X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de marzo y se habla de PP ALICANTE elisa díaz cohousing PIMESA benidorm altea

dan por bueno la reconversión en un centro de interpretación con un bar

Ningún grupo de la corporación de Benidorm quiere derribar el restaurante de la isla

27/02/2019 - 

BENIDORM. Ningún grupo de la corporación del Ayuntamiento de Benidorm quiere derribar el restaurante de la isla, como pide el Ministerio de Medio Ambiente. Así lo confirmaron a este diario los portavoces de PSOE, Ciudadanos, Liberales y Compromís-Los Verdes. Lo hacían después de conocer la propuesta del gobierno local remitida a Costas para 'salvar' esta infraestructura reconvirtiéndola en un centro de interpretación medioambiental con un bar de unos 15 metros cuadrados.

De este modo, el Consistorio ha pedido la suspensión del acuerdo que incluía el derribo hasta que no haya respuesta a su propuesta. Hay que tener en cuenta que Costas había dado un plazo de tres meses a los que hay que sumar el mes que dan para recurrir esta decisión, algo que no ha hecho el Ayuntamiento pero sí que podría hacer aún el propietario del restaurante.

De este modo, el portavoz del PSOE, Rubén Martínez, mostró su malestar por la situación creada por el gobierno local, que ha presentado esta propuesta "sin tener en cuenta la opinión del resto de grupos", explicó. Algo que considera fundamental ya que entiende que es una "cuestión de ciudad".

En este mismo sentido se mostraron el resto de partidos de la oposición, quienes reclamaron al PP que les hiciera partícipes de las decisiones relevantes sobre la isla.

"En la cuestión de fondo, no estamos en contra", afirmó Martínez. El socialista indicó que no saben si ellos mismos podrían haber presentado una solución mejor puesto que no se lo han planteado a ellos y han ido por su propia cuenta. Sin embargo, explicó que está a favor de preservar este edificio y darle un carácter divulgativo de lo que ofrece el entorno de la isla. Aunque ninguno de estos puntos han querido ser aclarados por el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, puesto que ha trasladado a este diario que se niega a tratar el tema de manera pública.

Hay que tener en cuenta que también han pedido la concesión por 50 años tanto del restaurante como del embarcadero, lo que supone que se mantenga la actividad turística, aunque podría ser con una gestión municipal o sacándola a licitación, que es lo que plantearon en un primer momento.

En general, la acogida ha sido buena por todas las partes. El portavoz adjunto de Ciudadanos, Juan Balastegui, se mostró en sintonía con los dos aspectos destacados por Martínez, tanto en el enfado por no tenerles en cuenta, como con la posibilidad que planteaba el gobierno local. "La propuesta la presentaron en Costas el 19 de febrero y nos la han explicado a nosotros el 26 de febrero", lamentó.

Por su parte, la portavoz de Liberales, Gema Amor, pidió valentía y actuar sin complejos al gobierno local para que mantenga el servicio, “cumpliendo con las exigencias legales y especialmente de protección medioambiental que correspondan”. Así, Amor afirmó que "no queremos ser menos que Formentera o Ibiza. La isla es nuestro icono y un gran atractivo turístico". 

En último término, el portavoz de Compromís-Los Verdes, Josep Bigorra, tampoco abogó por el derribo del edificio, que consideró que también podría tener consecuencias negativas para el medio ambiente. A continuación, pidió que se conserve el entorno, eliminando la contaminación y respetando la legalidad. Al mismo tiempo, criticó que el gobierno local no haya contestado a sus dudas, esto es, si esto no lo debería asumir el propio Consell ya que está dentro de un parque natural y si el Ayuntamiento ha estado cobrando del empresario que explota este servicio.

Noticias relacionadas

next