X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

adrián ballester entra; orihuela y benidorm se quedan sin diputado

Mazón lleva el 'nuevo orden' del PP de Alicante a la Diputación con concesiones a Císcar

9/07/2019 - 

ALICANTE. El 'nuevo' PP de Alicante que dejó el resultado electoral del 26 de mayo, y que se ha ido afianzando al margen de la presidencia provincial de la formación que dejó hace dos semanas José Císcar, se ha encarnado en el próximo grupo popular en la Diputación provincial, que salvo sorpresa mayúscula está llamado a ser el próximo equipo de gobierno junto a los dos diputados provinciales de Ciudadanos, cuyo apoyo es clave.

El presidenciable popular, el exdirector de la Cámara de Comercio Carlos Mazón, ha trasladado el 'nuevo orden' del PP en la provincia a la Diputación, aunque ha habido algunas concesiones al presidente saliente. Pero en general, los afines a la presidenta del PPCV, Isabel Bonig (que apoyaron a Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias para suceder a Mariano Rajoy el pasado verano), han desaparecido de la lista.

Las ausencias más llamativas son las de dos grandes poblaciones donde el PP ha mantenido el gobierno, como Orihuela y Benidorm (en el segundo caso, además, con mayoría absoluta). Si bien en su día se especuló con la entrada del presidente local del PP oriolano (afín a Bonig), Dámaso Aparicio, en la institución provincial, finalmente se ha quedado fuera, como el hasta ahora diputado de Agua, Paco Sáez. Por la Vega Baja entrarán el alcalde de Torrevieja (también con mayoría absoluta) y presidente provincial en funciones, Eduardo Dolón, el concejal de Redován Adrián Ballester, que era duda, y María Gómez, de Almoradí.

En lo que respecta a Benidorm, el alcalde, Toni Pérez, había reclamado un puesto para su localidad en el pleno provincial, en atención a sus magníficos resultados el 26-M. Un puesto que debía ser para el concejal José Ramón González de Zárate, que finalmente va como suplente. Los dos puestos de la Marina Baixa son para el alcalde de La Nucía (también con un gran resultado que esgrimir, y van...), Bernabé Cano, y Juan Francisco Pérez, de Finestrat.

Barcala y Mazón, este lunes, conversan ante la sede de la junta electoral

En cuanto a las concesiones, por Alcoy sigue el incombustible alcalde de Planes, Javier Sendra, y por el partido judicial de Dénia entra el exalcalde de Benissa Juan Bautista Roselló, ahora 'cunero' en Rafol d'Almunia. También entra como diputado provincial el ilicitano Juan de Dios Navarro, otro hombre próximo a Císcar en los últimos años. Junto a Navarro, entran por el partido judicial de Elche el edil Miguel Ángel Sánchez (de Crevillent, donde el PP ha pasado a la oposición tras 30 años) y Ana Serna (alcaldesa de Albatera).

Por Elda entra Mari Carmen Jover, la alcaldesa de Algueña, y ya en l'Alacantí (el PP ha perdido este mandato el diputado provincial de Villena en favor del PSOE), al margen de Mazón, repiten como diputados provinciales los alcaldes de Busot, Alejandro Morant, y Mutxamel, Sebastián Cañadas. Dos clásicos en sus alcaldías, que han mantenido sin problemas, y también en la institución provincial.

Unanimidad

El comité ejecutivo del PP de Alicante aprobó por unanimidad las candidaturas a diputados provinciales en todas las circunscripciones, tras varias horas de reunión. Al contrario de lo sucedido en el partido en anteriores mandatos (como cuando los afines a Camps hicieron caer al expresidente provincial Joaquín Ripoll) o de lo que ha sucedido en otros partidos como el PSOE (con dos listas en l'Alcoià), no será necesario votar al no haberse presentado candidaturas alternativas en ninguna comarca. 

La entrada de Adrián Ballester en la Diputación provocará seguramente que renuncie a su escaño autonómico, para dar entrada en Les Corts al alcoyano Nando Pastor, que no salió elegido el 26-M. Mientras, en Benidorm se resta importancia al hecho de quedarse sin diputado, y se asegura que estaba todo "consensuado" con La Nucía y Finestrat. La situación del PP a nivel nacional y autonómico, peleando por mantener el primer puesto de la oposición tras haberlo sido todo, y la configuración de la provincia de Alicante como su último gran bastión han primado para dejar de lado posibles tensiones internas.

La misma naturalidad con la que César Sánchez dio un paso al lado tras el 26-M para favorecer el ascenso de Mazón como presidenciable (una decisión en la que pesó mucho la necesidad de pactar con Cs para mantener la presidencia), y luego Císcar dimitió como presidente a varios meses del congreso provincial, para marcar el relevo en la cúpula del partido sin necesidad de una gestora (con el beneplácito de Génova). A finales de julio, ese nuevo PP liderado por Mazón tomará asiento en el Palacio provincial.

Noticias relacionadas

next
x