X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

por amor al arte / OPINIÓN

Patricia Botín

29/04/2018 - 

Una viga destroza el escaño de Nerea Belmonte en la Sala de Plenos del Ayuntamiento. Es inaceptable por incoherente el relato del tamayazo alicantino urdido por Pepe Ciscar y publicitado en los medios habituales en el que se autoexonera al PP  de cualquier maniobra en la oscuridad intentando salpicar a los socialistas. Y culpabiliza de la maniobra directamente a Miguel Ángel Pavón por un odio africano y maltrato desmedido a la propia Nerea BelmonteComo ella mismo explicitó en el primer pleno del año popular. Fajos de billetes. El PP es Elsa Martínez. Que estaba de cuerpo presente. El tiempo no perdona. Nos regalará la verdad.

A los socialistas, eso sí, se les puede acusar de todo menos de transparentes. Qué monos. Con el sentido de la intriga, el espectáculo y el plano largo de Martin Scorsese. Esta pelea entre aliados de la mayoría del PSPV a orillas del Hudson se ha vivido intensamente también corriente arriba galvanizando les comarques del sud y anegando la aorta del corazón del País. Y dejan frente a frente en las tierras altas –un suponer- a Rubén Alfaro y Alejandro Soler. Me encanta que vuelvan las tradiciones socialistas. En el mismo bar justo al lado de la Diputación de Alicante, a la misma hora y en dos mesas separadas apenas por lo que ocupa la radiografía del cadáver político de Cristina Cifuentes siguen conspirando contra sí mismos los compañeros socialistas. El amor. Las copas las paga el rojerío indígena y el resto de la ciudadanía. Fernando Sepulcre mariposea de mesa en mesa. César Sánchez recibe el parte al segundo. Tiempo y resultado. Carrusel Deportivo.

Ángel Franco pegó una patada al cielo. No midió bien los tiempos ni el espacio. Su candidata no era Eva Montesinos. Ximo Puig contestó con firmeza. Franco reclama una interlocución directa con Puig que éste no le concede. Si se resquebraja la Santa Alianza que sostiene el ximismo, José Luis Ábalos impondrá el meteorito de una gestora dominada por la actual minoría sanchista. Lo grave es que se está poniendo en solfa la reedición de un nuevo Botànic. Aquí en el sur está la clave. El verdadero alcance de la crisis socialista no se visibilizará hasta la confección de las listas de las próximas elecciones. Primarias. Y su resultado institucional. Fuera, más allá del ombligo, estamos nosotros.

La nueva renta de inclusión valenciana. Mónica Oltra es consciente y ha ordenado –a pesar de la guerra de tweets y demás pellizcos de monja- una prudente discreción. A partir de ahora va a haber una presencia institucional socialista en Alicante continuada y notable. El Comité Nacional del PSPV de ayer en Blanquerías es un mero adelanto de la recomposición, irrelevancia o autodestrucción socialista. Se necesita un Iniesta. Bajar el balón. Repartir juego. Manolo Mata sigue lanzando triples elegantemente dando la cara con solvencia. Manzanares jr. está muy desapegado de Alicante.

El alcalde de Alicante es Luis Barcala. César Sánchez sale perdiendo. Ya no es el único profeta. El frio entre Ángela Merkel y Donald Trump. Se traslada la batalla popular de València a Alacant. Canibalismo. El Pare Camps comparece en Les Corts con la samarreta y el trabuco -2 mil, 3 mil, 4mil- poniendo en evidencia a Isabel Bonig. Miguel Ángel Pavón con su actitud contumaz hunde a la nueva imagen de la EU de Rosa Pérez. Enterrado Guanyar Alacant se hace difícil recomponer una plataforma con los mismos mimbres. Llum Quiñonero, arropada por Antonio Montiel e Íñigo Errejón, se impondrá en Podemos Alacant a Pascual Pérez y a los demás candidatos en junio. Aunque Pablo Iglesias acaba de cambiar en la prórroga las reglas de selección de personal.

El terremoto bestial ocasionado por la dimisión de Gabriel Echávarri y el vertiginoso e inacabado folletín por entregas del avatar político ha servido –por lo menos- para aumentar en interés por la res pública y  la actualidad política. Y para consolidar a Alicante Plaza como un referente indiscutible en el panorama informativo  de nuestro territorio. Junto a Valencia Plaza se consolida otra forma de contar la realidad: más ágil y directa conectada con un lector ávido de narraciones  veraces e imaginativas. El número de lectores se ha disparado exponencialmente. Una versión diferente, rica en matices y en opiniones. Definida por dos factores: la inmediatez y la opinión de gran nivel literario. Con sentido del humor.

Mariano Rajoy cesa la guerra contra el procés intentando anular a tota virolla el 155 y cede ante el PNV con lo de las pensiones para darse una vida más porque quiere repetir de candidato del PP. Cuando todos ya sabemos que el próximo presidente de la derecha española será Albert Ribera. Ciudadanos es el paisaje incendiado de El Bosco que arrasará aquí y en todas las partes. Al poder económico español y global ya no le sirve el Partido Popular como instrumento de poder. Demasiada basura. Mucho Testamento. Renace otra sacudida popular, el sarpullido, la ola de indignación y humillación ante la sentencia de la manada denunciada lógicamente, también por Ana Botín. Hartazgo ante la asfixia de la libertad de expresión, Pedro Agramunt, la imputación de Gallardón, la sensación de vivir bajo la omertá de la mafia. Asesinato en el Comité Central. Fatal para los negocios. No es sólo el hundimiento del PP en las encuestas. Fin del círculo del 78. Hasta en las 2 Coreas saben que esto se acaba. El primero, Felipe VI.

Son las tres y media de la madrugada. Miquel González, mi nunca bien ponderado y pagado herr director, me envía un tweet. Y lugo un whatsapp: De Manuel no sigas por ahí porque eso ya lo hemos contado aquí en Alicante Plaza y te repites como la sardina. Siento un escalofrío. Joder, uno que pensaba que estaba aquí sólo en la cima de la Rápita de la Sierra de Espadán, en la tienda con el bote de fabada y la linterna, y de repente no sabe si mirar al cielo estrellado de la pantalla del ordenador o chillarle al satélite detrás de la lluvia y del granizo impenitente. Estamos en libertad provisional. España país de espías.

No pienso repetir el artículo. Empieza la emisión en pruebas de la televisió de À Punt. En la Feria del Libro estará firmando también El Faro Impostor. Que es Rafa Burgos.

next