X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

VI jornada de turismo de benidorm

Los empresarios lamentan la ausencia de una conselleria de Turismo en el nuevo Botànic

14/06/2019 - 

BENIDORM. Al final, ni en Benidorm ni en ningún sitio. La Comunitat Valenciana no tendrá, una legislatura más, una Conselleria de Turismo. Después de la firmad el pacto del Botànic este miércoles, quedaron claras las posiciones y un día después, los empresarios turísticos se reunían en la VI Jornada de Turismo, que sirvió para reivindicar este departamento que sigue quedándose en promesa electoral. El propio José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, lo remarcó durante su intervención en la primera mesa de la jornada.

"Todos hubiéramos deseado una Conselleria de Turismo ayer", lamentaba durante su ponencia justo en el momento en el que ensalzaba la importancia del sector para la economía valenciana y española: "Nos deberían de permitir una llamada de atención para que esté el turismo en la primera línea de política". Todo ello con el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, presente en la sala. Al mismo tiempo indicaba que el problema de España está en la gestión de su oferta para seleccionar mejor su demanda. 

En el ánimo de dar la importancia que creen que tiene esta industria, Zoreda destacó que por cada 100 euros generados por al actividad turística, 25 euros se crean en sectores indirectos. A continuación, explicó que lo importante no es conocer el número de viajeros que acoge un destino, sino saber el gasto medio que realizan. De este modo, detalló que en los primeros cuatro meses de 2019 ha crecido un 0,4 %, según los datos del Banco de España, pero ello supone una "desaceleración" puesto que el año pasado se cerró con un aumento del 2,5 % y la estimación para este apunta a un 1,6 %. 

En el repaso de la situación actual del turismo, Zoreda reclamó un cambio en el Imserso, que a su parecer no estaría "ajustado" a la realidad actual. Hay que recordar que las empresas hoteleras han recurrido el pliego para este año y ahora mismo está paralizado el proceso.

La jornada, celebrada en Terra Mítica y organizada por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Cámara Alicante, CEV Alicante, la patronal hotelera Hosbec y otras entidades empresariales, contó también con la intervención del director general de Turisme Valencia, Antonio Bernabé, que fue uno de los firmes defensores de la colaboración público-privada para desarrollar un turismo que se vaya actualizando con el paso del tiempo.

Bernabé reseñó que la mejora de la conectividad en València haya supuesto el crecimiento del turismo en la ciudad. Una conectividad que además estuvo presente en la jornada con un stand para apoyar el corredor del Meditarráneo. 

De igual forma, destacó que aún no se ha llegado a "los límites de la turismofobia" como en el caso de Barcelona o Ámsterdam, pero sí que habría que estar en alerta con esta situación, en la que relacionó la "presión del crecimiento exponencial de las viviendas turísticas" por lo que indicó que se están tomando medidas que darán sus frutos en un futuro. Además, abogó por gestionar el turismo trabajando por reducir el impacto en el cambio climático.

Tras analizar la situación del turismo valenciano y nacional, fue el momento de Carmen Riu, la consejera delegada del Grupo Riu, con cerca de 100 hoteles por todo el mundo. La empresaria explicó su caso de éxito a nivel internacional y cómo llegó a conseguirlo. Así, explicó que uno de los hitos más importantes fue la unión con TUI, que les instaló una filosofía laboral muy alemana y con una proyección importante más allá de las fronteras españolas. 

Entre otras cuestiones, indicó que la idea que tiene instaurada la compañía ahora es unir sus hoteles en uno. La intención es que en un establecimiento más grande, se pueden dar muchos más servicios. Para ello, puso el ejemplo de tener cuatro restaurantes tematizados, que en caso de ser más pequeño, no sería rentable y se tendrían que conformar con uno y con menos variedad que pueda atraer a los clientes.

"Cuando tenemos un hotel que funciona, lo primero que hacemos es comprar el segundo", dijo Riu, manifestando que es por ejemplo lo que van a hacer en Zanzíbar.

La cultura y la gastronomía, dos puntas de lanza

Tras el caso de éxito de una cadena hotelera, la jornada siguió con otros relacionados con el turismo pero sin estar directamente en el sector, como es el caso de Vicent Grimalt, administrador único de Ale-hop, Patricia Quesada, directora general de Euromarina, Mª José San Román, chef y propietaria restaurante Monastrell. Grimalt dijo llevar "50 años viviendo del turismo". 

Por su parte, San Román señaló que la gastronomía se ha convertido en una de las patas del turismo en la provincia de Alicante: "Hay un turismo gastronómico evidente, que nos anima a seguir vivos". "Creo que nos falta un plan estratégico, para saber qué queremos ser. Hay demasiadas promesas. Las elecciones parece que hacen que al cambiar de partido, se cambia todo lo anterior. Yo me canso de esperar... Queremos un poco de unidad, y que nos escuchen, que pregunten qué quiere el sector", reclamó San Román. Mientras que Quesada mencionó la importancia de promocionar más el patrimonio histórico de la provincia para complementar el turismo de "sol y playa".



Noticias relacionadas

next