Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

hay 158 casos activos y la incidencia alcanza los 1.560 positivos por cada 100.000 habitantes

Los contagios se multiplican en Castalla pese al confinamiento perimetral por el coronavirus

13/01/2021 - 

CASTALLA. Los contagios siguen sumando en Castalla a pesar del confinamiento perimetral. El Ayuntamiento de Castalla ha superado la primera semana de confinamiento perimetral decretado por la Generalitat Valenciana el día 7 de enero. En la localidad hay actualmente 158 casos activos de covid-19, es decir 54 más que hace una semana cuando había 104, y la incidencia acumulada alcanza los 1.560 positivos por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos facilitados por la Conselleria de Sanitat, publicados el martes 12 de enero. 

El alcalde de Castalla, Antonio Bernabeu, ha asegurado que "multiplicamos por varias veces los indicadores razonables de incidencia acumulada, situados en 250 casos, lo que nos da una idea del alarmante grado de contagios que tenemos en nuestro pueblo". En este sentido, el primer edil ha asegurado que la decisión de confinar perimetralmente el municipio fue adoptada por la Generalitat después de "mucha reflexión por parte de las autoridades sanitarias, con el objetivo de proteger la salud de todos los ciudadanos de Castalla".

Con estas "más que alarmantes cifras", según expresan en un comunicado, el alcalde destaca "la necesidad de reducir al mínimo cualquier movimiento salvo que sea imprescindible, por lo que ruego a los castelluts que hagan el sacrificio de confinarse en casa", y ha reiterado la necesidad de cumplir de manera estricta las medidas sanitarias para tratar de atajar la propagación de la pandemia.

Por su parte, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, de manera coordinada entre la Policía Local, la Policía Autonómica y la Guardia Civil, han cortado con vallas y sacas de arena las carreteras, vías y caminos de acceso al término municipal con el fin de mantener de la mejor manera posible el confinamiento decretado. Cada día, entre las 6 y las 22 horas, los agentes realizan cerca de 300 identificaciones en los dos únicos puntos de acceso verificados al término municipal: por la CV 8152, en la entrada por la avenida de Ibi desde Onil, y por la CV 8152, en la entrada de acceso a la autovía de Alicante por la rotonda de la gasolinera nueva.

De 30.000 a 600.000 euros de multa para infractores

La policía ha impuesto varias denuncias a vehículos que han intentado modificar la señalización sin permiso y acceder a la población por lugares no autorizados, saltándose por lo tanto las medidas de confinamiento establecidas. Desde la Policía Local llaman a la máxima colaboración ciudadana, la comprensión de las medidas y la paciencia en su aplicación y advierten de que "no nos va a temblar el pulso a la hora de imponer las sanciones correspondientes", ha indicado el intendente, Juan Carlos Mota. Recuerdan que las cuantías de las infracciones relacionadas con la covid-19 pueden llegar a los 30.000 euros y las muy graves hasta 60.000 euros; si el denunciado lo fuese por reiteración de multas, estas podrían alcanzar los 300.000 y 600.000 euros respectivamente.

Antonio Bernabeu también se ha acordado del sector de la hostelería y la restauración, "un sector que está pasando un duro momento y que se ha visto obligado a cerrar sus establecimientos debido al confinamiento perimetral. En el ayuntamiento somos conscientes de las dificultades que están pasando y lo lamentamos. Debemos reducir los contagios también por ellos y por todos los negocios que se han visto afectados
por esta pandemia".

El temporal aumenta las dificultades

Por último, el alcalde castellut se ha referido al paso por la ciudad del temporal de frío y nieve ‘Filomena’, que ha coincidido con la puesta en marcha de la batería de medidas relativas al confinamiento perimetral. Bernabeu ha explicado que "el temporal
ha sumado un grado de complicación a la aplicación de las medidas, sobre todo por las condiciones extremas de temperatura que han tenido que soportar los agentes en los controles de acceso".

En esta línea, las temperaturas obligaron al equipo de gobierno a suspender la clase en los centros educativos de Castalla los días 7 y 8 de enero. Incluso se detectaron casos de gente que se acercó al paraje de ‘Xorret de Catí’ para disfrutar de la nieve y atravesó vías cortadas para acceder al término municipal de Castalla, lo que llevó a la Alcaldía a restringir junto al Ayuntamiento de Petrel el acceso a Catí desde este
municipio. "Todos debemos ser conscientes de la realidad en la que vivimos y actuar con la máxima prudencia en todos los ámbitos para acabar con el virus", ha finalizado el alcalde.

Noticias relacionadas

next
x