X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

reacciones tras la opción de compra de baraka para convertirlo en hotel

Ofensiva política y social por el Ideal: peticiones de compra, de protección y posibles recursos

22/10/2019 - 

ALICANTE. El contrato de opción de compra concertado por el Grupo Baraka sobre el edificio del antiguo Cine Ideal de Alicante, con el propósito de rehabilitarlo y transformarlo en hotel, ha avivado las acciones políticas y sociales proclives a su conservación con fines culturales. Tanto es así que al menos dos de los seis grupos representados en la corporación municipal -el PSPV-PSOE y Unides Podem EU- han promovido el registro de sendas iniciativas para su debate en el pleno ordinario de octubre, el próximo día 31, en las que tratan de garantizar la preservación del inmueble con el objetivo de que pueda tener un uso público.

En primer término, el portavoz del grupo socialista, Paco Sanguino, que ya ha elevado una petición para que la Generalitat tramite un expediente para su reconocimiento como Bien de Interés Cultural (BIC), prevé defender una declaración institucional por la que va un paso más allá de solicitar su protección y pasa directamente a plantear que el Ayuntamiento de Alicante intente la compra del inmueble, mediante fondos propios y las aportaciones que pueda solicitarse a otras administraciones superiores. Todo, con el fin de que pueda ponerse en marcha su reconversión en un centro cultural de gestión pública o mixta especialmente enfocado en las familias. Se trataría, en realidad, de desarrollar el proyecto que se barajó a principios de 2018, durante la etapa de Gobierno del PSOE en solitario, sin que llegase a ejecutarse al no alcanzarse un acuerdo sobre el precio de compra con la familia propietaria del inmueble, entre otros puntos.

En segundo término, Unides Podem EU ha planteado una moción en la que solicita el apoyo del resto de grupos políticos municipales para que sea el Ayuntamiento quien solicite la declaración del edificio del antiguo cine como BIC. La propuesta plantea un calendario concreto para ello: que esa petición se formule antes de finalizar este año.

Lo cierto es que sobre el edificio no pesa ninguna protección específica como BIC ni como Bien de Relevancia Local (BRL). No obstante, toda actuación que se pretenda sobre él está sujeta a las delimitaciones que se recogen en el Plan Especial del Centro Tradicional, en las que se determina que debe preservarse su fachada y su volumetría, entre otros elementos.

La Plataforma Salvem l'Ideal anticipa que permanecerá vigilante sobre el proyecto de Baraka y que, si se le concede licencia, revisará el expediente para presentar alegaciones    

Como viene informando este diario, el grupo empresarial que preside Trinitario Casanova ha solicitado la expedición de un certificado de compatibilidad para que la Concejalía de Urbanismo concrete si entre los usos previstos sobre el edificio tiene cabida su rehabilitación y transformación en hotel. En principio, fuentes consultadas precisaron que se trataría de un uso terciario sí contemplado en las delimitaciones del Plan Especial del Centro. No obstante, la clave de la que depende toda la operación es el proyecto concreto que se pretenda ejecutar en el edificio: es decir, qué tipo de transformación arquitectónica se persigue.

A grandes rasgos, la propuesta de Baraka promueve la construcción de un edificio retranqueado entre los muros del antiguo cine, de modo que se favorezca un patio interior por el que pueda acceder la luz natural. Además, plantea reconvertir en un mínimo de cuatro alturas las dos elevaciones de las que dispone el edificio en su espacio central actual, con el fin de recuperar la edificabilidad perdida con el retranqueo. Esa es la actuación que sigue sujeta a la supervisión de los técnicos de la Concejalía de Urbanismo. En el caso de que ese proyecto no se autorice, Baraka no ejecutará el contrato de opción de compra, por el que hasta ahora sólo habría entregado una señal por un porcentaje concreto del precio global, fijado en seis millones de euros.    

Por lo pronto, la plataforma Salvem l'Ideal -que reivindica la protección del inmueble desde hace 14 años y que ha promovido acciones como la recogida de más de 6.000 firmas con ese fin- también ha advertido ya, a través de redes sociales, que mantendrá una actitud vigilante sobre el proyecto impulsado por Baraka. Es más, el colectivo ha anticipado que en el supuesto de que sí se le conceda dicha licencia para transformar el inmueble, revisará todo el expediente para analizar la presentación de alegaciones y, llegado el caso, su posible impugnación, con el asesoramiento de su equipo de arquitectos y abogados urbanistas colaboradores.                     

Noticias relacionadas

next
x