X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 1 de abril y se habla de benidorm TEMPE coronavirus inditex alicante SANIDAD

consecuencias del temporal

Los municipios reclaman ayudas para reparar playas y carreteras: Dénia necesita 2 millones

24/01/2017 - 

ALICANTE.  Los municipios han comenzado a evaluar los daños causados por el último temporal de lluvia, viento y nieve. La Diputación calcula que se vieron afectados unos 34 municipios. Uno de los más afectados ha sido Dénia, que en una primera valoración económica su ayuntamiento cuantifica en más de 2 millones de euros los daños ocasionados por el temporal de los pasados días en las playas de su término municipal. Los daños afectan principalmente al dominio público, en prácticamente un 90%, y a propiedades particulares, en un 10%.

Estas cifras del han sido hechas públicas este martes por el concejal de Medio Ambiente, Josep Crespo, quien junto a los concejales de Seguridad Ciudadana, Javier Scotto, y de Playas, Óscar Mengual, ha realizado un balance de las consecuencias del temporal de nieve, lluvia y mar en la ciudad, desde el 18 de enero hasta ayer lunes 23.

Según el informe emitido por el departamento de Medio Ambiente, que se trasladará tanto al Ministerio de Medio Ambiente como ala Agència Valenciana del Turisme, las principales consecuencias del temporal en las playas han sido pérdidas importantes de arena (especialmente en las playas de Deveses, Molins, Bovetes y Blay Beach) y del cordón dunar (sobre todo en Molins y Deveses); modificación del perfil de las playas, especialmente en Marines y tramo sur de Bovetes y Almadrava; acumulación de unas 400 toneladas de algas en las playas de la Marineta Cassiana, que hoy mismo están siendo retiradas,y en Molins; acumulación de cañas y restos de plástico arrastrados por el río Girona y depositados en la playa de la Almadrava (1.000 metros cúbicos); y daños en los lavapiés y estaciones de bombeo, así como en infraestructuras de juegos infantiles y deportivos en la playa y cartelería.

El coste de las actuaciones necesarias para limpiar, retirar residuos, restaurar dunas, reponer infraestructuras, reponerla arena perdida y reperfilar las playas supera los 2 millones de euros. Para la reparación de daños, el Ajuntament de Dénia solicitará obras de emergencia al Servicio Provincial de Costas de Alicante para realizar aportes de arena en Deveses, Bovetes, Molins y Blay Beach y comunicará los desperfectos de las redes de agua para lavapiés, en las infraestructuras lúdicas y en la carteleríaa la Agència Valenciana del Turisme.

Torrevieja seguirá los mismos pasos de Dénia tras evaluar los daños. Según el concejal de Playas, Javier Manzanares, el temporal ha causado "enormes daños”. Así, en la playa del Cura está destrozado el puesto de socorrismo, que se va a desmontar, y sobre todo “se ha vuelto al levar mucha arena, ha causado aún más daño que el que padecimos en diciembre”. En Cala Piteras -ha añadido- también ha enumerado "la rotura de una pasarela de madera y de papeleras, mientras que en Los Locos también se han roto dos pasarelas, una de ellas, la de acceso al paseo, se va a desmontar para intentar repararla y si noes posible se tendrá que rehacer". Con todo ello, se va a pasar un informe técnico con todos los daños, incluyendo material gráficoa la Dirección General de Costas con el fin de realizar una evaluación, cuantificar daños y actuar para volver a tener las playas en perfecto estado, según el edil.

Los alcaldes del interior

Por su parte, los alcaldes de los municipios de las comarcas de l'Alcoià y El Comtat afectados por el temporal de nieve, lluvia y viento de los últimos días han firmado una solicitud conjunta de reunión para ayudas a tres bandas con el Gobierno central, la Generalitat y la Diputación de Alicante.

La petición se ha producido tras una reunión mantenida este marets en Cocentaina, a la que ha asistido el subdirector de Emergencias y el director territorial de Presidencia de la Generalitat, Jorge Suárez y Esteban Vallejo, respectivamente.

La intención de los alcaldes es trasladar a las tres administraciones su preocupación por los daños ocasionados por el temporal, con la intención de obtener un firme compromiso de ayuda.

Las poblaciones representadas por sus alcaldes en el encuentro han sido las de Alcocer de Planes, Alcoy, Muro de Alcoi, Cocentaina, Benilloba, Banyeres de Mariola, Agres, Gaianes, Alfafara, L'Alqueria d'Asnar, Gorga, Benasau, L'Orxa, Alcoleja, Almudaina, Benimassot, Benillup, Planes y Penáguila.

La Diputación calcula que actualmente unos 34 municipios de la provincia están trabajando en la valoración de los daños ocasionados por los dos últimos episodios meteorológicos y una vez recabados, en el caso de las localidades más pequeñas con la asistencia técnica de la Diputación, se remitirán a la Subdelegación del Gobierno para optar a la línea de ayudas que el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar.

Algunos municipios del interior de la Marina Baixa también han solicitado la declaración de "zona catastrófica" para facilitar el acceso a las ayudas "tanto de las administraciones como de los particulares afectados". Los alcaldes han asegurado este martes que los destrozos causados "son millonarios" y que será necesaria la declaración de zona catastrófica para recibir ayudas supramunicipales y poder salir adelante.

El alcalde de Callosa d'En Sarrià, Josep Salval, ha cifrado en "cientos de millones de euros" el coste de las reparaciones y ha recordado que hay grandes embalses dañados, el 30% de los invernaderos están destrozados y el 70% de la cosecha del níspero afectada y buena parte de los cultivos de cítricos y aguacate, comprometidos. Además el 70% del sistema de regadío de Callosa está inutilizado.

La CV-70 que enlaza Benidorm con Alcoi sigue cortada en Benifato por desprendimientos y porque parte de la calzada ha cedido, también está cortada la carretera que une Callosa con Guadalest y multitud de caminos rurales.

Los pantanos, a tope

El temporal de nieve y lluvia de la última semana ha dejado los pantanos de Guadalest (Marina Baixa) y Beniarrés (El Comtat) prácticamente "a tope" de su capacidad, mientras que el de Amadorio (Marina Baixa) también se prevé que alcance esta situación en los próximos días.

Esta circunstancia ha obligado a abrir las compuertas de los dos primeros embalses para aliviar, ordenadamente, la capacidad ya que se prevé que el deshielo siga elevando las aportaciones en los próximos días.

Según el diputado provincial de Emergencias de Alicante, Jaume Lloret, el temporal ha colocado a la provincia "en una situación no vivida en muchos años, sin que casi se tenga constancia" histórica de tantas precipitaciones en tan pocos días.

Ha comentado que, en muchos municipios, "en dos días ha llovido lo que no había hecho en un año" y, como ejemplo, ha señalado que el río Algar (Marina Baixa) el caudal ha llegado a los 116 metros cúbicos por segundo (116.000 litros de agua), algo que ha contextualizado en la "excepcionalidad" del episodio meteorológico.

Aunque cree que el temporal ha beneficiado "en una provincia tan necesitada de agua" en muchas localidades, también ha admitido que en otras ha perjudicado por la intensidad de las precipitaciones.

Desde la Diputación se ha informado que la apertura de las compuertas en los pantanos es una situación relativamente habitual ("todos los años se hace en alguno") y que se hace por seguridad, para evitar que la lámina de agua rebase el muro.

Noticias relacionadas

next
x