Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la mayoría de propietarios mantiene el cobro pero lo pasa a julio

Los centros comerciales aplazan el alquiler de abril mientras abren a medio gas por la alimentación

4/04/2020 - 

ALICANTE. Los grandes centros comerciales de la provincia de Alicante también se han tenido que adaptar a las circunstancias impuestas por el decreto del estado de alarma por parte del Gobierno para frenar la expansión del coronavirus. Con los establecimientos de moda, calzado, complementos, tecnología, ocio y hostelería cerrados desde mitad de marzo, los centros tienen sin embargo que permanecer abiertos porque la mayoría cuenta entre sus inquilinos con alguna gran cadena de alimentación: Mercadona, Carrefour, Eroski o Alcampo.

Así, la mayoría de propietarios de centros comerciales en la provincia ha optado por aplazar el pago del alquiler del mes de abril a los comercios que están cerrados, en principio hasta el próximo julio. Sobre el mes de mayo, según las fuentes consultadas, se tomará la decisión más adelante, en función de cómo evolucione el confinamiento y cuándo puedan volver a abrir los comercios. En todo caso, se prevé que la afección sobre la afluencia a los centros comerciales se prolongue más allá de abril, por lo que muchos propietarios asumen que deberán aplazar hasta julio más de un mes, según las mismas fuentes.


Es el caso de la socimi LAR España, que posee en la provincia los centros comerciales Parque Vistahermosa, en Alicante, y Portal de la Marina, en Ondara. LAR está comunicando a los inquilinos de sus centros que, en caso de que lo soliciten, permitirá aplazar a julio el pago del alquiler de este mes. La socimi no contempla por el momento eximir del pago, ya que los centros siguen abiertos y, por tanto, hay que afrontar el coste de la vigilancia, limpieza y mantenimiento.

La misma solución, previsiblemente, tomará el centro comercial Plaza Mar 2, también en la capital alicantina, propiedad de LSGI España. De momento no hay nada en firme, según las fuentes consultadas, pero la empresa asume que deberá aplazar el cobro de varios meses, al considerar que la recuperación del retail será lenta. De momento siguen operando el hipermercado Alcampo y una farmacia, y como el resto sostienen los servicios de limpieza, seguridad y mantenimiento. 

Medidas similares estudian otros centros comerciales de la provincia como l'Aljub, en Elche, donde como ya ha contado este diario apenas están abiertos los establecimientos que venden productos considerados esenciales: el hipermercado Eroski, una farmacia y la gasolinera. El cierre casi total del centro, que como el resto se ha adaptado para permitir a los escasos visitantes cumplir con la distancia social, ha llegado justo cuando sus propietarios estaban acometiendo una reforma y amplicación de la galería comercial.

Habaneras condona el mes de abril

Un paso más allá ha ido, y de momento es el único, el fondo sudafricano Vukile, propietario a través de la socimi Castellana Properties del centro comercial Habaneras de Torrevieja. La socimi, dueña de 16 centros comerciales en toda España, ha remitido una carta a sus inquilinos que han tenido que cerrar por el confinamiento para informarles de que les condona el alquiler de este mes. Eso sí, tendrán que contribuir en los gastos comunes de limpieza, mantenimiento y seguridad, porque los complejos siguen abiertos.

Al margen de permitir operar a los comercios de productos esenciales, el mantenimiento de la actividad en los centros comerciales permitirá a los complejos volver a la actividad normal de forma gradual, una vez que se supere la crisis, con mayor facilidad que si se cerrase completamente durante el estado de alarma, según fuentes del sector. De ahí que, con pocas revisiones a la baja, se estén manteniendo los servicios comunes a los inqulinos.

Noticias relacionadas

next
x