X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el tribunal no atiende a las peticiones de los empresarios

Los hoteleros y el Imserso, condenados a entenderse

16/06/2019 - 

BENIDORM. Los hoteleros están recuperándose del varapalo que les ha dado el Tribunal Central de Recursos Contractuales declarando la legalidad de los pliegos del Imserso. Ambas partes están condenadas a entenderse. Por un lado, los hoteleros, que quieren mejorar las condiciones en las que prestan el servicio, y por otro, el gobierno central, que saca rendimiento político con este programa social.

Durante la VI Jornada de Turismo de Benidorm, los propios hoteleros sin saber aún cuál era la decisión del Tribunal, criticaban precisamente que no se tuviera en cuenta las peticiones del sector. Así, defendían que se estaba pensando más en quedar bien de "cara a la galería". Los usuarios, contentos de poder ir de viaje; los empleados, también por poder conservar su trabajo durante la temporada baja. 

La otra cara de la moneda es el del sector, que llegó a decir que no estaban para ser poco más que una ONG. Pero los empresarios no han tirado la toalla. Ahora, se sentarán a estudiar atentamente el dictamen de la jueza, para recurrir o no la decisión ante la Audiencia Nacional. 

El escrito judicial al que ha tenido acceso este diario sentencia que no se pueden admitir las peticiones de los empresarios. Es más, en cuestiones como la salida del programa de los hoteles de dos estrellas dicen ser legal: "El hecho de que en anteriores licitaciones hayan tenido cabida hoteles de dos estrellas no presupone el derecho adquirido de los titulares de dichos establecimientos hoteleros a participar en todas las licitaciones futuras, pues ello sería tanto como imponer al órgano de contratación una especie de inmutabilidad o petrificación del objeto del contrato".

Como este punto, han sido rechazadas todas y cada una de las alegaciones presentada por los hoteleros y que en su mayoría han sido en pro de la libertad de contratación y en favor del interés social, tal y como apuntan en varias ocasiones en el escrito.

De este modo, los empresarios se resignan a seguir batallando, si así lo acuerdan, o tomar medidas para el próximo invierno, ya que incluso se plantearon en su momento sacrificar esta temporada para mejorar sus condiciones. Entre otros asuntos, han criticado el precio por el que tienen que asumir el alojamiento de este programa social.  Pedían que el precio por persona y día se situara en torno a los 25 euros (actualmente está entre 22,10 y 22,50 euros) teniendo en cuenta todos los servicios que ofrecen.

Noticias relacionadas

next
x