X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Los factores de una crisis sin precedentes 

10/12/2019 - 

ALICANTE (EFE). El Hércules CF atraviesa el peor momento deportivo de su último medio siglo de existencia en puestos de descenso a Tercera División, cuyos dos últimos capítulos han sido la renuncia del director deportivo, Javier Portillo, y la destitución del técnico, Jesús Muñoz.

El equipo alicantino, que rozó el ascenso el pasado curso, esperaba esta campaña lograr el ascenso al fútbol profesional, pero apenas cuatro meses después su único reto es lograr la permanencia.

Los factores que han influido en el desplome de un equipo histórico son los siguientes:

1.- Pretemporada

El Hércules disputó en Ponferrada el 29 de junio su último partido (1-0). A la decepción de quedarse sin el ascenso se unió el cansancio psicológico y físico, por lo que el cuerpo técnico decidió retrasar el inicio de la pretemporada.

El grupo regresó el 18 de julio mientras el club asumía que podía llegar algo corto de forma al inicio de la Liga.

2.- Lesiones

El equipo arrancó con la base que peleó el ascenso, pero sufrió varias lesiones durante la pretemporada que impidieron al entonces entrenador, Lluís Planagumà, afinar el grupo. Benja, Alejandro Alfaro, uno de los fichajes estrella, o Carlos Martínez apenas participaron, mientras otros futbolistas llegaron en un bajo estado de forma.

3.- El peor comienzo

El Hércules arrancó la Liga con un empate en El Prat (1-1) que supo a poco. Nadie podía sospechar que ese punto sería lo mejor en un mes y medio terrorífico, en los que perdió los cinco siguientes partidos.

Así firmó su peor inicio de temporada en diecisiete campañas en Segunda B. La crisis se llevó por delante tras la cuarta jornada a Planagumà. En un año se pasó del mejor arranque de siempre al peor.

4.- Pobre rendimiento de los refuerzos

El Hércules fichó menos que en otras ocasiones porque Portillo, entendió que había una base sólida y que solo faltaban retoques. Se apostó por jugadores contrastados, como Alejandro Alfaro, Yeray González, Moha Traoré o Felipe Alfonso, pero el rendimiento de todos ellos ha sido decepcionante. De los refuerzos solo Borja Martínez ha mostrado su regularidad.

5- Fragilidad defensiva

El equipo cerró el pasado curso como el menos goleado de su grupo (24 tantos). Esta temporada, sin embargo, tardó nueve partidos en dejar su portería a cero y es el cuarto más goleado. A pesar de este dato, su portero titular, Ismael Falcón, ha sido en casi todos los partidos el más destacado.

6.- Eterno problema del gol

Un año más, el Hércules sufre una falta alarmante de gol. Benja y Jona han aportado muy poco y Carlos Martínez ha rendido por debajo de lo esperado. El equipo ha tenido rachas de buen juego en varios partidos, pero la falta de acierto le ha penalizado.

7.- Efecto efervescente en el banquillo

La llegada de Muñoz como relevo de Planagumà hizo reaccionar al equipo que encadenó dos victorias consecutivas y un empate. Parecía que lo peor había pasado, pero el Hércules volvió a desplomarse al perder en Castalia (1-0).

Actualmente suma ya seis partidos sin ganar y sus tres últimos encuentros a domicilio, en los que ha ofrecido una mala imagen, se han saldado con derrota.

8.- Falta de identidad

Otro de los problemas es la falta de estilo de juego. Con Planagumà había un patrón reconocible apoyado en la solidez defensiva, pero con Muñoz el equipo ha dado bandazos. Prueba de ello son las combinaciones realizadas por el entrenador en el centro del campo, donde ya ha probado prácticamente a todas las parejas posibles.

9.- Nervios y tensión

La situación deportiva ha afectado al rendimiento de una plantilla atenazada por los nervios. Esa tensión se pudo comprobar en la pelea entre Benja y Moha durante un entrenamiento.

Hundido en la zona de descenso, la relación con la afición tampoco vive su mejor momento, si bien la grada apunta a los culpables más arriba, hacia la dirección deportiva y el palco, en el año en el que Enrique Ortiz, máximo accionista individual de la entidad, conmemora su vigésimo aniversario al frente del club. 

10.- La marcha de Portillo y Muñoz

El último episodio de uno de los peores momentos de la historia del club ha sido la salida de Portillo y Muñoz tras la jornada 16 del campeonato. 

Noticias relacionadas

next
x