Hoy es 19 de julio

El escritor valenciano visitó la FERIA del LIBRO DE ALICANTE

Máximo Huerta: "Hay generaciones que se han perdido la lectura, tratémosla como merece: un placer"

2/05/2024 - 

ALICANTE. Un pedacito de París llegó a Alicante recientemente de la mano del exministro de Cultura, popularísimo escritor, periodista y, ahora también librero, Máximo Huerta. No es la primera vez que el de Utiel lleva a sus lectores hasta la capital francesa a través de sus libros, que también han estado en las casetas de la Feria del Libro de Alicante en su última edición. 

París despertaba tarde (editorial Planeta) es el título de la novela que acaba de publicar y que narra una historia que arranca tras una ruptura amorosa y que nos sumerge en los recovecos de las complejidades de la amistad y de las relaciones amorosas. Como el propio autor explica, en las páginas de esta obra que transcurre en el París de los años 20 "hay mucho dolor y mucha alegría". 

En la obra, Máximo Huerta desnuda la vida de dos mujeres muy distintas pero que se entrecruzan y forman el eje de la novela mientras el lector es testigo de cómo sufren juntas el desamor, apoyándose la una en la otra en los malos momentos. La crítica literaria no ha dudado en apuntar que esta última entrega del escritor valenciano es un canto a la vida que rinde homenaje al amor verdadero y a la amistad femenina, todo ello con unas protagonistas que poseen la necesidad de redescubrirse y tomar las riendas de sus existencias.

Hasta el momento, Huerta ha publicado diez libros, entre los que destaca La noche soñada, que recibió en 2014 el premio Primavera de Novela, y Adiós, pequeño, que obtuvo el Fernando Lara hace dos años. También es autor de una novela juvenil, varios relatos y un libro de viajes. 

-Llegó a la feria del libro con nueva novela. ¿Trajo un poco de París a los alicantinos?
-El París de los años veinte debería ser contagioso para la actualidad. Todos podemos inspirarnos en esos años de creatividad, diversión y bullicio. Fue una década insólita, irreverente y brillante. ¿A quién le viene mal eso? Ojalá el espíritu de París en nuestros días.

-¿Cree que es importante pisar las ferias?
-Las ferias del libro son la continuación de las novelas. Ahí es donde un autor ve cómo va, qué respiran los lectores y qué gusta. Aprendo mucho de los días dedicados al libro. Madrid o Barcelona son las más sonadas, pero los lectores no solo están ahí. Somos muchos lejos de las grandes ciudades.

-Su amor por la literatura no solo se encuentra en sus libros sino en su apuesta por abrir una librería en Buñol. ¿Hay alguna fórmula para conseguir dar el empujón que parece que necesita el mercado editorial?
-Escribir con valentía, publicar con valentía, editar con valentía. Un libro que no se lee es un libro olvidado. Entiendo que la lectura debe ser conversación, club de lectura, feria y festividad. El empujón nace en los niños, dedicando mucho al sector infantil. Hay generaciones que se han perdido la lectura, tratémosla como merece: un placer.

-Cuando empezó a trabajar en el periodismo, ¿esperaba tener una carrera como escritor tan productiva?
-Me apunté a periodismo porque me gustaba escribir. Y porque vi que los grandes nombres de la literatura habían sido periodistas, desde Larra a Delibes. Todos.

Noticias relacionadas

next
x