X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Mir no decepciona

10/12/2019 - 

ALICANTE. La segunda etapa de Vicente Mir al frente del banquillo del Hércules ya ha echado a andar.

El técnico valenciano dirigía este martes sobre el césped del estadio José Rico Pérez una primera sesión de trabajo para preparar la finalísima que tiene el equipo el próximo fin de semana ante el Badalona, un rival director en la lucha por la salvación.

Ante la atenta mirada de Juan Carlos Ramírez y Carlos Parodi desde la banda, Mir daba instrucciones a un grupo mermado por las lesiones (Benja y Jesús Alfaro están descartados para el sábado, mientras que Jona es duda), algo que a buen seguro condicionará un once del que este martes ya pudo haber alguna pista: probó con Felipe Alfonso en el lateral derecho; Fran Miranda y Yeray en la sala de máquinas; Diego Benito de interior izquierdo; y Moha de nueve (una posición que no le es ajena y en la que se jugaba el maliense con Mir en el Elche Ilicitano).

A continuación, el técnico posaba para los fotógrafos y era formalmente presentado en la sala de prensa por el presidente Carlos Parodi.

Como era de esperar, al tratarse de la primera comparecencia de Mir tras su segunda etapa en el club (estuvo al frente del banquillo desde la jornada 22 de la 2016/17 , la cita no defraudó (tanto por el fondo como por la forma). Ya la introducción del presidente era indiciaria de lo que vendría a continuación y es que Parodi recordaba que el técnico ya había dirigido al equipo en el pasado: "Estuvo con nosotros en temporadas anteriores y guardamos un buen recuerdo", decía el presidente para, a continuación, proclamar que tiene todo su apoyo y es la "persona adecuada" por ser "conocedor del club y de buena parte de la plantilla", destacar "su ilusión y predisposición" pese a que la tiene un objetivo "complicado" pero mostrarse seguro de que lo conseguirá y devolverá la "ilusión a todos". 

"Orgulloso e ilusionado"

Mir no escondía que se siente orgulloso e ilusionado en el inicio de su segunda etapa en el banquillo local del Rico Pérez: "Como profesional venir al Hércules es un orgullo; el año que estuve aquí fue un año muy bueno, no hubo final feliz por el último partido, pero tuve la suerte de tener una gran plantilla con jugadores muy queridos por la afición (...) vengo muy ilusionado, con muchas ganas, la afición me ha tratado de manera espectacular".

Objetivo: salvarse

"El objetivo que no es otro que sacar al equipo de la zona en la que está, salir del descenso", decía el preparador de Meliana que advertía que no será nada fácil "porque cuando te metes ahí, por muy buena plantilla que tengas no es fácil". Ahora bien, Mir se mostraba convencido de que es posible pero creo que tengo mimbres suficientes para hacerlo por la plantilla que cuenta, siempre que se trabaje ("Con un poquito de tranquilidad") y haya "unión" (algo en lo que incluía a los medios), "pasito a pasito porque no se trata de ganar un partido o dos, si no llevar una línea ascendente".

Análisis de los problemas del equipo

"Desde mi punto de vista al equipo le faltaba intensidad, hay que mejorar defensivamente porque no puede ser que Falcón sea siempre el mejor jugador del partido", decía el nuevo técnico del Hércules cuando se le preguntaba por los que entienden que son los problemas del equipo. 

"Yo creo que tengo buenos futbolistas, hay que trabajar pero nadie pensaba que esta plantilla pudiera estar en esta situación, pero es algo que en Segunda B ocurre", decía Mir que se remitía a los que le sucedió al Castellón el curso pasado. 

"Para salir de abajo hay que ganar muchos partidos, puntuar mucho; tienes que hacer 45 puntos, ganar 11 o 12 partidos como mínimo y llevamos solo tres en la primera vuelta; si ganas 15 supondría que puedes jugar el 'play-off' pero qué equipo lo hace... Si alguno lo piensa que tenga claro que el primer objetivo a día de hoy es salvarse", recalcaba.

Mano dura y cariño

Para lo anterior, la recete de Mir es clara:"Mano dura y cariño", decía el preparador. "La mano dura solo no sirve de nada, pero si un jugador no hace las cosas bien hay que decírselo; también hay que intentar darles cariño para sacar lo máximo de cada uno, nos tenemos que respetar mutuamente", ampliaba Mir que insistía en que cuenta con todos "a día de hoy" y descartaba una revolución en el mercado de invierno. 

"Si uno hace lo que el entrenador quiere, juega; si no lo hace, no juega (...) ahora mismo solo tenemos una ficha para firmar y el objetivo no es firmar ni a cinco ni a seis, es recuperar gente (...) incluso si perdemos los tres próximos partidos", apuntaba Mir.

El pasado

El hecho de que, pese a llevar al equipo a la final del play-off' de 2016, no renovase, que le ocurriera lo mismo en Murcia un año después o que en el Elche y Alcoyano fuera despedido, fueron algunas de las cuestiones que también tuvo que abordar el nuevo entrenador blanquiazul. Para él, la situación del Hércules no tiene nada que ver con el Alcoyano: "Aquí se ha dicho que yo lo descendí, pero a mi me tiraron sin que el equipo estuviera en descenso en ningún momento". En cuanto a lo ocurrido en el Murcia, recordaba que hizo "los mismos números que en el Hércules", y respecto a su salida del Elche, apuntaba que el tiempo que estuvo "hizo una gran temporada", con mejores números que sus sucesores, pero "la situación era complicada y me despidieron yendo segundo detrás de un Mallorca que ahí lo tenéis".

Mir rechazó que tuviera una mala relación con Yeray (días atrás el jugador hablaba de falta de 'feeling' con él), de hecho aseguró que el canario tuvo un comportamiento "excelente en todo momento y supo asumir que jugara Vivi" y achacó a los medios cualquier polémica en ese momento: "Él venía de estar jugando y le expuse lo que quería que hiciera (...) no lo hizo y jugó Vivi que lo hizo absolutamente excepcional (...) si hace lo que tiene que hacer, lo que yo quiero, tiene un 85-90% de opciones de jugar", insistía Mir. Y qué es lo que ha de hacer, pues en palabras del técnico "correr, recuperar la posición, bascular".

A cuenta de su relación con Yeray, Mir sacó a relucir que tuvo "más problemas" con el entonces blanquiazul Chechu Flores: "Le tuve que coger tres veces en el vestuario, era un vinagre pero era y es el mejor futbolista de la categoría (...) me quería y me quiere más que a nadie, nos decíamos las cosas a la cara", comentaba.

El próximo rival

El nuevo técnico del Hércules advertía que el partido del sábado frente al Badalona no va a ser nada fácil, que le gustaba poder jugar como local ("Prefiero jugar en casa") pero dejaba entrever que hubiera preferido un rival de la parte alta.

"Conozco al Badalona; sé como juega, hace muy complicado el juego, va a venir con una línea de cinco defensiva a muerte, cuatro por delante y un punta, van a jugar replegados y buscarnos a la contra va a ser un partido en el que va a ser necesario tener paciencia para encontrar el gol que haga al rival que se abra (...) hubiese preferido que viniera un equipo de arriba, pero con el apoyo de la afición y paciencia, el domingo ganaremos"

De cara a ese choque habrá de lidiar con bajas de futbolistas, a priori, importantes como Benja o Jesús Alfaro. Mir reconocía estar probando cosas y que lo ensayado este martes podía corresponderse "en un 70%" con lo que decida el sábado.

"Moha ha jugado muchísimo de delantero en el Córdoba y en el Ilicitano; Benito conmigo jugó muchísimo por banda metiéndose por dentro", apuntaba Mir que abogaba por recuperar a Alejando Alfaro al que consideraba "otra opción".

Más tranquilo

El preparador valenciano aseguraba que la edad le había llevado a ser más tranquilo y no tan efusivo, pero también reconocía que en el fondo sigue siendo el mismo: "Voy siempre de frente, no escondo nada, no sé engañar ni mentir, voy siempre de frente", remarcaba al tiempo que decía, no sin ironía, que esperaba llevarse "un poquito mejor con la prensa".

"La decisión de que venga no es solo de Ramírez"

Mir confirmó que cuenta con todo el cuerpo técnico que ha heredado (del que solo conocía a Portu), que firma solo hasta final de temporada y se desmarcaba de Juan Carlos Ramírez, en el sentido de asegurar que a él le había nombrado el club ("La decisión de que venga no es solo de Ramírez, es del club"). El técnico incluso fue más allá y dijo que de su no continuidad en su día el empresario era el menos responsable y que fueron Dani Barroso y Javier Portillo los que "le calentaron las orejas".

Noticias relacionadas

next
x