X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

'test drive'

Nuevo BMW X6: por su potencia y contundente presencia le reconoceréis

23/12/2019 - 

MADRID. La potencia y la contundente presencia que emana, tanto en parado como en movimiento, son las dos palabras que mejor definen a la tercera generación del BMW X6.

El precursor de los SUV coupé (la línea del techo se estrecha en la parte trasera para ganar en imagen deportiva) ya está a la venta en España desde 81.650 euros y lo hemos probado por la sierra de Madrid.

Su nueva imagen ha ganado mucho debido a las hechuras que estrena. Ahora es 26 milímetros más largo (4,93 metros), 15 milímetros más ancho (2 metros) y 6 milímetros más bajo (1,69 metros). También cambia la batalla, que se ha incrementado en 42 milímetros, hasta los 2,97 metros, para dar más espacio a los pasajeros y al maletero (de 580 litros y ampliable hasta 1530).

El BMW X6 puede equipar riñones que se iluminan

Novedad destacada, y que provocará que muchos se den la vuelta para mirar con sorpresa al nuevo BMW X6, es que la gran parrilla de riñones delantera puede, por primera vez, estar iluminada.

También se ofrecen faros de láser (BMW Laserlight) que pueden iluminar una distancia de hasta 500 metros.

La ganancia de presencia del X6 es culpa también de las nuevas llantas (de serie son de 19 pulgadas, pero pueden llegar hasta las 22) y de unos hombros de la carrocería más marcados.

El BMW X6 es potente desde su versión de "acceso"

Potencia es asimismo lo que caracteriza a este SUV de grandes dimensiones, ya que los motores con los que se puede elegir parten de los 265 CV (del diésel 3.0) y pueden llegar a los 530 CV del gasolina 4.0 que lleva el apellido M que delata su mayor deportividad.

En el medio se sitúan un segundo motor diésel (5.0 M de 400 CV) y otro gasolina de menor potencia (4.0 de 340 CV).

Los cuatro van ligados, de serie, a caja automática (Steptronic) de ocho relaciones y a tracción total (xDrive).

El BMW X6 puede equipar un equipamiento específico para campo

Para optimizar aún más la tracción, está disponible el diferencial con control de bloqueo electrónico en el eje trasero, que es parte de la línea de equipamiento M Sport o del paquete xOffroad (para conducción fuera de la carretera y que incluye suspensión neumática en ambos ejes, elementos de protección en la parte delantera, gráficos especiales y los modos de conducción nieve, arena, grava o rocas).

Gracias a la suspensión neumática, podemos elevar la altura del vehículo hasta 80 milímetros mediante unos botones situados al lado de la palanca de cambios o bien desde la llave digital.

Esto es muy útil para cargar objetos en el maletero, para superar obstáculos en el campo o bien para ir más pegado al suelo con vistas a una conducción más deportiva en carretera.

La altura libre al suelo es de 21,6 centímetros, mientras que los ángulos de ataque delantero, ventral y de salida son, respectivamente, 25,1º, 17,9º y 21,7º.

Interior tecnológico y de lujo para el BMW X6

La configuración interior está orientada para facilitar la vida a bordo al conductor, con un salpicadero en V y un puesto elevado en el que su gran aliado es el BMW Intelligent Personal Assistant, que es un copiloto digital al que se le puede poner nombre y controlar mediante la voz para que climatice los asientos, nos lleve a una dirección o nos cambie la emisora (el volumen se sube o baja por gestos haciendo círculos en el aire).

Como BMW que es, el interior puede personalizarse con detalles de cristal para el selector de marchas, el botón start/stop, el control del sistema de infoentretenimiento o el mando de volumen del audio, así como con tapicerías y remates de mayor calidad, en los que se pueden coser las iniciales del cliente.

Por la sierra de Madrid hemos conducido la versión del BMW X6 más racional

En la prueba que hemos realizado hemos conducido la versión que más ventas sumará, la 3.0 diésel de 265 CV.

Es la opción más racional porque con ese propulsor el coche tiene una respuesta muy satisfactoria y veloz para la inmensa mayoría de los conductores en cualquier situación.

A pesar de tratarse del motor menos potente de los cuatro es muy elástico y permite subir de vueltas velozmente sin que desfallezca.

Esto transmite mucha seguridad al conductor a la hora de adelantar o a la de incorporarse a una vía rápida.

Aunque por medidas parece que se le van a atragantar las zonas reviradas, la verdad es que el BMW X6 responde muy bien a las órdenes del conductor, ya que coloca el coche donde quiere sin que este subvire y no siente cambios de apoyo bruscos cuando busca con rapidez la salida.

El tarado de la amortiguación es muy cómodo, salvo que seleccionemos el modo de conducción Sport, en el que el vehículo parece una tabla cuando pasamos por los guardias tumbados.

Espacio para cinco adultos

Y todo ello en un habitáculo muy bien insonorizado y confortable, en el que, con un conductor de 1,82 metros de alto, detrás se puede situar una persona de la misma altura sin que sus rodillas queden próximas al respaldo de la butaca delantera.

El túnel trasero -con salidas de aire- no es muy amplio, por lo que tres adultos pueden acomodarse atrás y no tocarán con la cabeza a pesar de la línea coupé de este SUV.

Noticias relacionadas

next
x