X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

cada una con un capital inicial de 468.000 euros

Los dueños de la ilicitana Marian Shoes siguen diversificando su negocio y crean tres promotoras

29/04/2019 - 

ALICANTE. Los propietarios de la veterana compañía ilicitana de calzado Marian, más conocida comercialmente como Marian Woman Shoes, con 40 años de trayectoria según el registro —y alguno más según la marca—, siguen diversificando su negociado en el sector inmobiliario, en el que ya tenían presencia. Sólo que esta vez apuestan más decididamente por él. La segunda generación que se ha hecho cargo de la empresa, los hermanos Antón Espinosa, han creado cada uno una promotora con un capital inicial de 468.000 euros.

Calzados Marian inició su andadura en 1974 en un taller, a cargo de su fundador, Tomás Antón. Hoy son sus hijos quienes llevan las riendas de la compañía, una empresa moderna de su tiempo y que luce con orgullo calzado fabricado en España. Ahora se trata de una firma con presencia en los principales escaparates nacionales e internacionales y ha aumentado su presencia en más de 30 países. Controlan todo el proceso de producción: diseño, patronaje, selección de materias, hormas... El buen estado de salud de la marca ha hecho que la segunda generación, los hermanos Antón Espinosa, hayan creado una promotora cada uno. Cuando inició el fundador la empresa familiar, en 1974, fabricaba unos 40.000 pares al año. Hoy son más de cien en la empresa y se acercan a los 300.000 pares al año

Una promotora propia de cada hijo

Así pues, con el devenir de la compañía, los tres hijos han invertido exactamente el mismo capital para sus empresas en el sector del ladrillo, 468.000 euros, sabedores del auge del sector en la ciudad. María José Antón Espinosa, actual administradora de Marian Shoes, ha creado una SL llamada Airam Todra, y estará dedicada a la compraventa de toda clase de fincas, terrenos e inmuebles; a la promoción y construcción de edificios urbanos, industriales, turísticos o de otra clase, ya sea para su explotación mediante arrendamiento no financiero o para su venta posterior, en su totalidad o por departamentos de conformidad. Además, también posee otras compañías. Está en la dirección de otra empresa de construcción, Bambino Hoya, creada por su padre Tomás Antón Tremiño —el fundador de Marian—, y en la que está toda la familia, tanto la mujer de Tomás Antón como los tres hijos. María José también posee en el sector del ladrillo Promociones Tantem y la zapatera Renatta Jop Zapatos en la que están los tres hermanos. 

La creada por Pedro Luis Antón Espinosa es Pedanes Carmas, con 468.000 euros, aunque eso sí, no tiene registradas compañías propias. Sí que está en el consejo de administración en Bambino Hoya, donde están todos, y también en la mencionada Renatta Jop Zapatos, además de la empresa raíz, Calzados Marian. Y lo mismo ocurre con el tercer hermano, Gaspar Antón Espinosa. Su promotora se llama Anesga Hoya, tiene el mismo fin que las de sus hermanos, y tampoco tiene ninguna sociedad registrada a su nombre, pero como su hermano, participa en el consejo de administración de la promotora familiar Bambino Hoya y la la zapatera Renatta Jop.

Noticias relacionadas

next
x