X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la empresa no pide servicios mínimos durante las horas de paro

Los paros en la recogida de residuos siguen adelante: sin acuerdo entre plantilla y UTE

28/08/2017 - 

ALICANTE. La reunión mantenida este lunes entre la empresa concesionaria del servicio de limpieza y recogida de residuos sólidos urbanos de Alicante, UTE Alicante, y el comité de empresa para tratar de desbloquear el conflicto y desconvocar la huelga (que está previsto que empiece el próximo sábado) ha finalizado sin acuerdo. Según un comunicado remitido por el sindicato CSIF (que preside el comité) al término del encuentro, los paros seguirán adelante tal como estaban previstos: una hora al inicio de cada turno de mañana, tarde y noche. Y se suman así a la huelga de celo que vienen desarrollando los empleados de la UTE desde mediados de agosto.

El motivo para la falta de acuerdo, según el comunicado del CSIF, es la discrepancia con lo que los empleados consideran una "propuesta trampa" planteada por UTE Alicante a los trabajadores, a pesar de que ha mejorado la oferta inicial. Mientras el comité de empresa reclama un incremento salarial del 1,6%, la empresa ofrece un 1,2% (al comienzo de las negociaciones la oferta era del 0,25%) Sin embargo, según el sindicato, este incremento "realmente se quedaría en un 0,4%, puesto que estaría vinculado a una antigüedad de los trabajadores a la que estos ya tienen derecho de por sí".

Desde el comité de empresa, presidido por CSIF e integrado además por los sindicatos UGT, CCOO, SEP y SOLI, se considera que "hay una total falta de voluntad tanto por parte de UTE Alicante como del Ayuntamiento para desbloquear un conflicto que desembocará el próximo fin de semana en el comienzo de una huelga que supondrá el inicio del servicio de manera indefinida una hora más tarde de lo habitual". El comité de empresa informará a la plantilla de la reunión mantenida con la empresa y tomará las medidas necesarias que crea oportuno al margen de la huelga.

Según ha explicado el presidente del comité de empresa, Antonio Martínez Pujante, la empresa no ha solicitado unos servicios mínimos durante esa hora de paro, en la cual no habrá nadie recogiendo residuos ni limpiando las calles de la ciudad. De esta manera, ni siquiera se ha llegado a negociar su establecimiento. Lo que sí han pedido desde la UTE es que cada turno empiece de forma alterna en uno y otro extremo de su área de trabajo, de forma que cada día se retiren primero los residuos que lleven más tiempo en la calle, acumulados de la jornada anterior.

La semana pasada, el concejal del ramo, Víctor Domínguez, medió entre empleados y UTE para intentar que acercasen posturas en la reunión de este lunes, de forma que se desconvocase la huelga de celo. No obstante, tal y como adelantó en ese momento Alicante Plaza, la plantilla recibió con desconfianza la propuesta de la empresa de volver a sentarse con una mejora de la oferta económica por definir y de suspender (que no anular) los expedientes sancionadores abiertos a varios trabajadores durante los primeros días de la huelga de celo. De esta forma, el comité acudió al día siguiente a convocar los paros de una hora en la delegación provincial de Trabajo. 

El origen de la huelga, al margen de las condiciones económicas de la plantilla y la falta de empleados que denuncia el comité de empresa, está también en el mal estado de la maquinaria que se emplea para el servicio.

Noticias relacionadas

next
x