Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la incidencia se relaja, pero las muertes siguen en máximos con 291 fallecidos

Los nuevos casos de covid caen un 25% en la última semana y el número de ingresados un 14%

6/02/2021 - 

ALICANTE. Los 16 días de restricciones impuestas por la Generalitat, las más duras desde el confinamiento total de 2020 (cierre total de la hostelería, prohibición de reuniones de no convivientes, clausura de instalaciones deportivas, limitaciones a los establecimientos comerciales y el cerco a la movilidad para las grandes ciudades en fin de semana) han comenzado a ofrecer resultados positivos en la evolución de la pandemia. Aunque la mejoría es aún muy leve, la primera semana de febrero ha comenzado a romper la tendencia del primer mes de 2021, en el que todos los indicadores, desde la detección de contagios hasta el número de fallecidos, se dispararon a niveles nunca vistos.

Así, aunque la estadística de la pandemia sigue siendo terrible, sí se observa ya alguna mejoría, sobre todo en el número de nuevos casos detectados y en lo que se refiere a la presión hospitalaria, con la primera caída importante de ingresos hospitalarios desde que sonaron las campanadas del año nuevo. En la primera semana de febrero han caído de forma notable tanto el número de nuevos casos como el de hospitalizados (en planta y en UCI). Eso sí, el número de fallecidos sigue desbocado, y en siete días se ha vuelto a incrementar en nada menos que 291 víctimas, casi tantas como la peor semana de enero, la tercera, cuando fueron 301 los fallecidos.

Así, según las cifras oficiales facilitadas este viernes por la Conslleria de Sanidad, la provincia de Alicante acumula 127.785 casos de coronavirus, confirmados con prueba PCR o test de antígenos, desde que comenzó la pandemia hace un año. Una cifra que supone 19.681 casos nuevos respecto al viernes anterior. Pese a que sigue siendo una cifra elevada (dos contagios por minuto), lo cierto es que la detección de nuevos casos en la provincia ha caído un 25% esta semana respecto a la última de enero, cuando los nuevos casos confirmados se elevaron a 26.063, según las cifras de la Conselleria.

Baja la presión asistencial

La presión hospitalaria, el indicador más preocupante por cuanto limitaba la capacidad de atención a los nuevos enfermos, también ha mostrado una leve mejoría, más tenue que la de los contagios, pero importante en cualquier caso al suponer un cambio de tendencia que habrá que ver si se consolida. Según la Conselleria, este viernes había ingresadas en la provincia de Alicante 1.519 personas enfermas de coronavirus, lo que supone 256 hospitalizados menos que hace siete días. Es decir, la ocupación de camas por pacientes covid se ha reducido un 14% desde que comenzó el mes.

También en las UCI la situación ha mejorado levemente. Si hace una semana había 253 personas ingresadas en cuidados intensivos (sin contar con los pacientes críticos por otras causas), este viernes son 238 los pacientes con covid que ocupan alguna de las camas en las unidades de cuidados intensivos de la provincia. Es decir, 15 pacientes menos que hace una semana, lo que supone un descenso del 6%. Una cifra que parece poco significativa pero que también rompe con una tendencia que amenazaba con agotar el espacio de los hospitales, y que de hecho había llevado a algunos centros a adoptar (o tener preparadas) medidas drásticas para ganar camas.

El número de muertos no da tregua

En cambio, tal como sucedió en la primera ola, el descenso en el número de contagios no se ha trasladado aún al indicador más trágico de la pandemia, el del número de muertos. Esta semana han fallecido en la provincia de Alicante 291 personas enfermas de coronavirus (el total se eleva a 1.943 muertes), lo que supone más de 40 víctimas mortales al día. Un nivel muy similar al de los 15 días anteriores, y que ha provocado que desde que comenzó 2021 la pandemia se haya cobrado 909 vidas (el 31 de diciembre se contabilizaban 1.034 fallecidos en la provincia). Dicho de otra forma, en cinco semanas de 2021 han muerto casi la mitad de todas las víctimas que la covid se ha cobrado en Alicante en un año.

El descenso de casos detectados esta semana, de mantenerse, debería ir aplanando poco a poco el resto de indicadores los próximos días; aunque no será (en base a la experiencia de la primera ola) un proceso rápido, dado que las cifras de exposición todavía son muy altas. Pero si prosiguen las restricciones y se suma el incremento de las vacunaciones tras el parón por la falta de envíos de Pfizer, podría mejorar la situación de cara a la segunda mitad de febrero. De momento, la incidencia acumulada en la provincia de Alicante a 14 días es de 1.088 personas por cada 100.000 habitantes, la cuarta más alta tras Palencia, Teruel y Segovia, pero mejora si se contempla a 7 días, con 312 casos.

Noticias relacionadas

next
x