X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Elche, Hércules, Balonmano Benidorm y HLA Alicante reconocen que estudian esa posibilidad

Los ERTE llaman a la puerta del deporte alicantino

19/03/2020 - 

ALICANTE. El mundo del deporte no es ajeno en ningún aspecto a la crisis del coronavirus e igual que ocurre en otros sectores tampoco escapa a las consecuencias que en materia de empleo, por ejemplo, tiene la misma. 

La Unión Deportiva Las Palmas, cuyo primer equipo milita en la Segunda División A de fútbol español, anunciaba la semana pasada que, ante el parón indefinido de la competición y la consiguiente merma de ingresos, iba a recurrir a un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE). Se trata de un camino que ya se han visto obligados a tomar, por ejemplo, los clubes de baloncesto Levitec Huesca y B The Travel Brand Mallorca-Palma de LEB Oro o el Abanca Ademar de la Liga Asobal de balonmano. 

Una medida traumática que Elche, Hércules, Balonmano Benidorm y HLA Alicante, los cuatro clubes de fútbol, balonmano y baloncesto más representativos y con mayor presupuesto de la provincia de Alicante, no esconden desde hace días que estudian, aunque todos ellos puntualizan que no tienen aún una decisión tomada.

"Lo estamos estudiando"

El presidente del HLA Alicante, Toni Gallego, decía este jueves a Alicante Plaza que "se están valorando todas las opciones con los asesores laborales". En la misma línea se manifestaba Javier Abínzano, presidente del Benidorm: "Estamos estudiando todas las opciones, pero no se ha decidido nada todavía. De hacerlo, primero informaremos a nuestros jugadores y técnicos", señalaba a este medio el máximo mandatario del flamante subcampeón de Copa del Rey

Por lo que se refiere al Hércules, su director general, Carlos Parodi, precisamente señalaba a Alicante Plaza días atrás, al trasladarle el anuncio de Las Palmas que afectaba a un centenar de trabajadores, que "como cualquier otra empresa tenemos esa posibilidad" y ante las dudas que planean sobre la duración del parón en la competición "es obligado valorar también si debemos recurrir a esa medida".

Y en cuanto al Elche, Patricia Rodríguez, directora general de la entidad del Martínez Valero, reconocía a este medio, minutos después de participar por videoconferencia este jueves en una Asamblea General de carácter extraordinario de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que el asunto se había abordado en el transcurso de la misma, si bien rechazaba que haya nada decidido a nivel colectivo ni tampoco a nivel del Elche.

Ninguno de los anteriores quiso precisar a cuánto asciende el quebranto económico que han sufrido hasta la fecha a cuenta de la crisis del coronavirus y tampoco qué cálculos manejan de cara al futuro para el caso de que sus respectivas competiciones sigan paralizadas (en el caso del fútbol se habla abiertamente de la posibilidad de jugar en julio, mientras que la Asobal, por ejemplo, ampliaba el martes la suspensión de curso liguero a la jornada del 28 y 29 de marzo). Como contó Alicante Plaza el pasado lunes, la LFP tiene sobre la mesa, por ejemplo, un estudio en el que cifra en 678,4 millones la suma que dejarían de ingresar sus miembros de no volverse a jugar lo que resta de temporada.

1.022 ERTE en Alicante

Con el Real Decreto-ley con medidas extraordinarias para paliar el impacto del coronavirus aprobado por el gobierno esta semana se ha agilizado notablemente el proceso para la reducción temporal de plantillas en las empresas por culpa de la pandemia

Para empezar, ya no es necesaria una negociación previa con los sindicatos. Se recibe una respuesta afirmativa en la inmensa mayoría de los casos en una semana y los trabajadores afectados no han de realizar trámite alguno para pasar a percibir del Servicio Público de Empleo estatal o autonómico que corresponda un 70% del bruto contemplado en su nómina (con carácter general, pues depende del tamaño de la empresa, entre otros aspectos). La duración máxima del ERTE es de 90 días, pero prorrogables. De no haber prórroga, los trabajadores recuperan automáticamente su puesto de trabajo y además lo tienen garantizado durante los seis meses siguientes.

En la provincia de Alicante se habían tramitado este jueves un total de 1.022 ERTE, que afectan a 7.127 empleados.

Noticias relacionadas

next
x