volem palmerar organizó una siembra de cebada

Mientras llega la reforma del Hort del Gat en Elche, una siembra de cereal muestra un palmeral más 'vivo'

13/05/2022 - 

ELCHE. Mientras que las obras para rehabilitar el inmueble del Hort del Gat para uso administrativo de diversas entidades festeras por 870.000 euros ya están adjudicadas y a la espera de empezar, estos meses ha habido más novedades fuera del cemento. Volem Palmerar y en colaboración con otras actividades realizaron una siembra de cebada en noviembre del pasado año, con motivo del aniversario del Palmeral como Patrimonio Unesco, buscando concienciar y ejemplificar el uso que se le puede dar a los huertos y la imagen que pueden mostrar. 

El colectivo solicitó permiso al Patronato del palmeral para organizar una sencilla siembra de este cereal, acompañados también con niños para concienciar, en una parcela que en todo caso no es huerto histórico. Ahora, meses después de la siembra, la cara que muestra esta parcela es una radicalmente opuesta, ya que como otros huertos municipales, estaba yermo, una queja bastante común de esta asociación y otras entidades que no entienden por qué se aran e impiden que crezca flora cualquier planta. 

"El resultado ha sido espectacular", explica la presidenta de Volem Palmerar, Susi Gómez. "Queríamos demostrar a la gente que es un poco reacia a esto que con poco esfuerzo se puede conseguir mucho", continúa. Apostaron por cebara porque es un cereal de invierno, "pero se puede plantar otro". Ya que está la "tradición" de arar los huertos del palmeral, señala, "después se puede aprovechar para sembrar, porque hay muchas opciones: se podrían plantar flores silvestres de la zona, otro tipo de cereales... Ayuda a la naturaleza porque da alimento a aves e insectos; genera biodiversidad y ayuda a la lucha contra el cambio climático", argumenta.

Tener un bancal yermo, con "la tierra desnuda", señala, no es bueno. "Además, arados dan sensación de abandono". Asimismo, apunta que estando yermos tienen mucha menos fijación de carbono, mientras que sembrados benefician al suelo. "Algunas plantas incluso incorporan nitrógeno para el suelo, lo protegen para cultivo, la temperatura baja varios grados... todo ello con una cobertura natural. El agua se infiltra mejor porque las raíces absorben el agua y así llegan también a las raíces de las palmeras. Cuando está yermo el agua no penetra y es cuando se quedan las charcas", explica. 

Gómez indica que ahora están planteando hacer alguna otra actuación en otra parcela del huerto, una de las joyas de la corona del palmeral y que tras las lluvias presenta otra cara a pesar de su degradación durante años. "Por ejemplo en primavera se pueden impulsar praderas de flores silvestres, que no tienen mantenimiento. Esto a su vez alimenta y atrae a otras especies, pues alimentan a las abejas y otros insectos porque hay mucho néctar. La presidenta del colectivo señala que dependiendo de la zona y de los huertos, se podrían dejar naturales plantando salsolas o tras especies propias de tierras salobres. "Pero hay que dejar que se desarrolle, no como ahora que se quitan y se utilizan herbicidas". Defiende que hay una serie de especies que estaban inventariadas por ser 'normales' en el palmeral. Al final, son muchas las opciones, con cereales de invierno o verano, e incluso de avena. "Generaría más ese aspecto más de sistema agrícola y salud medioambiental". A este respecto, cabe señalar que en unas jornadas recientes, precisamente se planteaba que una de las claves para el futuro del palmeral podría ser la recuperación de su uso tradicional: el agrícola. 

Noticias relacionadas

next
x