Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

presupuestos de la conselleria 

Las grandes obras de Sanidad en Alicante también se reprograman para 2021 y 2022

6/11/2019 - 

ALICANTE. Al igual que sucede con el proyecto de la Ciudad de la Justicia de Alicante, cuyo grueso de la ejecución de las obras será dentro de dos años, las grandes inversiones de Sanidad correrán el mismo camino: de acuerdo con el calendario de inversiones presentado este martes por la consellera de Sanidad, Ana Barceló, dentro del presupuesto de su departamento, sólo la ampliación del centro de salud y del Hospital de San Joan d'Alacant, la reforma del edificio de la calle Gerona y los hospitales de Elche, Alcoy y Orihuela recibirán más de un millón de euros en 2020. La finalización de los proyectos mencionados o el inicio de otros nuevos, con aportaciones superiores al millón, se posponen a los ejercicios 2021 y 2022.

Esto es lo que sucederá con los tres centros de salud proyectados en la ciudad de Alicante -PAU2, Garbinet y Condomina-, que recibirán 150.000 euros en 2020, las obras, valoradas en cada uno de ellos de más de dos millones de euros, pasan a los años siguientes; lo mismo sucederá con el ambulatorio Virgen de la Cabeza de Elda, que tendrá 600.000 euros para 2020 y 1,3 millones para 2021; Rincón de L'Oix de Benidorm, 160.000 euros el próximo año, 1,5 millones en 2021; los ambulatorios de Redován, Petrer y Castalla verá un inversión más importante también en 2021 y 2022, al igual que Altabix de Elche, con 2,4 millones para dentro de dos años. 

En cuanto a los hospitales de la provincia de Alicante, ocurre un patrón similar. Las principales inversiones las acaparan el hospital de Elche, con 2,4 millones en 2020, aunque quedarán pospuestos otros 6 millones para 2021 y 2022; la reforma del centro sanitario de Alcoy acaba en 2020 con una aportación de 1,2 millones; para el hospital de la Marina Baixa, en La Vila, hay presupuestados para el próximo ejercicio 1,7 millones de euros, pero se reprograman otros 8,5 millones para años sucesivos; en Sant Joan, se destinan ahora 1,5 millones y se posponen otros 1,5 millones para finalizar la obra; y la reforma del General de Alicante costará 6 millones, de los que se destinarán 2,5 en 2020; 2,4 en 2021 y 1,1 en 2021. Por último, el Hospital de Orihuela recibirá 1,2 millones en 2020 y otros seis millones en años posteriores. 

En total, Sanidad destinará unos 103 millones a la mejora de las infraestructuras sanitarias, entre los que destaca el nuevo centro de Ontinyent, con una inversión de 9 millones de euros.

El proyecto total de presupuesto de Sanidad asciende a 6.765 millones, "el mayor de su historia", con un aumento del 1,9% respecto a 2019 y hasta el 40% del conjunto de partidas de la Generalitat.

La asistencia concentra 5.037 millones para consolidar las 307 plazas de Atención Primaria y dar un "impulso decidido" a salud mental y daño cerebral adquirido (DCA) con trabajadores y programas específicos. Sanidad también quiere ampliar la atención domiciliaria e introducir progresivamente la cirugía menor en centros de salud.

Dentro de los planes de legislatura está la actualización de la estrategia del Alzhéimer, la del cáncer, los programas de donación y trasplante de órganos y la puesta en marcha del banco de córneas, junto al plan de atención a la epilepsia, la renovación de la estrategia de cronicidad y la atención al paciente terminal. Y en Urgencias, un plan de mejora para una "cadena única".

Paralelamente, 286,48 millones irán a terapias respiratorias domiciliarias, hemodiálisis ambulatoria, tratamientos oncológicos y transporte sanitario. El de personal residente cuenta con 133,1 millones para la formación de los MIR, tras la convocatoria de nuevas plazas. Y el de salud mental con 83,7 millones para mantener el personal de hospitales de atención a crónicos.

Uno de los principales anuncios es el programa de reducción de la demora que se presentará antes de final de año, con 16 millones para autoconciertos, 14 para un plan de choque y 5,2 para contratar 128 trabajadores que permitan optimizar el rendimiento de los quirófanos. Ante el "déficit" actual, la Conselleria trabaja en una "mejora constante" de la mano de los profesionales.

Más personal y adelante con la reversión de Torrevieja

La Conselleria de Sanidad destinará 35,2 millones de euros en 2020 a reducir la lista de espera en todos los niveles asistenciales, con la contratación de 128 trabajadores para optimizar el rendimiento de los quirófanos, y aumentará un 21,6% la inversión en innovación para contratar nuevos investigadores y combatir la temporalidad y falta de estabilidad que padecen.

Para el próximo año también está prevista "la mayor oferta de empleo" de la sanidad valenciana, ya prevista con la acumulación de oposiciones de los últimos años, a la espera de la convocatoria de la OPE de 2020. La dotación para personal aumenta un 6% hasta 2.888 millones, con el compromiso de reconocer la carrera profesional de los interinos.

La reversión del departamento de Dénia "sigue entre los objetivos aunque lleva su tiempo", como ha subrayado la consellera, Ana Barceló, en la presentación de las cuentas en Les Corts ante las críticas de la oposición. Aunque no ha aludido a este proyecto en su intervención, ha garantizado que la Generalitat dará cuenta del proceso una vez está cerrado. Como anunciara en Alicante Plaza, se ha comprometido a que la reversión del de Torrevieja arrancará cuando finalice la concesión en octubre de 2021 -con el decreto cerrado un año antes para dar aviso a la empresa de que no continuará la gestión privada- y a que el convenio colectivo del Hospital de La Ribera, en Alzira, "se negociará de acuerdo a la legalidad" tras la reversión del año pasado. 

Estrategia de investigación a largo plazo

En investigación, la conselleria quiere una estrategia a largo plazo por su papel "imprescindible para adaptar la sanidad al futuro", con 27,4 millones en 2020 (+21,6%): 6,6 para impulsar las fundaciones e institutos y dos en contratación de investigadores con el plan 'GenT'. También está en marcha un nuevo estatuto del personal investigador, para combatir la temporalidad y la falta de estabilidad, y mejoras en equipamientos como los de deterioro neurocognitivo (2,1 millones) o cáncer, diabetes y enfermedades cardiovasculares (1,7).

Por otro lado, Sanidad ultima el decreto de central de compras para lograr un ahorro económico y burocrático de hasta el 20%, con el objetivo de alcanzar un volumen del 80% de compras centralizadas en 2023.

Ante las críticas de la oposición, la titular de Sanidad (PSPV) ha hecho hincapié en que los presupuestos "no son ficticios" y en que están "al día con el pago de las facturas que presentan las farmacias" -el programa para 2020 está "blindado" con 1.239,4 millone--.

Por su parte, el PP, a través de su portavoz, José Juan Zaplana, ha denunciado la falta de conductores, el aumento "de cuatro a 12 asesores que costarán medio millón" o la falta de datos de listas de espera. Zaplana también ha denunciado la pésima ejecución presupuestaria del departamento, pues de los proyectos de inversión que ahora se incluyen se arrastran de años anteriores. Por su parte, Ciudadanos ha exigido que Sanidad asuma la reversión de las resonancias magnéticas, un año después de la finalización del contrato, y Vox ha lamentado la "fuga de 3.000 a 4.000 jóvenes sanitarios todos los años".

Noticias relacionadas

next
x