X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

nueva sesión del juicio

Perito policial en Brugal: "No hay alteración de contenido en las grabaciones de los registros a Fenoll"

11/07/2019 - 

ORIHUELA. La vigésimo novena sesión del juicio del Caso Brugal trajo la declaración de dos peritos policiales, que se encargaron de extraer las grabaciones y la información de los dispositivos recogidos de diferentes registros en el domicilio particular o de empresas de Ángel Fenoll. Uno de ellos aseguró que de las copias de grabaciones analizadas y que se extrajeron de los primeros registros, en 2007, "no encontré ningún elemento que indicara que había sido manipulado". Argumenta tiene el archivo tiene el mismo parámetro de radiofrecuencia y que la revisión "no aportó datos que indiquen que ha sido modificado". El perito habló de las copias analizadas tras el registro y, a través de preguntas del Fiscal, aseguró que no puede asegurar que esas sean las originales, pero, en cualquier caso, las estudiadas no tenían visos d alteración.

Precisamente, toda la Defensa, al inicio de juicio criticaron que no hubiera una copia original del documento y fueron muy duros, durante las cuestiones previas, con lo que consideran que fue una investigación judicial "muy deficiente". De hecho, el abogado Mariano Bo, que defiende a Ángel Fenoll y a Francisco Javier Bru calificó la grabación de su defendido como "manipulada, utilizada por el Ministerio Fiscal de manera desproporcionada". Entre sus motivos: consideran que fueron ordenadas tras un auto en marzo de 2007 que estaba sustentado sobre las conclusiones extraídas del famoso vídeo de Fenoll. Un documento que, para la defensa, no tiene validez, fue tomado sin consentimiento y del que no se tiene una copia original.

Los peritos que declararon ayer aclararon las circunstancias en la que realizaron su trabajo y dieron detalles técnicos de su labor. El segundo de ellos trabajó en el laboratorio de Acústica Forense y en 2012 realizó varios informes periciales. A preguntas del Ministerio Fiscal, respondió que cree que las conclusiones del informe son claras y que no hubo hay modificación de una copia a otra, que todos los archivos analizados eran iguales. Eso sí, sobre la presencia de una posible copia original distinta, afirma que "lo que ha pasado antes no lo puedo saber". Él analizó un pendrive y cuatro CD y todos se correspondían, por lo que en su análisis no vio indicio de manipulación. "Mis conclusiones son clarísimas, no veo ningún indicio de que eso ha sido manipulado".

Esos CD con cuatro grabaciones que datan de 2005 a 2006 serían los que el Fiscal aportó a la investigación inicial, encontrados en el domicilio de Ángel Fenoll. El perito aseguró que lo ideal para un trabajo óptimo es aportar grabaciones originales, según los estándares y que "cuanto más materiales se aporten, el resultado puede ser mas certero".

El perito aseguró que con técnicas de edición de audio se podrían realizar alteraciones de imposible o de muy difícil detección, pero que tendría que ser con un equipo muy especializado y profesional. "Con una edición muy buena se pude alterar una grabación. Decir que algo no está manipulado al cien por cien no es posible, en otra época, un ingeniero podría hacer algo muy, muy preparado con herramientas muy sofisticadas, no discuto que no se pudiera realizar".

También hizo hincapié en que editar no es lo mismo que manipular. "Todas las grabaciones que escuchamos han conllevado edición porque todas han pasado por un ordenador para procesarlas, eso no quiere decir que su contenido se haya alterado o manipulado"

El perito policial se ratificó en todas las conclusiones de su informe donde aseguraba que no se encontró ningún indicio de manipulación de las grabaciones. El abogado de la Defensa, Mariano Bo, insistió en preguntar si el origen de esas copias analizadas le era desconocido, o si podía asegurar qué había pasado antes con ella. El perito solo dio cuenta de las grabaciones analizadas. 

El otro perito policial que declaró ayer, participó en el volcado y la copia de dispositivos. Participó en la extracción de archivos e información contenida en documentos que se les había remitido desde el grupo de delincuencia económica tras los registros. Las pruebas venían desde ordenadores, discos duros, usb y dispositivos de memoria. Algunos de ellos, según su testimonio, no tenían información relevante. De otros, asegura, pudieron extraer ficheros de texto, archivos de audio, en ocasiones, técnicamente estaban eliminados y no pudieron recuperar los archivo. En otros dispositivos había directorios eliminados que podían ser relevantes. 

También determinaban si las copias sobre las que trabajaban eran exactas al original, se imprimieron documentos encontrados en los dispositivos o se hizo un listado de ficheros encontrados, con nombre, huellas digitales o la fecha de creación.  El perito se ratificó en las conclusiones de todos sus informes. 

Asimismo, también participó en el volcado de datos de dos teléfonos móviles. En uno de ellos el código IMEI del teléfono no coincidía con el número inscrito en el dispositivo, y lo puede apuntar a que fuera liberado, sin aventurar la finalidad. 

Volcaron datos como la agenda de teléfono y una serie de mensajes enviados y recibidos. Por otra parte, en el disco duro de un ordenador encontraron una serie de archivos, algunos borrados, con 19 audios diferentes y un archivo contenedor con 117 archivos de audio con contraseña al que no pudieron acceder. En suma, volcaron información, o trataron de hacerlo, de unos 1118 archivos de audio. No obstante, él no los analizó, solo dio cuenta de ellos. 

Noticias relacionadas

next
x