Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

decisión comercial para gestionar cada producto de forma diferenciada

Levantina 'despieza' su negocio en tres empresas independientes: mármol, granite y techlam

2/12/2020 - 

ALICANTE. El 'gigante' de la piedra natural alicantino, Grupo Levantina, sigue buscando dar con la tecla que permita relanzar el negocio, tras sufrir en los últimos años una brusca caída de la demanda por los cambios en el mercado y el apalancamiento de algunos de sus destinos clásicos como China o Latinoamérica. La firma, que ha llevado a cabo operaciones corporativas de envergadura en los últimos años (como un drástico deterioro de activos y una operación acordeón para tapar pérdidas) y varios ERE, busca ahora un reposicionamiento comercial con una reordenación de sus empresas.

Para ello, el grupo va a escindir la firma Levantina y Asociados de Minerales, dedicada a la transformación y comercialización de la piedra natural (la cantera la explota Levantina de Recursos Mineros), en tres nuevas empresas, una para cada rama del negocio: Levantina Techlam, que comercializará específicamente este material porcelánico patentado por la empresa; LevGranite, que hará lo propio con el granito; y Levantina Mármol, que mantendrá la gestión del producto estrella de la empresa.

La escisión, que se aprobó hace una semana y se ha anunciado este martes en el Boletín Oficial del Registro Mercantil, se llevará a cabo mediante el traspaso de cada unidad de negocio específica a las empresas de nueva creación, con sus correspondientes instalaciones, recursos materiales y plantilla. Las firmas de nueva creación, cada una con un CIF y un CCC (el código de cotización a la Seguridad Social) propio, se subrogan los derechos y obligaciones de los trabajadores que asuman. Por su parte, Levantina y Asociados de Minerales mantendrá la administración de las tres nuevas empresas, de las que será accionista único.

La escisión, que entrará en vigor en enero si se cumplen los plazos previstos por la empresa (desde el anuncio oficial, hay que esperar un mes), tiene el objetivo de mejorar el posicionamiento de la empresa en los mercados, y potenciar cada una de sus marcas por sí misma. El movimiento corporativo, de esta forma, persigue potenciar la gestión de forma independiente de cada uno de los productos, algo que Levantina considera que contribuirá a su proyección. No obstante, las nuevas empresas mantendrán la marca 'madre'.

Showroom de Levantina en València, en una imagen de archivo. Foto: AP

Por otra parte, más allá de la estrategia comercial, la escisión de Levantina y Asociados de Minerales en tres empresas diferentes y que operarán de forma independiente (con cuenta de resultados y balance propios) facilitará también que las diferentes líneas de negocio del grupo no se vean arrastradas por el comportamiento del resto. En este sentido, cabe recordar que es el mármol el producto que ha lastrado las cuentas del grupo en los últimos ejercicios, con la crisis de demanda.

Los sindicatos, que conocieron los planes de la empresa de primera mano en una reunión celebrada a tal efecto este martes, se muestran cautos por ahora respecto al alcance de la medida. No obstante, temen que la escisión complique las labores de negociación en un contexto en el que la empresa ha llevado a cabo varias regulaciones de empleo: dos ERE (en 2019 y 2020) y un ERTE como consecuencia de la pandemia. De hecho, a finales de enero hay que estudiar la posible prórroga del expediente temporal, con lo que las mesas de negociación se multiplicarán al tratarse ya de cuatro empresas para entonces.

Tras los diversos expedientes de regulación de empleo, el grupo cuenta con una plantilla de 800 empleados. En 2019, como avanzó Alicante Plaza, el resultado de explotación volvió a empeorar después de que las ventas de mármol Crema Marfil retrocedieran otros 34 millones, según las cifras ofrecidas a los sindicatos en febrero, y las pérdidas operativas superaron los 20 millones de euros. El resultado después de impuestos, con todo, aún no se conoce. El año anterior, Levantina facturó 155 millones y perdió 25. En octubre de 2019, hace un año, el grupo (propiedad del fondo de inversión británico Bybrook) fichó al 'ex Natra' Juan Dionis Trenor como CEO para intentar relanzar la empresa.

Noticias relacionadas

next
x