Ambiental, pide estudios adicionales antes de la aprobación del proyecto de urbanización para comprobar que se ajusta a los condicionantes de la resolución o si deberán reclamar más documentación complementaria a la declaración de impacto ambiental ya emitida. De momento, hasta que se apruebe y ejecute el proyecto de urbanización, la empresa deberá impedir el paso de en zonas de especies protegidas con cerramientos provisionales. En un mes, la promotora deberá demostrar que ha ejecutado estas medidas.

David Vegara, secretario general de Podemos Orihuela, considera que, "sin duda, Cala Mosca simboliza un modelo urbanístico y turístico caduco, insostenible, depredador del territorio, injusto y que ha servido para el enriquecimiento de unos pocos". 

Lo que quieren forzar desde la formación morada es, precisamente, la puesta en marcha de la Proposición No de Ley (PNL) que el síndic de Podem y diputado autonómico, Antonio Estañ presentó en la Comisión de Medio Ambiente, Agua y Territorio en junio de 2017. Una propuesta sobre la protección del litoral oriolano y la construcción de Cala Mosca. La PNL se aprobó y en su contenido establecía la realización del análisis de la viabilidad económica de la desprogramación y posterior desclasificación del suelo, la elaboración de un informe de impacto ambiental independiente o un informe del impacto socioeconómico de ejecución. 

Desde Podemos consideran que la protección de Cala Mosca es una demanda generalizada y transversal en el municipio. Por ello exigen a las dos administraciones competentes, Generalitat y Ayuntamiento, trabajar conjuntamente para encontrar una solución viable a esta encrucijada. 

La empresa, a la espera

El grupo Gomendio, matriz de la firma Playa Salvaje SA, encargada del plan en Cala Mosca, aún no maneja el proyecto para esta zona del litoral oriolano. Desde la firma, de hecho, aseguran que en este momento trabajan en dos obras de viviendas en Punta Prima, en Torrevieja, en una zona cercana a la de Cala Mosca y para la que aún les queda dos años de labores para completar. Además, en el mismo sector de Punta Prima en el que construyen, aún les quedan libres otras tres parcelas en las que planean nuevos proyectos urbanísticos que irían antes del de Cala Mosca, según sus previsiones en este momento, y por lo tanto, relegarían hasta dentro de dos años los planes para la zona oriolana. 

Noticias relacionadas

next