Hoy es 17 de julio

EL 17 DE MAYO en el Teatre Arniches

Una mirada teatral al primer caso del movimiento #MeToo en España

Histrión Teatro llevará el 'desagravio escénico' del caso Nevenka al Teatre Arniches el 17 de mayo, a las 20:30 horas 

15/05/2024 - 

VALÈNCIA. El arranque del nuevo milenio coincidió con el primer proceso de acoso sexual contra un alcalde en España. La concejala de Hacienda de Ponferrada, Nevenka Fernández, acusaba en 2001 a su superior, Ismael Fernández, de haberle provocado perjuicios psicológicos que habían derivado en una baja laboral. El juicio se falló en 2002 a favor de la víctima, pero la sentencia de la opinión pública, cargada de maledicencia y de desprecio machistas, la condenó a un exilio forzado. 

Más de dos décadas después, Netflix ha estrenado una serie documental que lleva su nombre; Juan José Millás ha publicado un libro, Hay algo que no es como me dicen: El caso de Nevenka Fernández contra la realidad; e Icíar Bollaín finalizó en marzo el rodaje de una película, Soy Nevenka. Eso sí, en Zamora, no en la ciudad leonesa, donde el equipo de Gobierno actual, un tripartito de PP, Vox y Coalición por el Bierzo, no dio facilidades. 

Este próximo 17 de mayo, a las 20:30 horas, llegará al Teatre Arniches, de la mano de la compañía Histrión Teatro, el acercamiento escénico a este caso que fue un hito en el cambio de mentalidad de la sociedad, no solo para pasar a arropar masivamente a las damnificadas, sino para que otras muchas hayan identificado el delito y se hayan sentido con razones y fuerzas para denunciarlo. 

"Han pasado 23 años y hemos dado un salto importante. Quiero creer que estamos en otro punto, donde hemos avanzado y crecido. Como digo en la obra en nombre de Nevenka, estamos despertando de nuestra propia afonía y por fin empezamos a hablar", opina la protagonista de la obra y fundadora de la compañía teatral, Gema Matarranz.

Sobre las tablas, en el interior de un artefacto que asemeja una pecera, la actriz da vida a la edil que dijo basta ya y Ales Furundarena y Marta Megías, al surtido de personajes que orbitaron en su día alrededor de Nevenka. Como así lo decidió la autora y directora de la pieza, María Goiricelaya, Matarranz es el tronco y sus compañeros, las ramas que completan su historia.

La escenografía, la iluminación y el ambiente sonoro facilitan los cambios de personaje, de vestuario y de localización. Al ritmo de la partitura que marcan la luz y el sonido, el trío se traslada al Ayuntamiento, al juzgado, a un karaoke, a la sala de la rueda de prensa y a la casa de los padres de Nevenka, donde el público asiste a su desmoronamiento emocional y al efecto de la medicación en su desenvoltura física. 

"Una de las cosas más difíciles de este papel ha sido expresar su vulnerabilidad a través del cuerpo, porque Nevenka se quedó paralizada. Estuvo mucho tiempo encerrada, durmió largas jornadas en el sofá Era incapaz de explotar frente al trato brutal que estaba sufriendo. Tragaba, tragaba, tragaba. Había un poso de rabia continuado y una contención que ni siquiera en la rueda de prensa pudo desahogar", explica la intérprete que la encarna con aflicción y rabia refrenadas.

Giro social de timón

Histrión Teatro, liderado por Gema Matarranz y la productora Nines Carrascal, lleva 25 años de trayectoria, pero fue en 2008, y a raíz de su trabajo junto a Daniel Veronese Del maravilloso mundo de los animales: los corderos, cuando le dieron un vuelco a una trayectoria hasta el momento marcada por adaptaciones de clásicos. 

Esa experiencia con el autor y director argentino les despertó el interés por una dramaturgia más próxima a la realidad contemporánea. "Esta etapa implica una nueva forma de hacer y entender la profesión, mucho más íntima y social. Eso nos ha llevado subir al escenario temas comprometidos, no especialmente documentados, escritos por autores y comandados por directores que parten de un caso concreto para contar algo que socialmente es interesante, a fin de cuestionarlo, para ponerlo en la mesa y que el espectador decida".

Desde su estreno en 2023, la actriz ha percibido un silencio expectante en cada función de Nevenka. "El público entra al teatro con la curiosidad de ver cómo se planea el caso. Asisten con su propia idea, pero es sentarse y les atrapamos en un huracán. Lo que hacemos es contarlo de una forma tan dinámica y realista, que solo cuando acaba pueden reflexionar sobre lo que han visto. El montaje remueve y hace repensar las opiniones", detalla Matarranz, que afirma sentirse «feliz».

El personaje que más la ha acompañado todos estos años de carrera ha sido, no obstante, uno histórico. La actriz suma 17 años interpretando a Juana la loca. A pesar de que ambas fueron personajes reales, injustamente tratados con un sesgo misógino en sus respectivas épocas, no los ha hermanado: "En Juana hay una fortaleza constante. Se cae y tira y tira y cuando la coartan hace perrerías. A Nevenka, en cambio, cualquier palabra le hace daño, pero hay algo que me gustaría que la audiencia viera desde fuera: es una persona que salió del hoyo, inteligente, lista, que quería llevar adelante una reforma fiscal en 1999, y no aguantó el ninguneo de aquel hombre. Nuestra obra es un homenaje a una gran mujer, la primera en denunciar. Es, en suma, un homenaje a las mujeres".

Su propuesta es candidata a cinco Premios Max 2024, espectáculo, autoría teatral, dirección escénica, actriz y labor de producción, fue Premio especial del Jurado en la Feria de Teatro en el Sur 2023 y se alzó con dos Premios Lorca de las Artes Escénicas.

Noticias relacionadas

next
x